Revista Libros

La letra escarlata

Publicado el 22 noviembre 2013 por Lacoleccionistadeespejos

La letra escarlataEl pozo de la soledad
  En Costa Rica, muy pocos saben quiénRadclyffe Hall, sin embargo su obra, o más bien su estilo, igualitario con autores de la talla de Alexander Obando Bolaños, y hablamos del poder de la escritura es sin duda precursor de un mundo nuevo: en lo particular me gusta más su obra.
Ella, porque imagino que como todos creyeron por los preliminares que era hombre, se llamó Marguerite Radclyffe Hall, y nació en Bournemouth, Dorset, Inglaterra, el 12 de agosto de 1880, hija de Marie Jane Diehl Sager y Radclyffe Hall, quien antes del nacimiento de la escritora abandonó el hogar y se divorció definitivamente en 1882, aunque para entonces su madre ya había reanudado su vida con Albert Vissetti, (quien sería amante de Marguerite andando el tiempo), con quien se casa una semana después del divorcio.  Para su tiempo, se caracterizó por ser una niña solitaria e introvertida, virtualmente ignorada por su madre y su padrastro, quienes no supieron que se hacía llamar Peter, como su abuelo, por la corte de niñeras entre las que creció hasta que comenzó a estudiar en King’s College de Londres, y luego en Alemania. Cuando fueron persuadidos a intervenir, alcanza la mayoría de edad, hereda la fortuna que su padre le deja tras su “muerte accidental”, ocurrida en el año 1898, y se convierte en una mujer independiente que viaja por Europa y Norteamérica llevando una vida bohemia al máximo.
La letra escarlataEs en esa época que escribe Adam’s Breed, 1927, por el que ganó los premios Prix Femina y James Tait Black, primera señal de lo que llegaría a ser su obra. Hall, siguiendo lo expuesto Havelock Ellis y de otros sexólogos de ese tiempo, se reconocía a sí misma como "invertida congénita", es decir lesbiana.
En 1928 publica su novela más célebre es El pozo de la Soledad, The Well of Loneliness, la única de sus novelas que trata abiertamente sobre temas lésbicos, con el que sirios y troyanos se lanzaron a la calle rasgándose las vestiduras aunque solo se trataba de la vida de Stephen Gordon, una lesbiana masculina que, como Hall misma, se identifica como invertida. Aunque la actitud de Gordon hacia su propia sexualidad es de angustia, presenta al lesbianismo como algo natural y pretende del lector una mayor tolerancia a este modo también humano de amar.
La letra escarlataLa publicación incrementó su popularidad porque aunque el libro no contenía sexo explícito, fue objeto de un juicio por obscenidad en el Reino Unido que sentenció todas las copias fuesen destruidas.  Estados Unidos, solo permitió su publicación después de larga batalla legal.

Imperiosa y libre. Odiante de los convencionalismos y de que se le detuviera de vivir de acuerdo a lo que pensaba en 1907, conoce a Mabel Batten, una reconocida cantante amateur, casada, con un hijo adulto y un nieto, y luego de que el marido de Batten falleció, comenzaron a vivir juntas. Batten le dio a Hall el apodo de John, nombre que usó por el resto de su vida.  Ocho años después, se enamora de una prima de Una Troubridge,  una escultora con cierto nombre, esposa de un almirante y madre de una pequeña niña. Mabel fallece al año siguiente, y en 1917 Hall y Troubridge comienzan a convivir, relación que duraría hasta la muerte de Hall, pese a las indiscreciones de Radclyffe, quien constantemente se vio involucrada en romances con otras mujeres con el paso de los años, y posiblemente entre ellas haya estado la cantante de blues Ethel Waters, y finalmente se enamora de una inmigrante rusa llamada Evguenia Souline, con la que se embarca en una larga relación dolorosamente soportada por Troubridge. La letra escarlataRadclyffe Hall figuró en el número sesenta de los 500 principales héroes gays y lésbicos en The Pink Paper, edición del 26 de septiembre, número 500.
Sinopsis
La protagonista del libro, Stephen Gordon, nace a finales de la era victoriana, en un hogar de clase alta en Worcestershire,  de padres que esperando un hijo varón, deciden bautizarla con el nombre masculino que ya habían elegido. Ya al nacer la describen como físicamente extraña: “una criatura de hombros anchos y caderas estrechas que parecía un renacuajo”. De niña odiaba los vestidos, quería llevar el cabello corto y deseaba ser un chico. A los siete años se enamora de Collins, una empleada doméstica de su casa, y sufre un fuerte varapalo emocional cuando la ve besándose con un lacayo.
El padre de Stephen, sir Phillip, deposita todo su cariño en ella e intenta entenderla a través de la lectura de los escritos de Karl Heinrich Ulrichs, , el primer autor moderno que propuso una teoría acerca de la homosexualidad. Pero Sir Phillip no comparte con nadie sus hallazgos. La madre de Stephen, Lady Anna, se muestra distante con ella, a la que ve como una “reproducción imperfecta, indigna, defectuosa” de sir Phillip. A los 18 años, Stephen crea profundos lazos de amistad con un hombre canadiense, Martin Hallam, pero se horroriza cuando él le declara su amor. En el invierno siguiente, la caída de un árbol hiere a sir Phillip; en el último momento de su vida intenta explicarle a Anna que Stephen es una invertida, pero muere sin poder hacerlo.
Stephen comienza a vestirse únicamente con ropas de hombre. A los veintiún años se enamora de Ángela Crossby, la esposa norteamericana de un nuevo vecino. Ángela usa a Stephen como su “remedio contra el aburrimiento”, permitiéndole “unos cuantos besos de colegialas”. Cuando Stephen descubre que Ángela mantiene otro romance con un hombre, Ángela, adelantándose a la reacción de su marido, le muestra a éste una carta de Stephen. Su marido se la reenvía a la madre de Stephen. Lady Anna acusa a Stephen de tener “el descaro de usar la palabra amor para describir esta... estas ansias repulsivas y antinaturales de tu mente desequilibrada y de tu indisciplinado cuerpo”. Stephen responde: “como mi padre te amó, así he amado yo... Y ha sido un sentimiento puro, puro y bueno; mil veces hubiera dado gustosa la vida por Angela Crossby”. Después de decir esto, Stephen se dirige al estudio de su padre y por primera vez abre la biblioteca que ha permanecido cerrada desde su muerte. Allí encuentra un libro de Krafft-Ebing— los críticos creen que es Psychopathia Sexualis, un texto acerca de la homosexualidad y las parafilias — y,[] al leerlo, comprende que ella es una invertida.
Stephen se muda a Londres y escribe una novela que es muy bien recibida. Su segunda novela tiene menos éxito, y su amigo el dramaturgo Jonathan Brockett, quien también es homosexual, la impulsa a viajar a París para mejorar su forma de escribir por medio de las nuevas experiencias que le otorgaría esa ciudad. Allí Stephen hace su primer y breve contacto con la cultura invertida urbana, conociendo a Valérie Seymour, anfitriona de un salón y también lesbiana. Durante la I Guerra Mundial, Stephen se une a una unidad ambulatoria, sirve posteriormente en el frente de batalla y se hace merecedora de una importante condecoración: la Croix de Guerre. Allí se enamora de una joven compañera de trabajo, Mary Llewellyn, quien se va a vivir con Stephen una vez que la guerra ha terminado. Al principio son felices, pero Mary comienza a sentirse sola cuando Stephen retoma su afición de escribir. Rechazada por la buena sociedad, Mary se arroja a la vida nocturna homosexual de París. Stephen cree que Mary está endureciéndose y que se siente amargada, y se cree incapaz de proporcionarle una existencia “más completa y normal”.
Martin Hallam, que ahora vive en París, retoma su vieja amistad con Stephen. Al mismo tiempo, se enamora de Mary. Stephen, convencida de que no puede hacer feliz a su amada, simula tener un romance con Valérie Seymour para conducir a Mary a los brazos de Martin. La novela termina cuando Stephen suplica a Dios: “¡Concédenos también el derecho a existir!”…[]
Hall vivió en Londres durante la década de los 30, en el pequeño pueblo de Rye, East Sussex, con Troubridge. Murió a la edad de 63 años de cáncer de colon, y fue enterrada en el Cementerio de Highgate, en Londres.
Novelas
1.   The Unlit Lamp
2.   A Saturday Life (1925)
3.   Adam’s Breed (1926)
4.   El pozo de la soledad, 1928
Para La Coleccionista de Espejos: Gaby Pérez

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revista