Revista Cine

La herida (The Wound), tres son multitud

Publicado el 15 diciembre 2017 por Cineenserio @cineenserio

Sudáfrica ya tiene representante para los Oscar de este año. Ha elegido La herida (The Wound) como la película más importante del país y a su director, John Trengove ¡un blanco dirigiendo un film de hombres negros! como un diamante en bruto que debe ser descubierto y admirado lejos de las fronteras del país. Allí todavía algunas tradiciones antiguas como la ukwaluka sobreviven, un rito iniciático que se les hace a los adolescentes para prepararlos para la edad adulta y que comienza con una circuncisión artesanal y un periodo de curación de la herida en la “cabaña” de un poblado que dura un mes aproximadamente en el que aprenderá las tradiciones de su etnia. Durante el Apartheid muchas de sus creencias fueron eliminadas y ahora parece que vuelven a recuperarse con films como este que cuenta una historia dramática de amor homosexual durante una de estas ukwaluka. Los iniciados, como Kwanda, están asistidos por una especie de guía o cuidador que se encarga de velar por su salud y seguridad para que lleguen sanos espiritualmente al baño en el río casi al final del rito.

La herida (The Wound), tres son multitud

En La herida (The Wound) se establece un vínculo de amistad o de maestro y padawan que acaba en el momento en el que comparece ante el consejo de ancianos y padres y declara su hombría. Uno de estos guías espirituales, Xolani, va a hacer que esta ukwaluka sea distinta y acabe de una manera que ninguno esperaba al principio. Enamorado en secreto de Vija, tiene que ocultar de nuevo sus sentimientos, preparar a su pupilo y además enfrentarse a la idea de que puede que este sea el último año que viaje hasta allí para ganarse un buen dinero. En realidad estamos viendo a tres personas confusas que están siendo obligadas a hacer algo que no desean y que juegan a aparentar ser algo distinto, algo que esperan los demás. Vija, en realidad no ama a la mujer con la que está casado y es padre obligado por los suyos, es el típico macho alfa que siempre utiliza la fuerza bruta para tratar de convencer a los demás pero en el fondo es un hombre muy débil que se deja manipular por todos. Xolani, por el contrario parece demostrar por fuera una fragilidad y una sensibilidad mayúsculas pero en realidad es mucho más fuerte que su amante y tiene las ideas un poquito más claras. El más lúcido de los tres es el joven Kwanda, una especie de rico moderno en compañía de pobres que pasa de toda este asunto y que ha sido llevado allí por su padre obligado a la fuerza para que las sospechas a cerca de su aparente homosexualidad acaben de una vez. Le importa poco lo que piensen los demás de él, es el más sincero de los tres y el que guarda un as en la manga en forma de secreto inconfesable que puede cambiar la paz que se respira ahora en el campamento.

Es increíble el trabajo de Paul Ozgur con la fotografía mostrándonos unos impresionantes paisajes rurales que se contraponen a la ciudad de la que han llegado tanto Kwanda como Xolani, la actual Johannesburgo. Los acantilados de la montaña o la catarata además de ser lugares casi vírgenes que deben ser protegidos son testigos de amores y odios que acabarán en un final inesperado. En ellos podemos contemplar como el vestuario tribal, dos mantas diferentes o la desnudez son dos caras de una misma moneda o persona que actúan según las circunstancias. En La herida (The Wound) spenas nos percatamos de los sutiles elementos modernos que el director ha colocado indicándonos que esta es una historia moderna ¡estamos demasiado obnubilados y centrados en las declaraciones y actos de los protagonistas para ver todas estas cosas!

La herida (The Wound), tres son multitud

El tosco manejo de la cámara en algunos momentos coincide con la inexperta sinceridad de algún personaje, como Kwanda, con caminatas interminables o con momentos de luchas entre compañeros, amigos y enamorados. Algo que se perdona al estar en consonancia con la tensión propia del momento o el poco refinamiento de aquellos que allí intervienen, unos hombres de campo sin estudios ¿habrá sido provocado?

Algunos han querido ver en esta película un pedacito de Brokeback Mountain o de la reciente premiada Moonlight pero La herida (The Wound) es otra cosa y aunque comparten historia de amor homosexual el marco es muy distinto y el final en nada se le parece. En la primera el amor ha sido imposible, en la segunda el happy end queda en suspense y en esta última parece que todo seguirá de la misma manera una vez que el problema parece haberse eliminado. Ya sabemos como se las gastan en la Academia así que no me extrañaría nada que al final estuviera entre las candidatas a la estatuilla ¡y yo que lo agradeceré!

Tags: Adolescente, apartheid, Estrenos 15/12/2017, Homosexualidad, John Trengove, Malusi Bengu, oscar, Thando Mgqolozana

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revistas