Revista Cultura y Ocio

La idea de una vida simulada se disipa | Giannella Espinoza

Publicado el 11 abril 2019 por Iván Rodrigo Mendizábal @ivrodrigom

Por Giannella Espinoza

(Publicado en diario El Expreso, Guayaquil, el 22 de octubre de 2017)

La idea de una vida simulada se disipa | Giannella Espinoza

La realidad que dibujo la película ‘Matrix’ es posible solo en la ficción. (Internet) (Foto: El Expreso).

Un estudio basado en la teoría cuántica niega que el universo sea una simulación informática

∞∞∞∞∞∞∞∞∞

La idea de que vivimos en una realidad simulada, muy al estilo Matrix, nos ha dado vueltas en la cabeza por muchos años. Hasta cierto punto, lo habíamos contemplado. Incluso, había un informe del Bank of America Merrill Lynch, que le da entre un 20 % y 50 % a la posibilidad de que así sea. Sin embargo, la física cuántica lo ha desmentido.

La realidad no puede ser simulada si se tiene en cuenta la complejidad cuántica. Lo ha demostrado teóricamente un equipo de científicos de la Universidad de Oxford (Reino Unido), pues partiendo de la teoría cuántica no sería posible crear una simulación informática del mundo que vivimos.

En Matrix, la realidad es una simulación tecnológica creada por ordenadores superpotentes. A la luz del estudio publicado en la revista Science Advances, un ordenador capaz de contener todo el universo en toda su inmensidad, no podría ser construido.

Es así que la realidad, que se hizo popular en 1999 tras el estreno de la película protagonizada por Keanu Reeves, sigue quedándose en la ficción.

¿Cómo se llegó a esta conclusión? Los físicos cuánticos Zohar Ringel y Dmitry Kovrizhin llegaron a esta conclusión tras intentar una simulación por ordenador de un fenómeno cuántico que ocurre en metales y comprobaron que esa simulación era imposible por una cuestión de principio, la potencia de cálculo necesaria para simular el universo hasta el nivel cuántico requeriría una memoria que no existe.

Es decir, “en español”: la complejidad de la simulación se incrementa exponencialmente con el número de partículas que se simulan. Si la complejidad crece la tarea es imposible de afrontar: solo almacenar data de 200 electrones requiere una memoria de ordenador que físicamente necesitaría más átomos de los que existen en todo el universo.

Entonces, si alguna vez se planteó que su vida podría ser una simulación, sepa que no hay forma de que un algoritmo informático pueda dar sentido a las rarezas que le ocurren a diario. Al menos por ahora.

Sí, por ahora. Y es que cuántas veces se ha dicho que algo es técnicamente imposible y años después se vuelve realidad. La inteligencia artificial, por ejemplo, hace 30 años se argumentaba que nunca tendríamos la capacidad computacional para llevarla a cabo.

En 10 años

Un cerebro engañado Magic Leap trabaja en unas gafas que mezclan dos mundos: el real y el virtual. Con su prototipo, entre dos tazas de café, el usuario, será incapaz de reconocer cuál es la real y cuál un holograma. ¿Por qué? El cerebro acepta como realidad cualquier cosa siempre que tenga ciertos parámetros de volumetría, imagen y distancia.

Lo que ocurrirá en una década

Rich Terrile, Laboratorio de propulsión de la Nasa

Vivimos una simulación de vida; viendo lo que tenemos que ver en el momento oportuno. Es imposible demostrar que no seamos modelos computarizados y que no vivamos dentro de una gran consola como la de los videojuegos.

Nick Bostrom, filósofo de la Universidad de Oxford

Si las computadoras se vuelven lo suficientemente potentes, podrán crear una simulación en la que los seres conscientes de sí mismos no tengan ni idea de que forman parte de un programa. Una civilización futura podría ejecutar una simulación de ancestros.

Neil DeGrasse Tyson, astrofísico y divulgador científico

Es factible que con los avances de la inteligencia artificial, la realidad virtual y el poder computacional, los miembros de futuras civilizaciones puedan haber decidido desarrollar una simulación de sus antecesores.


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista