Revista Salud y Bienestar

La gente mayor conviviendo con la realidad virtual

Por Cristina @CrissMartnez
La gente mayor conviviendo con la realidad virtualNo es solo cosa de la leyenda popular el hecho de que la gente, comúnmente llamada “gente mayor”, suele ser reacia a las nuevas tecnologías. La educación que la mayoría de personas de esa edad ha tenido no ha estado compuesta, mayormente, por una gran exigencia en la escritura y lectura, por lo que muchas de estas personas que tras los estudios no entraron a trabajar a una empresa o a estudios superiores (cosa muy común) ha ido perdiendo esa fluidez, tanto en la lectura como en la escritura, cosa que ha hecho que encuentren las nuevas tecnologías un duro paso en sus vidas que no creen necesario dar, porque si algún aspecto no se comprende es necesario consultar las instrucciones, pero las nuevas tecnologías son complejas, por lo que sus instrucciones también lo son, y en mi opinión, la razón principal por la que una persona mayor no desea introducirse en el mundo de la tecnología actual es evitar el mal trago de no entender un aspecto y verse obligado a entenderlo, aunque eso no sea necesario para seguir siendo feliz.A parte de lo que son los ordenadores de mesa comunes que todo nieto y/o hijo tiene en casa y que siempre ha intentado enseñar a sus abuelos o padres, respectivamente, existe una tecnología, cada vez más común en la sociedad actual. Esta nueva tecnología se trata de la realidad virtual.Cuando pensamos en “realidad virtual” lo primero que se nos pasa por la mente son los videojuegos ya que, a través de ellos, nos “transportamos” a otro mundo en el que nosotros somos los dueños de nuestros actos y de lo que pasa en nuestro alrededor, pero la realidad virtual también se puede entender como aquello que podemos tocar y sentir pero que, por decirlo de una manera entendedora, no ha nacido.La gente mayor conviviendo con la realidad virtualEn 2003 se creó, en Japón, el primer robot/mascota terapéutico con el objetivo de ayudar a las personas de cierta edad que, por razones varias, se sientan solas. Este robot se llama PARO y ha ido evolucionando hasta en punto que reconocer el estado de ánimo de su “amo” y adaptarse a él, fortaleciendo la alegría del momento o bien intentando animar a su “nuevo amigo”, sobre todo a esas personas que, aparte de sentirse solas, han sufrido una merma en sus capacidades cognitivas. Este robot está siendo cada vez más usado en hospitales y geriátricos, sobretodo en Japón. El inconveniente principal que tiene el uso de dicho robot es su precio ya que está dotado de decenas de sensores que le permiten reaccionar a los estímulos humanos por lo que su precio tiende a ser elevado. Shibata, el creador de PARO, tras ver su gran éxito en geriátricos dijo: "Encontramos que los residentes en los hogares para mayores, no solo se calmaron y disfrutaron de Paro, sino que se abrieron a la conversación y se contaron mutuamente de todas aquellas mascotas que alguna vez tuvieron, y sus niveles de stress bajaron."El problema que tiene PARO que no tienen otros robots menos sofisticados, es que PARO no es independiente, es decir, funciona a baterías, y las baterías, al cabo de ‘x’ tiempo se agotan y tienen que recargarse, y al no ser, tal y como he dicho antes, independiente, obliga al dueño del robot a estar pendiente del estado de la batería y, en el caso de ser necesario, conectarlo a la electricidad.Ciertos robots como, por ejemplo, los robots de limpieza del hogar están dotados de un sistema que detecta cuando tiene batería baja y se conecta solo al cargador yendo hasta dónde esté el mismo, y se está ahí hasta que, o bien el usuario lo reclame o bien esté del todo cargado.La gente mayor conviviendo con la realidad virtual
La mejora que se le propone principalmente para el robot es que se le incorpore un sistema de movilidad, ya sean unas “patas” o unas ruedas en la parte inferior que le permitan desplazarse hasta la zona de carga de batería o hasta su amo si éste lo ve pertinente.  El mundo de la tecnología actual está en constante cambio ya que el software de los distintos sistemas se actualizan cada poco tiempo por lo que el software del robot se podría quedar desfasado al poco tiempo de su adquisición. Dado esto, sería importante dotar al robot de una pequeña tarjeta wifi o tecnología GPS que le permitiese conectarse a los servidores de la empresa creadora y actualizarse solo.La gente mayor conviviendo con la realidad virtualComo el robot tiene como objetivo principal ayudar a la convivencia a su “amo”, ya sea cambiándole el ánimo o distrayéndole, también es importante que sea consciente de las constantes vitales y de la salud de su amo ya que, mayormente, es un robot dirigido a las personas de la tercera edad. Con tal que el robot sea lo más eficiente posible en cuanto a la reacción de cara al malestar de su dueño, resulta vital que el amo del robot está dotado de una pulsera que lleve a cabo un estudio del pulso, para así, en caso de anomalía, se dé un aviso inmediato a los servicios de urgencias.
Uno de los objetivos principales de este artículo o propuesta es dar a conocer los distintos robots de realidad virtual que existen. Actualmente son muy pocos los que realmente ayudan a las personas mayores en su convivencia, pero gracias a PARO y a los próximos robots que se irán inventando en un futuro no muy lejano, hace probable que se llegue a conseguir una mascota virtual que llegue a ser fiel, sensible y casi, como una mascota real.Para más información sobre PARO: http://www.parorobots.com/ (web en inglés).

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Dossier Paperblog