Revista En Femenino

La piel fina

Por Titiroca

Vivimos en la época de los ofendidos que tienen la piel fina, y sobre todo en el tema de la maternidad. Parece que todo tiempo pasado, el que hemos vivido siendo niños estuvo mal, vamos, que tuvimos los peores padres posibles porque todo son pegas e inconvenientes a cómo se hacía antes.

Y es que que a pesar de tener mayor libertad de expresión que antes, tenemos que medir nuestras palabras, los temas que tratamos y la manera de hablar porque si no, aparecerán de debajo de las piedras un sinfín de personas con la piel fina que recharazán todo aquello que no sea compatible con sus "principios" llegando a dramatizar y ofenderse, tomándoselo todo muy a pecho e incluso decir que nuestras opiniones atentan contra la maternidad.

La lactancia.

Antes mayoritariamente se daba lactancia materna, porque era lo que "había que hacer" y era lo mejor para el bebé. Tampoco había casi más opciones como hoy en día.

Ahora, aparte de la lactancia materna, en muchas ocasiones se da biberón por diversos motivos e incluso por decisión propia de la madre.

La piel fina

Aquí surgen las ofendidas de la lactancia materna que incluso defienden que se es menos madre por dar lactancia artificial. Perdona?? WTF?? Ser madre depende de si das el pecho o no?? Con dos coj****! Ridículo!! Vamos si tenemos la piel fina!!

La educación.

Antes nos educaban con el método tradicional, donde el tiempo no lo marcaban los alumnos, si no el profesor, el cual mostraba los errores cometidos e indicaba cómo hacer las cosas y conducía las clases. De hecho, en contadas ocasiones hasta se daban unos cachetes o azotes en el culo.

Ahora predomina el método Montessori, donde quien lleva las riendas del aprendizaje es el propio alumno. Él decide cuánto tiempo invertir y en qué actividad y el profesor sólo orienta. Y ni se te ocurra rozar al niño porque se considera maltrato.

La piel fina

En la educación pasa justo lo contrario que con la lactancia: lo guay es lo moderno. Aquí se tiene la piel fina diciendo que la educación de antes era muy estricta. Puede ser, pero la vida no es un camino de rosas donde nosotros marcamos el ritmo, ojalá, pero no es así. Y hasta darle una voz a tu hijo se considera maltrato infantil.

Los juguetes.

Antes había todo tipo de juguetes y de todos los materiales. Jugábamos con chapas, canicas, bebés, muñecas, a la comba, goma, etc.

Ahora juegan con la tecnología, muñecos que hacen de todo donde la creatividad desaparece, coches que se mueven de manera autónoma, etc.

La piel fina

Aquí aparecen los ofendidos porque los niños se vuelven "idiotas" con la tecnología y pierden capacidades como la imaginación, el movimiento físico, la creatividad. Pero... ¿en qué quedamos? ¿Educación tradicional no pero sí sus juegos? Una muestra más de la piel fina que se tiene hoy en día.

La comida.

Antes se daba lo que se podía y se intentaba dar una alimentación equilibrada. Recuerdo que se merendaba galletas, bocadillos y cosas por el estilo.

Ahora hasta se mira todas las etiquetas para ver los gramos de azúcar que contiene cada alimento llegando hasta puntos en los que se sataniza a las galletas María. OMG!

La piel fina

Y con este tema, tener la piel fina es poco, porque la gente se vuelve extremista tachando de mala madre por dar unos inofensivos gusanitos en determinadas ocasiones. Gusanitos!! Sacrilegio!!

Y es que no todo es blanco o negro. Hay grises. Ni todo lo de antes estaba fatal hecho ni ahora todo es la panacea. Que parece que se opine lo que se opine siempre habrá alguien con la piel fina que se ofenderá.

Para los ofendidos, os recomiendo la crema Nofendê.


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :