Revista Cultura y Ocio

La Guerra de Yom Kipur: Una nueva guerra entre vecinos

Por Joaquintoledo

Escrito porJoaquín Toledo, especialista en historia del mundo, historia antigua y  con amplia experiencia en investigaciones sobre conflictos bélicos.

Desde su creación en 1948 el joven estado de Israel tuvo que enfrentar el desdén de sus vecinos musulmanes. Este desprecio hacia lo judío y la desafortunada creación de su país en una tierra rodeada por seres de otra religión, generó, como era de esperarse, guerras. Y es que las riñas entre musulmanes y judíos tenían una profunda causa en el pasado. Era una carga cultural y religiosa que en el siglo XX  tendría un trasfondo político y un ingrediente económico.

El primer enfrentamiento fue la guerra de 1948, luego la Guerra de Suez en 1956, y la Guerra de los Seis Días en 1967, eso quiere decir una guerra por década, un desastre, donde la población civil siempre era la más perjudicada. En esta última guerra a propósito, Israel había conseguido tomar la península del Sinaí y la Franja de Gaza de Egipto, así como los Altos del Golán de Siria,  Cisjordania y Jerusalén oriental a Jordania. La ONU intentó intervenir exigiendo a Israel que devuelva los territorios ocupados, además de que los musulmanes reconozcan el nuevo estado. Pero ni uno ni otro hicieron caso. Hubo intentos como el del reemplazo de Nasser, el presidente de Egipto Anwar el-Sadat, pero Israel que contaba con el apoyo de Estados Unidos se negó rotundamente.

La otra potencia del momento, la URSS, en cambio, apoyaba a Egipto y lo rearmó con  piezas  militar más modernas aunque no en grandes cantidades. Siria compartía el anhelo de vengarse de Israel. De todas maneras, habiendo ganado o perdido la guerra, los musulmanes tenían pensado hasta ese momento no reconocer al estado de Israel. Siria era más armada en aquel momento y los soviéticos le proporcionaron misiles Sam y aviones Mig-21; el 12 de junio de 1973 en una visita Sadat acordó con el presidente sirio, Assad, el ataque. La operación se denominó Badr o luna llena en buen castellano. Los musulmanes querían revancha. El 13 de septiembre ocurrió otro incidente, pues trece aviones sirios fueron derribados en el Mediterráneo por Israel, según este país porque realizarían un ataque. Esto aceleró los planes.

El estallido de la cuarta guerra

Estratégicamente, se eligió el 6 de octubre (de 1973) para el ataque, pues se celebraba la fiesta judía del Yom Kippur. Eso quería decir que la mayoría de la población estaría ayunando, en sinagogas y muchos militares aquel día simplemente no ejercerían su función. Esto último había sido cancelado pues el estado mayor israelí  habían renunciando a sus tradiciones para estar atentos ante un eventual ataque. A las 2 de la tarde los mig-17 sirios se lanzaron sobre Israel en la zona de los Altos del Golán, allí destrozaron algunos blindados y ocasionaron bajas. En Kuneitra los sirios utilizaron artillería para acabar con algunos tanques de Israel, para así poder liberar de dicha carga a los suyos. Tuvo éxito y se atravesaron las líneas israelíes, estos bastante alarmados tuvieron que defenderse y organizarse lo más rápido posible.

En el frente egipcio las tropas de dicho país cruzaron el Canal de Suez y sobrepasaron a los israelíes. Estos se concentraron primero en los sirios, se dirigieron entonces a luchar por los Altos del Golan, la península del Sinaí podría esperar. Pero los sirios tuvieron algo de suerte y cuando Israel envió sus aviones, la artillería enemiga los hizo pedazos, perdiendo casi 40 de estos. Las tropas de Siria alcanzaron el monte Hermon el primer día, mientras los israelíes retrocedían humillados. El siguiente objetivo era el Mar de Galilea.

Acercándose a Najjaf, los sirios atacaron con tanques rusos a los Sherman israelíes y se produjo un duro combate entre blindados, donde los hebreos salieron derrotados teniendo que replegarse. En otra línea del frente, al norte, la aviación de Israel consiguió retener un poco más al enemigo. Y así pasaron el 6 y 7 de octubre. Llegó el 8, cuando los israelíes lanzan una contraofensiva.

Contraofensiva hebrea

Lo hicieron con blindados y tropas terrestres, la aviación no intervino mucho debido a su notoria debilidad. Este ataque tuvo éxito, los israelíes demostraron mejores tácticas y tuvieron su revancha despedazando a los sirios y haciéndoles retroceder hasta sus posiciones iniciales con ingentes pérdidas. Los pocos aviones israelíes que intervinieron lo hicieron atacando a la ciudad de Damasco, pues cohetes Rana-7 había atacado a la población de Israel. Pero el 9 de octubre los sirios también atacaron y se generó otra batalla en Kuneitra que se prolongó por varias horas, era bastante igualado, hasta que los sirios se retiraron por falta de suministros.

El 10 de octubre entre los sirios cundió la desorganización y problemas de logística, por ende la aviación israelí intervino y destruyó a muchas unidades enemigas aisladas obligando a los sobrevivientes a retroceder por completo a sus posiciones iniciales. Para el 11 de octubre los sirios estaban prácticamente derrotados, los blindados israelíes se internaron en el país por el norte  y superaron el monte Hermón, no lo tomaron y avanzaron hacia la capital. Por el sur las tropas sirias también fueron rechazadas, teniendo en cuenta que algunas unidades jordanas se habían unido al ataque. Israel se detuvo a escasos 40 km de Damasco.


El frente egipcio y la contraofensiva Israelí

Mientras tanto,  los egipcios lanzaron unas cuatro oleadas de artillería sobre el Canal de Suez y luego unos 8 mil soldados lo cruzaron ocupando Kantar, Ismailia  y Shalufa, todos armados con material antitanque, también se transportaban misiles anti-aéreos SAM 7. Al llegar allí,  los blindados israelíes fueron atacados y muchos de ellos aniquilados, los cazas se encargaron de dar el golpe final. Se establecieron, por medio de ingenieros, puentes mediante transportes fluviales entre las dos orillas del canal. Para el primer día de ataque había en la península del Sinaí cinco divisiones y cerca de 500 tanques. El 8 de octubre también se lanzó una contraofensiva israelí en este frente, pero que se vio frustrada ya que se dividió el ejército en tres sectores y ninguno logró su objetivo. El 11 de octubre el ejército egipcio quiso avanzar hacia el Sinaí y tomar la península en su totalidad. La ofensiva se retrasó algunos días, hasta el 14 de octubre cuando 500 blindados avanzaron por el centro y sur.

Pero los israelíes resistieron y desbarataron cualquier intento de avance, esto generó que se detuviese a los egipcios en todo el frente. Los israelíes estaban esperando ese momento y se dieron cuenta de la falta de coordinación entre ambos bandos, por ende la noche del 15 de octubre tres brigadas acorazadas, una de infantería  y otra de ingenieros avanzaron hacia la orilla oeste del Suez. Allí solo estaba la 21 Brigada Acorazada egipcia, los hebreos no cruzaron esa misma noche, esperaron al día siguiente cuando se trabó el combate entre ambos bandos, la cuestión era sencilla, si la infantería no lograba liberar el paso, las unidades acorazadas no podrían avanzar. Para el 17 sólo una veintena de blindados lo había conseguido  y los israelíes sabían que eran vulnerables a cualquier ataque egipcio en aquellos momentos. Y sucedió, aprovechando que aún no se habían colocado los puentes, la artillería egipcia atacó con todo lo que pudo y devastó a los ingenieros y otras posiciones israelíes. Se eligió avanzar por el sur con el objetivo de penetrar las líneas egipcias por donde eran más débiles, así como rodear al Tercer Ejército egipcio. Entre el 17 y el 18 de octubre  se consiguió establecer dos pontones, tarea de unos masacrados ingenieros, por allí pasaron algunos blindados. Muchos de los lanzadores de misiles SAM fueron destruidos gracias al avance, lo que resultó un alivio para las tropas israelíes.

El frente naval y el desenlace

Si bien las operaciones decisivas se desarrollaban en tierra, por el mar, el 7 de octubre sirios e israelíes participaron en la denominada batalla de Latakia, con una victoria decisiva para estos últimos, quienes además de sus tácticas hicieron gala otra vez de sus mejores equipos. En Damieta, el 9 de octubre la marina israelí acabó con la egipcia, el mar era de los hebreos. Para el final de la guerra se habían dañado 15 barcos enemigos de Israel, frente a la perdida de dos patrullas ligeras. Pero ya por entonces el mundo veía con espanto este nuevo conflicto y se decidieron tomar cartas en el asunto, Leónidas Breznev, líder de la URSS, se dio cuenta que su intento por apoyar a los musulmanes estaba totalmente frustrado ya. Solicitó al presidente estadounidense Nixon presionar para que se de un alto al fuego. Para el 21 de octubre las tropas israelíes se encontraban más allá del Canal de Suez próximas a caer sobre El Cairo. La Resolución 338 de la ONU  estableció que ambos ejércitos mantengan su posición del día 22, el cese al fuego  y el respeto al resolución 242 del Consejo de Seguridad, es decir que Israel retroceda a sus fronteras originales anteriores a la guerra del 67 y que los musulmanes reconozcan al estado de Israel.

Siria y Egipto decidieron no atacar, si Israel no avanzaba, de igual modo,  no devolverían prisioneros si Israel no cedía en sus intenciones. Hasta el 26 de octubre los israelíes continuaron bloqueando al Tercer Ejército Egipcio, los Estados Unidos intervinieron, pues la URSS había amenazado con que se libere a dicho ejército o intervendría militarmente, y le exigió a Israel retirarse para así poder hacer llegar un mínimo de suministros a los del tercer ejército. Al día siguiente cesó el fuego. El conflicto había terminado con la artillería israelí apuntando a Damasco y sus blindados cerca del El Cairo. Hubo negociaciones posteriores como las del 11 de noviembre, con garantes y la Paz de Ginebra, pero aún así el conflicto persiste y parece nunca acabar, ¿habrá mejores soluciones que las que propone la ONU algún día?


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :