Revista Baloncesto

La muñeca de Àlex Abrines

Publicado el 26 enero 2014 por Toni_delgado @ToniDelgadoG
Con 17 puntos y 5/6 en triples, el escolta mallorquín salva a un Barça anesteasiado y deja sin Copa del Rey al Cajasol (57-62)

La muñeca de Àlex Abrines

Abrines protege el balón durante el partido - ACP Photo / Tolo Parra. 


Cuando el 23 de noviembre de 1997 Juan Carlos Navarro debutó con el primer equipo, en el Palau y contra el CB Granada, Àlex Abrines (Palma de Mallorca, 1993) tenía solo cuatro años y 115 días. Desde la temporada pasada, y tras una áspera negociación con Unicaja, que lo había fichado del colegio La Salle cuando no estaba ni federado, comparten vestuario. En teoría, el alero mallorquín es el sustituto generacional de La Bomba en el Barça. Progresa para serlo. En lo que va de fase regular, Abrines suma 311 minutos en 15 partidos, 16 menos que el curso anterior en 30 citas, de las que se quedó sin anotar en 12. Con más confianza de Xavi Pascual y un curso de rodaje, su rendimiento es muy diferente. Ha sumado puntos en cada partido (124 por los 105 de entonces) y ha mejorado sus estadísticas en casi todos los aspectos: en tiros de tres (45%, antes 30%), de dos (57% por 52%), tiros libres (85%, antes 65%), asistencias (15 por seis)... El jugador ya decide partidos como demostró quitándole cualquier opción de jugar la Copa del Rey de Málaga al Cajasol de Aíto (57-62) el día que éste fue homenajeado por sus 40 años como entrenador. En una jornada en la que Navarro causó baja por unas molestias musculares, Abrines brilló con 17 puntos, nueve de ellos en el último cuarto y con un excelente 5/6 en triples, a los que añadió cuatro rebotes o tres recuperaciones.   
La muñeca de Abrines rescató a un Barça que durante muchos momentos se comportó como un equipo anestesiado, con poco que luchar y decir para defender el rebote propio, incapaz de contener a Balvin (11 capturas, seis de ellas ofensivas) y puntear bien los triples de un Cajasol que lanzó una vez más de tres (8/34) que de dos (14/33) y acumuló hasta 10 tiros más (67 por 57). De nuevo, los azulgrana tuvieron muchas pérdidas (16) y se ahogaron con los tiros libres (5/12). Abrines fue el primero que anotó desde la línea de personal tras un primer cuarto en el que había metido dos triples y con dos partes muy diferentes. En la primera, los visitantes, bajo la batuta de Huertas, se pusieron 2-9 (a los 4m 3s). En la segunda, Satoransky, cada vez más maduro, reanimó a su equipo y contagió a Mata y Balvin (15-18). La sonora irrupción de Joan SastreCon dos bases en pista, el propio Satoransky y Bamforth, el Cajasol replicó aplicándose en defensa y sacando provecho de los errores de un Barça desorientado. El paso de Pullen por el partido fue puntual, Sada apenas jugó tampoco y Huertas, a pesar de alcanzar ocho asistencias, tuvo despistes de peso como lo fue una pérdida de Abrines en un cuatro contra dos. Dorsey contuvo hasta el descanso (32-34) al conjunto de Aíto, que no remató el partido pese a que solo sumase nueve puntos en el tercer cuarto. El de la sonora irrupción de Joan Sastre, sin puntería hasta que a los 28m 25s no recibiera el tercer reparto de Satoransky para acertar con su primer triple (43-39). Eran los tres primeros puntos del ex jugador del Bàsquet Mallorca, que justo después anotó dos tiros libres y sumó un dos más uno. El Barça era un grupo anárquico y Huertas era capaz de entenderse con Tomic (12 puntos) o anotar una penetración de mérito como de dejarse por el camino la pelota (48-43 a los 29m 27s). Satoransky pudo ampliar la ventaja, pero le sobró ímpetu y cometió pasos en las dos jugadas. Balvin, en el enésimo rebote ofensivo, puso el 50-45 a los 8m 22s, y al rescate del Barça aparecieron Huertas y sobre todo Abrines, para sumar tres triples más. Con el último, a 1m 45s (57-60) y que sirvió de réplica a otro de Joan Sastre (15 puntos), finiquitó el partido, pues Bamforth falló dos triples más (2/10) y Huertas habilitó a Nachbar para que éste machara. Aunque lo más difícil lo había hecho Abrines, ese chaval que pasó de ser casi anónimo a ser una pieza codiciada tras proclamarse MVP del Europeo sub 18 en el verano de 2011 y al siguiente, tras solo 18 partidos en la Liga ACB y una actuación de impacto contra el Estudiantes, al que anotó 31 puntos, estampó su firma por los azulgrana.            CAJASOL 57 (15+19+14+9): Satoransky (14), Mata (5), Sastre (15), Landry (3) y Balvin (7) -quinteto inicial-; Bamforth (8), Porzingis (3), Burjanadze (0), Pere Franch (0) y Hernangómez (2). BARÇA 62 (18+16+9+19): Huertas (4), Abrines (17), Papanikolaou (3), Nachbar (8) y Dorsey (8) -quinteto inicial-; Sada (0), Pullen (2), Todorovic (2), Oleson (4), Lorbek (2) y Tomic (12). Árbitros: Bultó, García Ortiz y Sánchez Mohedas. Sin eliminados. Incidencias: Partido de la decimoséptima jornada de la Liga Endesa disputado en el Palacio de los Deportes San Pablo ante unos 6.200 espectadores.

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas