Revista Opinión

La mariposa de Murcia alcanza a Madrid

Publicado el 04 abril 2021 por Rgalmazan @RGAlmazan

Y empezó en Murcia, para llegar a Madrid, pasando por Castilla y León. Las alas de la mariposa de una moción de censura en la comunidad murciana provocaron un terremoto más allá de esa comunidad. Ahora bien, ¿es verdad como se dice que lo ocurrido es una victoria del Partido Popular?

No, claramente no lo veo así. Esa moción provocó un movimiento en la Comunidad de Murcia que ha desenmascarado al PP. Si alguien no lo veía, hoy el PP es más Vox que nunca. De hecho, para poder seguir gobernando ha tenido que aliarse con la gente de Vox y hacer consejera de Educación a un personaje de este partido. Ni más ni menos. O sea que los niños y jóvenes murcianos tendrán que aprender que la homosexualidad, el feminismo y la inmigración son pecados mortales que no deben cometerse.

Además se ha echado del poder al alcalde pepero de la ciudad de Murcia. O sea el resultado en esa comunidad ha sido, sigue el PP gobernando, solo que ahora con los chicos de Vox y han dejado de gobernar en el ayuntamiento de la capital. Por lo que se ve, un triunfo absoluto según los peperos, cuando tienen menos poder y es más extremo

Y esto no se ha quedado así, los efectos de esas alas de la mariposa de la moción de censura murciana han llegado a Madrid, donde la presidenta Díaz Ayuso inventándose una presunta moción contra ella, ha decidido convocar elecciones. Y digo yo, se pasan todo el día criticando al gobierno de la nación y presuponiendo que están al borde de la ruptura, cuando se han aprobado leyes y decretos importantes en poco más de un año de gobierno y siguen los dos partidos gobernando juntos, mientras que Díaz Ayuso ha roto su gobierno y todo ello después de dos años donde sólo ha aprobado una ley y no ha conseguido obtener un nuevo presupuesto.

La mariposa de Murcia alcanza a Madrid
Total, en el mejor de los casos para ella, será que pueda gobernar –ya lo estaba haciendo-- ganando las elecciones y con ayuda de Vox. Cosa que no es seguro, corriendo el riesgo –a mi modo de ver, bastante probable-- de que pueda perder el gobierno de Madrid.

Este terremoto de resultado inciertos ha provocado una decisión loable de Pablo Iglesias que ha decidido dejar el gobierno y ponerse al frente de Unidas Podemos en Madrid para ayudar a que la izquierda gane las próximas elecciones del cuatro de mayo.

La decisión del exvicepresidente del gobierno puede ser la salvación para la izquierda en Madrid. Porque, en primer lugar, ha salvado ese mínimo del cinco por ciento, con creces, que hacía peligrar la entrada en la Asamblea madrileña a Unidas Podemos. Y eso puede ayudar de forma determinante. Desde luego, si Unidas Podemos, como parecía indicar la tendencia, no llegaba al 5%, la probabilidad de que la izquierda ganara en Madrid, era absolutamente nula.

Decía e insisto –lo digo porque parece que se está dando por seguro el gobierno de la derecha en todos los medios-- en que no es tan improbable que la izquierda pueda gobernar Madrid a partir de mayo. Para ello, según mi criterio se deben dar varios preceptos:

  1. Que Ciudadanos no llegue al 5% y se quede fuera de la Asamblea. Porque de llegar, no tengo la menor duda de que votaría a Díaz Ayuso

  2. Que el PSOE no pierda votos. Simplemente que mantenga el mismo porcentaje de hace dos años

  3. Que la suma de la izquierda a la izquierda del PSOE (Más Madrid y Unidas Podemos) sean capaces de obtener tres puntos más que en las elecciones anteriores. Algo probable con la entrada de Pablo Iglesias

  4. Que la izquierda se movilice como lo está la derecha. La abstención puede dar el triunfo a la derecha

Con estas condiciones la izquierda podrá ganar y gobernar en Madrid. Por cierto, sería conveniente que el candidato máximo de la izquierda a gobernar Madrid no lance falsas noticias, como la de que no pactará con Unidas Podemos. Es una trola que no se la cree ni él. ¿Alguien cree que en caso de que den los números el PSOE no pactará? Y estas declaraciones no ayudan a movilizar a la izquierda, algo imprescindible para ganar.

Y deberíamos cambiar el falso eslogan pepero de estas elecciones, “Comunismo o Democracia”, por uno real como “Democracia o Fascismo”.

Salud y República


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas