Revista Coaching

La inteligencia emocional va mucho más allá

Por Planemprendedorweb

 

Para muchas personas, las competencias de la Inteligencia Emocional relacionadas con el trabajo, no son cosas nuevas. Dicen que realmente es lo mismo de antes, presentado con nuevos términos y con un nuevo estilo.

En efecto, esto es aceptable y ya que los conceptos de la inteligencia emocional han estado presentes en los trabajos de muchos académicos desde hace mucho tiempo.

Por ejemplo, el profesor Carrard de la Escuela politécnica Federal de Zurich, en la década de los sesenta, del siglo pasado, por nombrar uno de estos expertos en relaciones humanas de aquella época, hace una relación de las aptitudes favorables de los jefes y de aquellas que considera aptitudes contraindicadas del los jefes.

Veamos en la lista siguiente lo que el destaca en estos campos:

Destacaba como aptitudes favorables:

-El conocimiento de los hombres: facultad de ponerse en el lugar de su interlocutor, de sentir lo que éste siente.

-La objetividad: ser justo e igual con todos y dar facilidades. Y lo más importante, ver siempre las cosas como realmente son.

-La confianza en sí mismo: saber lo que quiere, confiando en sus decisiones.

-El espíritu decidido: saber ver nuevas posibilidades y, a su vez, saber utilizarlas.

-La iniciativa: saber tomar decisiones nuevas adaptadas a las condiciones variables.

-El espíritu emprendedor: tomar responsabilidades sobre sí y sentido de responsabilidad.

-La voluntad: capacidad de hacer llegar su voluntad hasta el último hombre de la empresa.

Contraindicaciones del jefe

-Falta de comprensión: dureza, sequedad, inadaptabilidad.

-Tomar partido de antemano: sentimentalismo, altibajos de humor, estrechez de miras.

-La influenciabilidad: cambios continuos de decisión y opiniones.

-La vacilación: incapacidad para tomar decisiones y dejar las cosas para más tarde.

-La falta de sentido común: incapacidad de salir de la rutina, de efectuar cambios.

-El miedo: procurar ante todo cubrirse las espaldas.

-Flaqueza de carácter: falta de voluntad y retirada ante cualquier obstáculo.

Sin embargo, la Inteligencia Emocional va mucho mas allá, es mucho más. Pretende centrar y reordenar, agrupando una serie de competencias, y facilitar, a la vez, una metodología fácil para su aprendizaje y aplicación práctica.

Usted puede desarrollar todas esas competencias en usted, si es que nació sin ellas desarrolladas, y lograr cambios en su propia personalidad que luego se proyectarán sobre los demás.

Una forma rápida de hacerlo es adoptando un plan de trabajo orientado a producir los cambios que usted desea, a interiorizarlos primero y luego a exteriorizarlos. En realidad la exteriorización será automática.

Todo lo que usted proyecta a su exterior (sus relaciones, su estilo personal, etc.) están determinados por factores internos.

El lograr que las personas se “identifiquen” con usted y poder así “influenciarlos” positivamente es un factor indispensable si usted esta en el campo de las ventas, o si es un líder de algún equipo.

Lo mismo puede decirse si usted busca mejorar sus relaciones con su pareja o con la forma como se relaciona con todas las personas en general.


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Dossier Paperblog