Revista Mundo animal

La inteligencia de las aves

Por Davidalvarez
La inteligencia de las avesCuervo (Corvus corax) jugando con el viento en un acantilado costero
Por regla general solemos pensar que la inteligencia es una cualidad intrínsecamente humana, que ha evolucionado en nuestra especie y que no poseen otros animales, que simplemente responden instintivamente a los estímulos externos.A pesar de esto, hay determinadas especies, como por ejemplo los delfines, que tienen un comportamiento social tan elaborado que hacen que dudemos de esa exclusividad humana.
¿Pero que pasa con las aves? ¿Son inteligentes las aves? Si hacemos caso a la definición de Real Academia de la Lengua sobre esta palabra, inteligencia es la "capacidad de entender o comprender" o también "la capacidad de resolver problemas" podemos afirmar sin ninguna duda que algunas aves son realmente inteligentes.
Hace unos meses pude comprobar por mi mismo un ejemplo de esa capacidad para resolver problemas observando a un grupo de urracas (Pica pica). A las urracas les gustan las nueces pero su pico no tiene la suficiente fuerza para abrirlas. En un prado a las afueras de Uvieo un grupo de urracas se encontraba en esta tesitura, intentando abrir las nueces que habían caído de un árbol cercano. De repente una de ellas cogió una de ellas y se fue volando para dejarla en medio del camino por el que pasaba un coche frecuentemente, justo en medio de la marca de la rodada. Después de dejarla se alejó y se posó en el prado y se quedó esperando. A los pocos minutos pasó un coche y aplastó la nuez con la rueda y cuando se alejó, la urraca que estaba a varios metros se acercó a los restos de la nuez y se comió su contenido. Evidentemente, la urraca se había encontrado con un problema (abrir una nuez) y había encontrado la manera de resolverlo (aprovecharse se un coche para abrirla), o sea, la urraca había demostrado su inteligencia.
Este comportamiento no ha evolucionado exclusivamente en este rincón de Asturies, sino que se ha observado en otros lugares muy distantes geográficamente. Hace unos días, mientras veía de nuevo un capítulo de "La vida de las aves", la estupenda serie documental de David Attemborough,  me quedé impresionado al observar un comportamiento casí idéntico al que yo había visto, pero mucho más elaborado. En esta escena un cuervo se había especializado en abrir nueces en medio de la ciudad de Tokio, para ello lanzaba las nueces en medio de una calle muy transitada de la gran ciudad, luego se quedaba esperando hasta que un coche pasaba sobre ella y la aplastaba. Luego sólo tenía que bajar y comerse el interior. El único problema es que cada vez que lo hacía tenía que jugarse la vida para que ningún coche lo atropellara mientras comía los restos de la nuez.
Como si el comportamiento anterior no fuera lo suficientemente "inteligente", en la misma ciudad otra ave de la misma especie habían llegado a resolver el problema de tener que arriesgarse a morir atropellado. Para ello se colocaba en un cable justo encima de un paso de peatones, entonces arrojaba la nuez para que los coches la aplastaran. Pero a diferencia de otros cuervos, este ejemplar sólo bajaba a comer cuando el semáforo se ponía en rojo para los coches, entonces, como un peatón mas, bajaba al suelo y mientras los coches esperaban detenidos a que el semáforo se pusiera en verde, se comía la nuez. He conseguido encontrar esta secuencia en internet, así que lo mejor es que la veais vosotros mismos y seguro que cuando veais a un cuervo la próxima vez lo mirareis con otros ojos.

Y para rizar aun mas el rizo, este comportamiento que se observó hace años en uno sólo de estos cuervos, actualmente ha sido copiado por la mayoría de la población de la ciudad, o sea, que los cuervos no sólo son capaces de resolver problemas, sino que son capaces de aprender los comportamientos de otros congéneros y aplicarlos.

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Dossier Paperblog

Revista