Magazine

La Posesión Infernal que vino de Suecia

Publicado el 06 octubre 2013 por Javier Parra González @xavipargon
WITHER (Sonny Laguna & Tommy Wiklund, 2012)

La Posesión Infernal que vino de Suecia
Hace una década que desde Hollywood se decidiría que el género comenzaría a estar representado por una oleada de remakes sinsentido de films clásicos y de éxitos del cine de fantasmas oriental. Lo que muchos auguraron como la decadencia del cine de terror, se convertiría en una vía de escape para que muchos cineastas europeos quisieran decir la suya y demostrar a los aficionados que no solamente América es fuente de las peores de las pesadillas. Desde entonces muchos han sido los productos que con una mejor o peor acogida han llegado procedentes de los países nórdicos dando una bocanada de aire fresco dentro de toda ese huracán remakeador que asoló (y asola) las oficinas de los productores.Impregnada de ese aire amateur tan sumamente bien compensado gracias a una estupenda fotografía, llega desde Suecia, la nueva sede oficial de la novela negra, este homenaje/remake/plagio/reboot de la Posesión Infernal de Raimi. Wither está dirigido por Sonny Laguna y Tommy Wiklund, directores y guionistas también del insulso slasher Blood Runs Cold (2011), y supone todo un ejercicio de saber jugar bien unas cartas harto conocidas por el espectador pero que pueden resultar un arma de doble filo: el buen uso de los clichés del género y el gore a mansalva. Y es que estamos ante el tan trillado esquema de: un grupo de amigos decide pasar un inolvidable fin de semana en una cabaña abandonada + un desconocido les avisa de que hay algo paranormal en esos bosques + la pertinente visita al sótano de la casa = festival sangriento a la vuelta de la esquina.Con unas actuaciones muy a la par con el rollo amateur que impregna parte del film y con un guion que roza el paroxismo más trivial en tanto en cuanto a las relaciones entre los personajes se refiere, la balanza logrará equilibrar la película gracias a las grandes dosis de sangre que llenarán todos los rincones de esa cabaña maldita desde que, uno a uno, el grupo de amigos se vea inmerso en esa bacanal de horror derivada de un encuentro de una legendaria figura que tiene su origen en el folclore local, pues podemos suponer que si en el sótano hubiéramos descubierto el Boken av de döda (que sí, que según el traductor de Google es El Libro de los Muertos en sueco) el recuerdo a Evil Dead chirriaría de una forma mucho más sonora de la que ya lo hace la historia por sí sola. Paralelismos aparte, cabe destacar del resultado final de Wither la excelente puesta en escenay la sangrienta resolución de las escenas, llegando a afirmar que este pseudoremake o remake no oficial o lo que sea, logra ponerse a la altura del clásico de Sam Raimi. Y si se trata de hacer comparaciones, no podía faltar la figura de Bruce Campbell haciendo de Ash Albin, una suerte definal boy que sin llegar a estar a la altura del personaje en el que supuestamente podría estar inspirado, será quien deba liquidar a golpe de hacha a parte de sus amigos los monstruos en que se han convertido sus amigos.
Ganadora del Premio a los Efectos Especiales, del Premio al Mejor Director y a la Mejor Película Oficial Fantástico en Nocturna ’13, el primer Madrid International Fantastic Film Festival, la película sueca bien podría ser lo que hubiera sido Evil Deadsi esta se hubiera realizado a día de hoy, y lo digo yo, que considero la película de 1981 como una de las mejores obras de horror de la historia del cine.Lo mejor: es un festival gore   exquisitamente bien resuelto.Lo peor: la historia es nula y las actuaciones son flojas tirando a muy flojas.

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :