Revista Cine

La noche de tus sueños, más de lo mismo

Publicado el 27 diciembre 2010 por Lapalomitamecanica
Discretas audiencias para un programa de los años 90
La noche de tus sueños, más de lo mismoEl pasado miércoles Telecinco nos regaló una noche mágica llena de ilusión donde de forma altruista no dudo en cumplir los deseos de los más necesitados. Fue como si hubiese polvo de hadas en el ambiente. Evidentemente, mi sarcasmo se ve a varios kilómetros de distancia y más cuando hablo de nuestra cadena preferida.
A pesar que en un principio la gala de La noche de tus sueños parecía que iba a ser un reality medianamente digno aunque puede que aburrido dadas sus cuatro horas de duración, va a ser que no. A partir del primer descanso el entrenador no dudo en sacar toda su artillería al campo. ¿Y quién es la jugadora estrella de Telecinco? Creo que todos habréis acertado como si del juego de mesa de Sálvame se tratara si habéis respondido Belén Esteban, nuestra Princesa del pueblo por derecho propio.
Al parecer, la máxima ilusión de una muchacha llamada Sara era conocer a la madre de Andreíta porque se sentía identificada con ella por el rollo de ser madre coraje. Vamos, que con toda seguridad cuando Sara vio en las noticias la tragedia de la familia de Antonio Meño le resbaló bastante porque ahora madre coraje se define como quedarse preñada de un torero y vivir de ello soltando todos los días pestes por la boca. Desde luego la princesa la complació, bajando de su trono y juntándose con el populacho para regalarle unos zapatos como si de La cenicienta se tratara.
Más tarde apareció otra chica llamada Iris, cuyo mayor deseo era conocer la casa de grillos de Gran Hermano. Sus familiares afirmaban que para ella GH era su vida, su devoción y que desea por encima de todo participar en el reality de Mercedes Milá. Me resulta difícil de creer que si tuviésemos a un genio de la lámpara y le pidiésemos dos deseos, serían conocer a la Esteban y ver la casa del famoso concurso. ¿Dónde se fue todo eso de dinero, amor y salud?
Pero la gran protagonista de la noche no podría ser otra que la Venus del amor, la máquina de la verdad, evidentemente me estoy refiriendo a la casposa Emma García. La verdad, no se cuando acaba mi objetividad y empieza mi prejuicio pero lo cierto es que incluso este programa le queda grande. No creo que tenga ni la presencia ni las virtudes que por aquel entonces tenía Isabel Gemio. Preguntas como “¿has soñado alguna vez tener relaciones sexuales con tu abuela?” y frases del estilo " Aquí no estamos hablando de guerra, estamos hablando de amor" alrededor de chulos gimnasio y barbys que piensan que Zuzón escribio el diccionario han convertido a Emma García en un referente junto con Jorge Javier del rumbo que Vasile ha marcado para Telecinco.

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista