Revista Baloncesto

La pelota dorada de Pau Gasol

Publicado el 20 septiembre 2015 por Toni_delgado @ToniDelgadoG
MVP y máximo anotador, el pívot corona a España con su tercer Europeo tras superar a Lituania (80-63)

La pelota dorada de Pau Gasol

Pau Gasol, con la medalla de oro del Eurobasket. 


Cuando le entregan el trofeo de MVP del Eurobasket, Pau Gasol (Sant Boi, 1980) pone cara de sorpresa y reparo. "Pues si me lo dan, lo cojo" parece decir con los labios apretados. Le brillan los ojos y se contiene las lágrimas como si quisiese impedir que le enfoquen los focos. Aunque le pese, se merece la atención por cuanto ha hecho antes y también por cómo ha puesto cordura a los momentos de locura de una España que estuvo a media uña de hacer las maletas en la primera fase. Superada por las bajas y víctima de una ruta de preparación demasiado amable y la falta de puntería y de solidez defensiva, la selección jugó sobre la bocina, aunque quien se quedó fuera fue Alemania. Después el grupo se aplicó en todas las facetas, sobre todo en defensa, hasta alzar su tercer Eurobasket. Un torneo con firma coral, aunque la más grande sea, y con diferencia, la de Pau Gasol, soberbio de principio a fin. Se superó a sí mismo con 40 puntos en semifinales ante la favorita, Francia, golpeó a Polonia en octavos y a Grecia en cuartos. Y, de nuevo, fue el mejor, con 25 puntos y 12 rebotes, en la final ante una Lituania siempre a remolque (80-63) en el Estadio Pierre Mauroy de Lille. 

Tercer máximo anotador del Europeo de la historia, con dos anillos de la NBA en su palmarés, un Mundial o dos platas olímpicas en su currículo, Pau Gasol habla con María Victoria Alberto, en Telecinco, como si fuese su primer torneo. Habla con la ilusión de un niño y la entereza de un adulto humilde. En su discurso aparecen "plenitud", "felicidad", "orgullo" o "estar unidos". Y cuando la periodista le pregunta por su papel (25,6 puntos, 8,8 rebotes y 2,9 asistencias de media por partido), él se mira el ombligo de refilón: "He podido jugar a un nivel relativamente alto, pero sin el apoyo y solidaridad de mis compañeros, no hubiese sido posible". Pocos dudan de que es el mejor jugador español de la historia y Papaloukas le elogia en su Twitter: "Hemos visto algunos grandes jugadores en Europa. Pau Gasol no es uno de ellos. Está por encima de ellos". 

El detalle de Sergio Llull En la final, Pau Gasol sus compañeros vuelven a buscarle y saca partido de cuatro de las seis asistencias que reparte España en el primer cuarto (19-8). Dos son de Sergio Rodríguez y el resto de Sergio Llull, detallista con su compañero Rudy Fernández, al que le regala al que regala la red que acaba de cortar. El alero mallorquín no tiene energías esta vez para agenciarse una como es tradición las jornadas de títulos en la familia Fernández. Bastante ha hecho Rudy con jugar infiltrado el Eurobasket pese a sus problemas de espalda. Rudy tiene un inicio fulgurante y contribuye a frenar en el tercer cuarto a una Lituania que acaba la primera parte desatada (41-33, tras un parcial de 7-15 y con Seibutis y Maciulis con la muñeca fina). Pero un codazo de Jankunas le hace retorcerse de dolor y tieso y acompañado por el fisioterapetura y el médico de la selección, se va al vestuario. El alero se pierde el triple de Víctor Claver (60-42 a los 28m 59s) que sentencia más el partido. Pau Gasol es el primero en ir a felicitar al nuevo jugador del Lokomotiv Kuban, a quien el torneo le ha venido a la perfección para recuperar confianza. Sergio Rodríguez, excelente El rendimiento de Víctor Claver en los cruces ha sido muy notable. De excelente puede calificarse el papel en las eliminatorias de Sergio Rodríguez, el jugador con más imaginación del equipo y elegido mejor base del Eurobasket. Aunque no ha habido otro jugador como Pau Gasol, mejor pívot (De Colo, Valanciunas y Maciulis completaron el quinteto ideal) y capaz de eliminar y minimizar a un gigante como Valanciunas o a Kavaliauskas. Los compañeros le procuran la pelota de la final y Pau Gasol se la pone en el regazo con ternura, como si fuese un bebé.  ESPAÑA 80 (19+22+19+20): Llull (12), Pau Ribas (5), Rudy Fernández (11), Mirotic (8), Pau Gasol (25) -quinteto inicial-; Sergio Rodríguez (4), Felipe Reyes (8), Claver (7), San Emeterio (0), Hernángómez (0), Aguilar (0) y Vives (0). LITUANIA 63 (8+25+10+20): Kalnietis (13), Seibutis (13), Maciulis (8), Jankunas (3), Valanciunas (10) -quinteto inicial-; Kavaliauskas (4), Javtokas (0), Gailius (1), Kuzminskas (8) y Milaknis (3). Árbitros: Lamonica, Belosevic y Ryzhyk. Eliminaron a Valanciunas por faltas personales (m.36). Estadio Pierre Mauroy de Lille. 27.372 espectadores.

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas