Revista Opinión

La razón produce monstruos (y 3): Rajoy vuelve

Publicado el 22 junio 2016 por Cronicasbarbaras

Tras las elecciones del día 26, el ciudadano, dormido sobre su mesa como Goya en el Capricho 43, ya comprobó que el sueño de la razón produce monstruos.

Tras sufrir las pesadillas de ver a Pedro Sánchez dominado por Pablo Manuel Iglesias y las peleas entre el PP, el PSOE y Ciudadanos que dejaban un país ingobernable, el durmiente cree entrever que Mariano Rajoy, aunque en precario, repite mandato.

Había que elegir entre él y el revolucionario Iglesias Turrión, populista de ultraizquierda que coincide en política internacional con la ultraderecha de Marine Le Pen.

Ejemplos fundamentales son su hostilidad hacia el euro y la UE, disimuladas ahora para no asustar, y su admiración hacia Putin o sus aliados autoritarios, como Maduro.

Era otro Franco, aunque de izquierdas; hasta tenía un general de cuatro estrellas, olvidando que el caudillo ferrolano fue más avanzado socialmente que los dictadores comunistas a los que aman Iglesias Turrión y ese Alberto Garzón, asombro del mundo –en realidad, asombran los aturdidos españoles—al ser el político más admirado del país.

Tácitamente, PSOE y Ciudadanos aceptaron a Rajoy, esperando lanzarse rápidamente contra él para que no gobernara más de dos años.

Pero el hombre se apropió de parte de sus programas electorales, y en un hábil ejercicio táctico comenzó a aplicarlos y a ganar apoyos populares.

Lo más sorprendente fue su puñalada en el corazón de ambos partidos: mientras Pedro Sánchez peleaba consigo mismo por el alma federalista que nadie entendía, Rajoy fichaba como ministros a altos cargos de su partido, y lo mismo hacía con algunos de Ciudadanos.

Rajoy I, el Tozudo, seguía como jefe del Gobierno. Entonces, el soñador se cayó de la mesa y se rompió la crisma.

----

SALAS

Unspecified11112


Volver a la Portada de Logo Paperblog