Revista Cultura y Ocio

La identidad de género y la libertad de escoger, protagonistas de Sueño de una noche de verano de Voadora, compañía que llega al CDN tras 10 años de creación contemporánea irreverente y transgresora

Por Soycazadoradesombras @cazadoradesly
15 dic. 2017 La identidad de género y la libertad de escoger, protagonistas de Sueño de una noche de verano de Voadora, compañía que llega al CDN tras 10 años de creación contemporánea irreverente y transgresora
 La compañía de creación contemporánea Voadora aterriza en el Centro Dramático Nacional tras diez años de propuestas innovadoras de carácter crítico, mordaz, satírico, irreverente, pos-dramático y divertido. Como ha citado recientemente la prensa francesa, estos creadores han inventado “un modo de creación y una forma de representación original”. Ahora llegan al Teatro Valle-Inclán de Madrid entre el 8 y 11 de febrero con su Sueño de una noche de verano, un montaje que ha realizado una gira de más de 30 bolos entre España y Portugal. Como sello habitual de la Compañía, la propuesta presenta un discurso y una puesta en escena polémica, irreverente, nada convencional… Según la crítica, la pieza supone “una efervescencia de descubrimientos visuales con una fuerza inusual en nuestro teatro”, una re-visitación de la obra de Shakespeare “provocadora, erótica, impactante y llena de imágenes poderosas”, un espectáculo con personalidad propia donde los personajes se mueven confundidos entre las normas de su clase social, su identidad de género y sus impulsos más primarios. El montaje, de gran formato, cuenta con ocho artistas que provienen del mundo de la interpretación y/o de la danza, y una novena persona ajena al mundo del espectáculo que continúa con la estela de trabajo de habitar el teatro con personas de la calle (iniciado en un trabajo anterior de la compañía: Don Juan). Shakespeare presenta el tema de las transformaciones en el texto, de vivir en tránsito, y Voadora introduce en el elenco una persona transgénero joven (nacida después de la transición española, y procedente del mundo militar) que, con su testimonio, abre una puerta a la realidad dentro de esta versión. Fue durante los ensayos de este espectáculo que recibió, tras un largo proceso, su documento nacional de identidad con el cambio de género.
Con Sueño de una noche de verano, la compañía gallega presenta un sueño lisérgico y decadente en el que los bajos instintos gobiernan al mundo y en el que la belleza siempre oculta intenciones peligrosas. El deseo sexual, las relaciones amorosas o la identidad de género son algunos de los temas sobre los que reflexiona este texto universal que Voadora transporta a un bosque de límites flexibles, una floresta abierta a la diversidad de género. Los personajes vagan perdidos entre el día y la noche, entre lo humano y lo animal, entre la realidad y la ficción, entre lo masculino y lo femenino, entre la vigilia y el sueño. Dentro de su filosofía de vínculos y colaboraciones con otros artistas, el equipo se ha reunido procedente de diversos puntos de Latinoamérica, Europa y España. Para la adaptación del texto Voadora ha elegido al dramaturgo y director chileno Marco Layera. Este creador es conocido internacionalmente como el enfant terrible del teatro latinoamericano debido a sus arriesgados montajes que han viajado por todo el mundo: La imaginación del futuro o La dictadura de lo coolque ha pasado recientemente por el Festival d’Avignon y por el HAU Hebbel am Ufer de Berlín. La dirección de Sueño de una noche de verano corre a cargo de Marta Pazos, finalista a los Premios Max 2013 por Tokio3 (mejor espectáculo revelación) y parte de una generación de directoras contemporáneas transgresoras. En el caso de Pazos, la prensa la ha definido como “investigadora incansable” y con un trabajo totalmente “irreverente y transgresor”. También forman parte del equipo Alexis Fernández “Maca” (La Macana) en la parte de movimiento, y actores y bailarines como Diego Anido, Areta Bolado, José Díaz, Borja Fernández, Janet Novás, Andrea Quintana, Anäel Snoek y Hugo Torres. La novena intérprete no profesional es Paris Lakryma. La música, como suele ser habitual en los montajes de la Compañía, es creada de manera original para el montaje por José Díaz y Hugo Torres. El montaje es una co-producción internacional en la que participan Voadora (Galicia), Iberescena, MIT Mostra Internacional de Teatro de Ribadavia (Galicia), Festival de Almada (Portugal), Marco Layera (Chile) y Malverde Produçoẽs (Brasil). Se estrenó en gallego en Galicia el 11 de febrero en castellano en Zaragoza el 31 de marzo; y en su gira ha visitado más de 30 localidades en España y Portugal –Festival de Almada, Festival Clásicos en Alcalá, MIT de Rivadavia, etc.-.
Otros montajes en gira: Garage y Calypso

Además de su transformación de textos clásicos, Voadora trabaja también una segunda línea de creación que tiene un componente social añadido. A este apartado pertenece su actual Garage, una investigación poética sobre el cambio de rol de la figura de la mujer en el marco socioeconómico europeo que cuenta con la participación de intérpretes non profesionales vinculadas a la industria automovilística. Este montaje nació por encargo original de MA scène nationale - Pays de Montbéliard para abrir la temporada 2017-2018 y se estrenó en Francia en el Théâtre de Montbéliard con la participación de voluntarios vinculados a la fábrica PSA Peugeot Citroën Sochaux. El próximo 3 de febrero se presentará en España en el Festival compostelano Escenas do Cambio con la participación de trabajadoras vinculadas a PSA-Vigo, y también visita Vigo los próximo 23 y 24 de febrero. Pese a que se basa absolutamente en la realidad y en nuestro presente más inmediato, Garage no es una propuesta documental ni tampoco puramente teatral. En su puesta en escena encontraremos figuras simbólicas o postales oníricas, pero también testimonios auténticos de participantes ensamblados como piezas que dan forma a un prototipo único al que también se han subido los miembros de la Compañía. Este es un choque frontal entre una compañía de teatro y una comunidad, entre habitantes de distintas generaciones, entre lo general y lo particular, desdibujando los límites de ese concepto sumamente abstracto que llamamos economía y su traducción a los pequeños espacios llenos de grasa y piezas de desguace, donde se fragua la vida cotidiana y su problemática en la Europa actual. Por último, la tercera línea de trabajo de la compañía está enfocada hacia la investigación sobre nuevos lenguajes teatrales. A este área pertenece Calypso, que aborda lo absurdo y las paradojas de la sociedad occidental contemporánea: la generación facebook, la subcultura youtube, el neotrash, la tiranía del photoshop, el selfie y la democratización de la tecnología que ha hecho nacer la sensación de que todos somos artistas. De hecho, el espectáculo se ve, se lee y discurre con la mecánica del link, pasando de una emoción a otra, de un poema a otro. Este montaje ha visitado Madrid con gran éxito de público y crítica (en julio de 2016 con motivo del Festival de Artes Escénicas de Madrid, Frinje), y continúa su gira por España. Recientemente ha visitado el FITEI (Festival Internacional de Expresao Ibérica) en Portugal y la Compañía prepara una próxima gira internacional. La dirección de Garage y de Calypso es de Marta Pazos y la dramaturgia, de Fernando Epelde (ganador de dos Premios SGAE de Teatro Jardiel Poncela en 2014 y 2012 por Drone Estado de gracia, respectivamente).

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :