Revista Espiritualidad

La obsesiva cacería Nazi de los Tesoros Sagrados

Por Vmrawlins @VMRAWLINS

La obsesiva cacería Nazi de los Tesoros Sagrados

Hitler y Himmler compartían cada cual a
su manera ideas religiosas que amoldaron
el pensar de sus organizaciones. 

Hace unos días encontré en el muro de mi face, un comentario sobre los ‘posibles’ motivos por la cual los nazis tomaron represalias contra los judíos. La misma me pareció interesante. Se refería a que los nazis, ante la negativa de los judíos de ayudarlos a conseguir los tesoros sagrados, específicamente el “Arca de la Alianza”; se vengaron de ellos con lo que se conoce como el Holocausto. Una idea atractiva, pero que no deja de ser simple teoría.Para entender la obsesión de los nazis, específica y más claramente, de la poderosa SS; debemos entender la naturaleza de esta organización y el pensar de su ideólogo, el Reichsführer Heydrich Himmler. Tanto su fundador, como la organización en sí, tenían un fuerte arraigo a lo esotérico y místico. Aunque Hitler no compartía la obsesión de su segundo al mando, permanecía la mayor parte del tiempo callado ante las mismas. Muchos historiadores reconocen que el propio Adolf Hitler tenía admiración hacia la forma del catolicismo y su jerarquía. El mismo Führer reconoció en más de una ocasión esto:“Aprendí mucho de la Orden de los Jesuitas… hasta ahora no ha existido en la tierra nada más grandioso que la organización jerárquica católica. Yo transferí a mi partido mucho de esta organización”[1].Esto quedo confirmado por escritores como Frederic Hoffet, quien afirmo:“No fue accidente que, por la religión de sus líderes, el gobierno nacionalsocialista haya sido el más católico que ha tenido Alemania… La afinidad entre el nacionalsocialismo y el catolicismo impresiona más aun al estudiar los métodos de propaganda y la organización interna del partido”[2]La propagando revisionista de la historia fue la responsable de que esta relación no se percibiese. Los nazis fueron catalogaros como ocultistas empedernidos, anticatólicos y enemigos de la humanidad. Cosa en nada cierto. Pese a su atracción por lo místico, la misma nacía de su naturaleza religiosa. Solamente note los objetos sagradas que lucharon por conseguir: la lanza de Longinos, el santo Grial, el Arca del Pacto… ¡Objetos sagrados parte de la herencia judeocristiana! Más adelante, el dictador alemán revelo, quizás involuntariamente, su propósito y la naturaleza de la nueva organización de apoyo al partido nazi:“Les diré un secreto… fundare una Orden… en la fortaleza de mi Orden, formaremos una juventud que hará temblar el mundo”[3]La SS cumplió las especificaciones que tenía pensado el Führer. Y Himmler fue el arquitecto para que la misma sucediese.
El trasfondo espiritual de Himmler

La obsesiva cacería Nazi de los Tesoros Sagrados

Himmler tenia una convicción espiritual
que la hacia mas clérigo que sus
compañeros de mando en el
partido

Kurt Heindrich Himmler nació en el seno de una familia católica bávara. Su padre había sido director de una escuela católica de Múnich.  Su hermano pertenecía a la orden benedictina en el monasterio de María Laach. Su tío, un sacerdote católico, tenía buenas influencias en el partido nacional socialista. Himmler, al igual que su Führer o emulándolo, tenía una admiración a la jerarquía católica. Esto se dejo ver al ser relacionado por el Führer como “nuestro Ignacio de Loyola[4].Himmler no era un pagano y ocultista empedernido como se lo quería o quiere hacer ver. A lo sumo un sincretista que ligaba su religiosidad con las ideas místicas.
La Orden Negra de la SS

La obsesiva cacería Nazi de los Tesoros Sagrados

La Sede de la SS

La SS fue la guardia élite del nazismo. Parecía ser una organización dentro de la organización. A mi criterio tenía más poder que el mismo partido. Influían en la política, la economía, la educación y el ejército. Las mentes más ‘brillantes’ militaban en el mismo. La SS tenía una naturaleza religiosa que sobrepasaba a las organizaciones de su entonces. La mayoría de sus miembros eran católicos reconocidos. Esta cualidad es que la llevo a buscar los tesoros sagrados. La sede de la SS fue concebida como especie de un castillo – catedral desde donde la misma influiría por toda Europa. Esta se encontraba en el castillo de Wewelsburg, en Westfalia. El mismo se convirtió en el destino de las reliquias conseguidas. El castillo de las SS tiene un salón en cuyo piso se ve la imagen del “sol negro”, otro de los símbolos nazis. en la misma se reunión de forma paralela lo que se denomino como la "Orden Negra". 
Cacería de tesoros

La obsesiva cacería Nazi de los Tesoros Sagrados

El Santo Grial fue uno de los
tesoros sagrados mas buscados
por los nazis

En este punto hay que saber distinguir entre el mito poético y la realidad histórica. La cacería nazi de objetos místicos fue el resultado de la creencia de Himmler que los mismos dotarían de cierto poder a sus portadores. Esto no es algo nuevo. Las culturas antiguas veían en la posesión de algún objeto con dotes sagrados cierto poder. Los judíos veían al “Arca del Pacto” como receptáculo del poder de Dios y motivo de su permanencia como pueblo. Los romanos creían en la “espada o talismán de Troya” que les aseguraba su permanencia como nación. Otros objetos eran “la espada de Cesar”, que garantizaba a su portador poderes místicos.En la Edad Media, la Iglesia Católica tenía el mismo pensamiento. La creencia en los cuadros, imágenes y restos corporales de santos fueron lo que movieron el interés de que muchas ciudades y reinos pagasen sumas considerables de dinero. La cacería de objetos sagrados fue una industria que dio buenas ganancias. Teniendo este pensar, Himmler crea la “Deutsche Ahnenerbe”, la que se convertiría en la unidad de investigaciones paranormales de la SS. Esta sección era comandara por el coronel Wolfram von Sievers. La misma tuvo entre sus misiones:-   Localizar y poseer el Santo Grial.-   Rastrear el Arca de la Alianza-   El martillo de Wotan-   Las carabelas de cristal sudamericanas.-   La lanza del destino[5]-   La piedra de la coronación[6] Los agentes de la DA viajaron a rincones del mundo insospechados como España en su búsqueda por dichos tesoros. Igualmente sus pasos parecen haberlos llevado al Tíbet. Los ocultistas pusieron su vista en las civilizaciones precolombinas sudamericanas[7]. El propósito de este viaje fue la búsqueda de la raza aria. La DA tenía su centro de mando en el castillo de la SS de Wewelsburg; donde eran llevados las reliquias conseguidas.


[1]Hermann Rauschning, ex líder nacionalsocialista del gobierno de Dantzig, "Hitler m'a dit" (París: Ed. Cooperation, 1939), pp. 266-267,273ss [2]Frederic Hoffet, "L'Imperialisme protestant" (París: Flarnmarion, 1948), pp. 172ss. [3] Ibid [4]Adolfo Hitler, "Libres propos" (París: Flammarion, 1952),p. \(A. [5][5] Según la tradición, es la lanza usada por el centurión romano que traspaso el costado de Jesús en la cruz. La iglesia da nombre a dicho centurión, aunque la biblia misma no lo identifica: Cayo Casio Longinos. [6]Esta piedra se encuentra en la abadía de Westminster, Inglaterra. Sobre ella se coloca, en el momento de la coronación, el trono del futuro monarca del país. La tradición afirma que la misma fue usada por Jacob como almohada cuando tuvo el sueno de la escalera. La escritora Janire Ramila afirmo que los agentes de la DA intentaron robar la piedra, cosa que no consiguieron. [7]Edmund Kiss pensó que la Antigua ciudad andina de Tiwanaku fue fundada por viajeros nórdicos. 

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :