Revista Coaching

La morada de los becarios

Por Juanmartinezsalinas76

Hace unos días leía una noticia en el formato digital de la Vanguardia que es lamentable; sin embargo, no me sorprende. El titular de este artículo era La demanda de trabajadores en prácticas aumenta mientras bajan las ofertas de empleo” que, por supuesto, os invito a leer.LA MORADA DE LOS BECARIOS
Resulta contradictorio que determinadas organizaciones que hace dos días han despedido a parte de sus trabajadores para asegurar su supervivencia por no tener tan apenas volumen de trabajo, cojan becarios al poco tiempo. Y por otra parte, es alarmante como cada día más se solicitan becarios en las compañías y se congelan las ofertas de trabajo para incorporar profesionales mediante relación contractual.
Para empezar, me gustaría dejar claro que los convenios de prácticas que se establecen entre alguna organización de representación universitaria y las empresas no suponen una relación contractual. En este tipo de prácticas, no se debe exigir experiencia profesional a los candidatos porque su finalidad es que los beneficiarios de las mismas puedan poner en práctica sus conocimientos  de forma real en una organización del mercado laboral. Las prácticas para titulados universitarios tienen una duración mínima y máxima, igual que un número de horas establecidas a la semana, sin olvidar que deben llevar una bolsa de ayuda a los alumnos que realizan las prácticas que deben venir marcadas en el convenio. Siempre hay unos mínimos que pueden ser mejorados por las empresas si lo estiman conveniente. Las prácticas para estudiantes que aun no han finalizado sus estudios, deben de estar reguladas por convenio y en algunas de ellas, al ser obligatorias, no se debe de dar bolsa de ayuda a los beneficiarios, aunque sí que se les debe costear los gastos de transporte, etc.
Igualmente, no olvidéis que las prácticas deben versar sobre el área de vuestros estudios y no sobre lo que les apetezca a las empresas. En caso de que las compañías incumplan las obligaciones de vuestro convenio, pueden ser  denunciada a la entidad universitaria organizadora de la cual dependéis, que, entre otras cosas, está para defender vuestros derechos.
Yo, una vez finalizados mis estudios universitarios, realicé prácticas con las que aprendí mucho y tras finalizar las mismas, me incorporé a la organización mediante relación contractual.
Las empresas deben ser francas respecto a si, tras vuestro período de prácticas con ellas, encajáis con lo que buscan, habiendo analizado vuestras ganas de trabajar, capacidades, logros y forma de realizar las tareas… y si tenéis posibilidades reales de incorporaros.
Cuando se opta por coger a personal de prácticas en función de las previsiones de necesidades de personal es por que aquellos que llevan tiempo en la empresa han demostrado estar a la altura de lo que se espera de ellos. No pasa nada porque os digan que no existen posibilidades ahora de incorporación porque vosotros aprendéis y si quedan contentos con vosotros puede ser que en un futuro os llamen. Pero lo que no es profesional es que jueguen con vuestras ilusiones y expectativas.
Si os ofrecen un convenio de prácticas y piden como requisito imprescindible tener experiencia, habrá que desconfiar totalmente de las intenciones de la empresa, pues, claramente, están detrás de conseguir personal a muy bajo coste exigiéndole lo mismo o más que a un trabajador vinculado mediante relación contractual. Muchas veces estas empresas actúan con el mismo modus operandi y constantemente están solicitando personal de prácticas y a poco que preguntéis en foros, saldrán personas que sufrieron ese abuso y que denominan a esa empresa “la morada del becario” donde sale uno por una puerta y entran 3 más por una ventana.
En los convenios de prácticas es normal que os exijan cumplir con unas tareas, sin embargo, no os pueden exigir lo mismo que a los trabajadores porque estáis en proceso de aprendizaje y os deben de prestar ayuda para ir adquiriendo pericia en el desempeño. Va bien para que vayáis aprendiendo lo que supone de forma real el mundo corporativo, con sus cosas buenas y mejorables porque la empresa perfecta no existe. Por supuesto, no habrá que confundir los convenios de prácticas con los contratos de prácticas regulados en el estatuto de los trabajadores.
Cuéntanos tus experiencias como becario.

Posts Relacionados:

  • CAMBIO DE MENTALIDAD
  • APRENDIENDO A APRENDER
  • CONTRATO DE PRÁCTICAS
  • CASO PRÁCTICO 2: DE PERSONAL DE PRÁCTICAS
  • PLANES DE ESTUDIOS UNIVERSITARIOS

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Dossier Paperblog