Revista Libros

La novia gitana (Carmen Mola)

Publicado el 31 mayo 2018 por Bookworm

La novia gitana (Carmen Mola)Sinopsis Editorial:

«En Madrid se mata poco», le decía al joven subinspector Ángel Zárate su mentor en la policía; «pero cuando se mata, no tiene nada que envidiarle a ninguna ciudad del mundo», podría añadir la inspectora Elena Blanco, jefa de la Brigada de Análisis de Casos, un departamento creado para resolver los crímenes más complicados y abyectos.

Susana Macaya, de padre gitano pero educada como paya, desaparece tras su fiesta de despedida de soltera. El cadáver es encontrado dos días después en la Quinta de Vista Alegre del madrileño barrio de Carabanchel. Podría tratarse de un asesinato más, si no fuera por el hecho de que la víctima ha sido torturada siguiendo un ritual insólito y atroz, y de que su hermana Lara sufrió idéntica suerte siete años atrás, también en vísperas de su boda. El asesino de Lara cumple condena desde entonces, por lo que solo caben dos posibilidades: o alguien ha imitado sus métodos para matar a la hermana pequeña, o hay un inocente encarcelado.

Por eso el comisario Rentero ha decidido apartar a Zárate del caso y encargárselo a la veterana Blanco, una mujer peculiar y solitaria, amante de la grappa, el karaoke, los coches de coleccionista y las relaciones sexuales en todoterrenos. Una policía vulnerable, que se mantiene en el cuerpo para no olvidar que en su vida existe un caso pendiente, que no ha podido cerrar.

Investigar a una persona implica conocerla, descubrir sus secretos y contradicciones, su historia. En el caso de Lara y Susana, Elena Blanco debe asomarse a la vida de unos gitanos que han renunciado a sus costumbres para integrarse en la sociedad y a la de otros que no se lo perdonan, y levantar cada velo para descubrir quién pudo vengarse con tanta saña de ambas novias gitanas.
Ficha del libro: AQUÍ
“La novia gitana” es una novela que he devorado en día y medio y eso que me decía a mí misma que entre tanta novela negra tenía que intercalar otros géneros para no saturarme de asesinatos, pero nada… No tengo remedio. Me pones una sinopsis de este estilo delante y soy como las moscas al azúcar (y la comparación viene que ni pintada. Ya lo entenderéis si os animáis a leerlo, algo a lo que yo os invito sin género de duda).
La novela comienza cuando Susana Macaya aparece muerta tras la celebración de su despedida de soltera, en la Quinta de Vista Alegre, en Carabanchel, una finca prácticamente abandonada donde se suelen colar mendigos para pasar la noche. Susana, que es medio paya, medio gitana ha sido asesinada de una forma un tanto peculiar y sí, muy desagradable, pero lo más llamativo de este caso es que Lara, su hermana mayor, fue asesinada hace unos años de la misma forma y también a pocos días de su boda. 

La novia gitana (Carmen Mola)

Quinta Vista Alegre (Carabanchel) Fotografía de TimeOut.es


Si la policía metió en la cárcel al asesino de Lara (y de hecho sigue entre rejas), ¿Quién ha matado a Susana? ¿Un imitador? ¿Es posible que la policía cometiera un error hace siete años y haya un inocente entre rejas?
Será un equipo especial de la policía, la BAC (Brigada de Análisis de Casos), quien se encargará de la investigación. Son un equipo pequeño pero muy compenetrado y efectivo. Al frente de la BAC se encuentra la inspectora Elena Blanco, y bajo su mando están Buendía, el forense, Mariajo, una genial sexagenaria experta en informática y Orduño y Chesca, él llegó desde los Geos y ella de la Brigada de Homicidios y Desaparecidos. Además, y de forma excepcional, le harán un hueco al subinspector Zárate, que no lleva demasiado tiempo en la comisaría local de Carabanchel, pero que fue el primero en llegar a la escena del crimen.
La novela está dividida en cinco partes, cada una de las cuales viene precedida por un capítulo en cursiva en el que se nos va contando la historia de un niño, que en principio nada tiene que ver con la trama principal. Yo que soy muy “lista” y he leído tantas novelas de intriga, al llegar a la segunda parte, ya había decidido quién era el niño y cómo iba a terminar su historia.
Por otro lado, en otra subtrama, conocemos al policía que metió entre rejas al asesino de Lara Macaya, un hombre que comienza a sufrir el deterioro que produce el Alzheimer y cuyos recuerdos no se sabe muy bien si ayudan o empeoran la investigación actual y cuya historia también decidí que ya sabía cómo iba a terminar. Pues bien, ni una. Es que no he acertado ni una ¡ja,ja! Me ha dado hasta vergüenza ser tan mala “detective”, al menos en esta novela y eso es una de las cosas que más me han gustado de este libro, además del final, que te deja con la piel de pollo. 
Sinceramente yo no sé quién es Carmen Mola (cómo para intentar adivinarlo estoy, con esas dotes detectivescas mías). No sé si es una escritora/o novata/o o alguien ya con cierta trayectoria que ha querido probar algo diferente, o simplemente ver cómo reacciona la gente a un nombre nuevo en el panorama literario. Desde luego mientras lees no tienes que la sensación de que sea una novela escrita por alguien que no tenga ya un cierto dominio en esto de crear historias. En todo caso ya os digo que por mí, puede seguir escribiendo porque, a pesar de ciertas escenas desagradables, yo he disfrutado como una enana con el libro y sí, quiero saber qué pasa después de este tremendo final que me ha dejado con la piel de pollo.
La trama me ha parecido muy buena, me ha gustado el ritmo, el modo de llevar la investigación y la resolución, porque salvo ese final, que nada tiene que ver con las hermanas Macaya, todo queda bien resuelto e hilado. Me ha gustado mucho que utilice la novela para hablar de temas tan actuales como la homosexualidad, la cultura y los fuertes lazos familiares de los gitanos, la Deep Web, de la que no había oído hablar jamás y de la que prefiero seguir sin saber demasiado, el maldito Alzheimer,  o la vida en prisión a través de los ojos del ¿culpable? de la muerte de la primera de las hermanas Macaya, pero sobre todo me han gustado los personajes.
Elena, ¡cómo no! tiene una vida privada algo caótica. Carga con una pena en el alma que intenta ahogar con importantes cantidades de grappa y dándolo todo en un karaoke cada noche de domingo a jueves (que es cuando se juntan los que cantan bien) ofreciendo a su público todo el repertorio de canciones de Mina (no me saco de la cabeza desde que leí la novela la famosa Tintarella di Luna). Su historia personal es dura, pero sin embargo en su trabajo es perfecta. Su equipo funciona como un reloj y sólo Zárate, añadido a última hora rompe un poco ese orden establecido, algo que Orduño no lleva mal, que Chesca no soporta, pero que en el fondo no les viene mal a ninguno de ellos.
Carmen Mola ha conseguido que sospechara de algunos de los personajes, para de repente dejar de hacerlo y al cuarto de hora volver a ponerlo en la picota. Ha jugado conmigo y yo me he dejado. Desde luego si sois amantes del género y queréis salir de un bache lector, o de una lectura más espesa "La novia gitana" es una gran opción. Es una lectura ágil, adictiva y algo diferente dentro del género, o al menos esa es la sensación que yo he tenido. Es cierto que el modo de matar a las hermanas me ha resultado repulsivo, (¡y una que pensaba que ya lo había leído casi todo!), y que incluso hay algunas otras escenas que no tienen relación directa con las hermanas que pueden herir ciertas sensibilidades, pero a pesar de eso, no puedo más que recomendarla.
Si quieres leer las primeras páginas, pincha: AQUÍSi quieres escuchar cómo comienza, pincha:AQUÍ
Booktrailer

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista