Revista Baloncesto

La historia del concurso de mates en la NBA

Publicado el 06 abril 2010 por Solanatcydl
Hola clasicorros. Uno de los momentos estelares del ASW en la década de los 80 eran los concursos del Sábado, el concurso de triples y el indiscutible plato fuerte, el concurso de mates.
La historia comienza en 1976. La NCAA levanta la prohibición de hacer mates que estaba vigente desde los tiempos de Kareem Abdul-Jabbar. La ABA era una liga más dada al espectáculo y a las innovaciones que la NBA y decidió incluir en su ASW un concurso de mates. Varios factores jugaron un papel importante en esta decisión. En los 60-70 los mates no era considerados un arte, era más bien una manera tosca y sin estilo de anotar. Empezaron a percibirse de otra manera cuando el público vio lo que gente como Julius Erving y Connie Hawkings podían hacer, creando un espectáculo nuevo y diferente cada vez que entraban a canasta. Entre eso y el levantamiento de la prohibición por parte de la NCAA se creó el ambiente propicio para que los dirigentes de la ABA crearan una competición centrada únicamente en los mates. Ese primer concurso lo ganó el Dr. J con su famoso mate desde el tiro libre.
La NBA se fusionaría con la ABA ese mismo año y el concurso de mates se quedaría como una anécdota. Tuvo que pasar casi una década para que la NBA se animara a incluirlo como parte del ASW. Una generación con unas impresionantes condiciones atléticas y una tremenda imaginación para crear nuevos movimientos en el aire se presentó al concurso junto con veteranos de la talla del propio Dr. J, que no pudo ganar el concurso y fue derrotado por Larry Nance.
En el año 85 se enfrentaron en la final del concurso el duelo que marcaría la década, Dominique Wilkins contra Michael Jordan. Wilkins acabaría ganando a Jordan y esa rivalidad se extendería a las listas de anotación.
En el 86 se esperaba otra final Wilkins-Jordan pero una lesión de tobillo de Jordan lo impidió. Lo que iba a ser un paseo triunfal para Wilkins se convirtió en un duelo que acabaría perdiendo contra su compañero de equipo Spudd Webb.
En el año 87 tampoco se pudo dar la ansiada final Jordan-Wilkins y el de los Bulls ganó el concurso con autoridad. No fue hasta el año 88 que Jordan y Wilkins se encontraron de nuevo. El ASW de Chicago presenció su último gran duelo y dirimió finalmente quién era el mejor matador de la época. Jordan ganó el concurso pero la prensa criticaron al jurado, considerando de mayor calidad los mates de Wilkins y diciendo que el jurado había sobrevalorado algunos mates de Jordan para que se diera el clásico final feliz (que tanto gusta a los americanos) ya que Jordan jugaba en casa. Sea como fuere Jordan no se presentó a más concursos de mates después de derrotar a Wilkins, presionado por la espectación del público para crear cosas nuevas en cada mate según sus propias palabras.

En el 89 el concurso lo ganó Kenny Walker con un repertorio satisfactorio y bien ejecutado pero de una calidad muy inferior a los grandes duelos vistos años atrás. El concurso del 90 supone la última aparición de Wilkins en él y su último título de mejor dunker.
A partir de ese momento el concurso entra en un período de duda. Muchos dicen que realmente ese período se inició cuando Walker ganó un par de años atrás. Aquel año 91 Dee Brown derrota a Shawn Kemp en la final con unos mates correctos en un concurso que sirve de escaparate mundial a las zapatillas Reebok 'The Pump', accionando Dee Brown las bombas de aire de sus zapatillas antes de cada mate. El espectáculo había sido bueno pero la calidad del concurso estaba bajando y sólo se salvaban mates puntuales de Rex Chapman y los dos finalistas.


El ASW del 92 estuvo marcado por la retirada de Magic y su presencia en el partido de las estrellas a modo de despedida. El concurso de mates lo ganó Cedric Ceballos con un mate a ciegas que le supuso 50 puntos. El concurso fue malo y muchos dudaban que Ceballos hiciera ese mate totalmente a ciegas.

En los años 93,94 y 95 el concurso es ganado por Harold Miner en dos ocasiones y Isaiah Rider en otra. La NBA busca fórmulas que permitan agilizar el concurso y van cambiando las reglas pero salvo momentos puntuales los concursos son horribles. Lo que era peor es que se había perdido totalmente esa espectación de los 80 y la discontinuidad en la calidad de los mates (cuando tenían alguna) no mantenía el nivel de interés de los espectadores. Se empezó a considerar muy seriamente retirar el concurso de mates del ASW.
En el 96 Brent Barry ganó sin quitarse la chaqueta (llevaba debajo una camiseta que decía 'White men can jump' haciendo referencia a la película cuyo título decía lo contrario) y al año siguiente Kobe Bryant gana el último concurso antes de que la NBA lo suspendiera por falta de interés.

En el 99 no habría concurso debido al cierre patronal pero la insistencia de la entonces incipiente estrella Bryant y el interés de otros grandes jugadores de principios de la década como Vince Carter, Tracy McGrady y Steve Francis trajo de nuevo el concurso. Fue este trío el que deparó los mejores momentos del concuros del 2000, ganado por Vince Carter. El plantel de concursantes, la competitividad nunca vista desde el concurso del 88 y la calidad de los mates inyectaron vida al concurso haciendo que la NBA lo dejara fijo en el ASW.

Sin embargo las temporadas siguientes el concurso sufriría. Huérfano de superestrellas, el concurso fue ganado por Desmond Mason, Jason Richardson y Fred Jones (1, 2 y 1 títulos respectivamente). La NBA no quería retirar el concurso de nuevo porque ello significaría su marcha definitiva. En vez de eso cambió las reglas involucrando a otros jugadores del equipo del matador. Aquello llevó a un apasionante concurso en el 2005 destacando Stoudamire con la ayuda de Nash, J.R Smith y el a la postre campeón Josh Smith.
En el 2006 Nate Robinson ganó el concurso a Andre Igoudala después de necesitar 17 repeticiones para hacer un mate. En el 2007 Gerald Green ganó el concurso uniéndose a la moda de llevar camisetas de ganadores anteriores llevando la de Dee Brown (Josh Smith había lucido la de Wilkins en años anteriores). En ese mismo concurso Dwight Howard impresionó a todos con 'el mate de la pegatina', pegando una pegatina en el tablero mientras hacía un mate. 'Vivir para ver', comentarían entre ellos Dominique Wilkins, Michael Jordan y Julius Erving mientras puntuaban el mate como jurados.
En el 2008 Howard se llevó el título y en los dos años siguientes ha sido de nuevo Nate Robinson el mejor matador.
Esa es la historia del concurso de mates de la NBA. Arte o exhibición atlética, el slam dunk contest ha dejado grandes momentos que todos los aficionados recordaremos. Es cosa de la liga y de los jugadores que no se pierda. ¡Clasicorros saludos!

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas