Revista Belleza

La reconstrucción mamaria

Por Joanna @juanitasz
El cáncer de mama es el tipo de cáncer más frecuente en la mujer, con una incidencia anual de más de 22.000 casos en España (IARC 2008), el 28,5% de todos los tumores femeninos. La mayoría de los casos se diagnostican en edades comprendidas entre los 35 y los 80 años, con un máximo entre los 45 y los 65.

La buena noticia es que la supervivencia por cáncer de mama ha mejorado notablemente en los últimos 20 años (anualmente se incrementa la supervivencia por este tumor un 1,4%). Además cada año se dispone de mayor información para diagnosticar precozmente y tratar el cáncer de mama, lo que ha permitido que la supervivencia global a los 5 años del diagnóstico de este tumor sea del 82,8% en España, por encima de la media europea y similar a los países con las mejores cifras de supervivencia.No podemos olvidar que el diagnóstico precoz es la mejor herramienta para luchar contra esta enfermedad. A través de los programas de cribado con mamografías, se pueden diagnosticar los tumores de mama en estadios iniciales en los que hay muchísimas posibilidades de curación. Se recomienda realizar mamografías periódicas a partir de los 45-50 años.La reconstrucción mamariaFoto: Eurosilicone/Nagor

Lamentablemente todavía en muchos casos el cáncer de mama se diagnostica demasiado tarde y las mujeres tienen que someterse a una mastectomía.

La mastectomía seguida por todo el proceso oncológico, incluyendo los efectos secundarios de los tratamientos, tales como alopecia, aumento/disminución del peso corporal o quemaduras en la zona irradiada, etc., hacen que la imagen corporal se vea muy afectada. Los cambios en la apariencia física de una mujer afectada por el cáncer de mama, pueden conllevar problemas de autoestima y de confianza, que repercuten a su vez en el ámbito social, familiar y sexual. Por tanto, es muy importante que todas las mujeres sean conscientes que pueden someterse a una reconstrucción mamaria.No es fácil tomar la decisión de la reconstrucción de la mama, de hecho hay mujeres que deciden no hacerlo, pero todas las mujeres afectadas por el cáncer de mama deberían saber que existe esta posibilidad y tomar la decisión que más les convenga, basada en una buena información.La reconstrucción de la mama tras un cáncer es uno de los procedimientos quirúrgicos actuales dentro de la cirugía plástica más seguros y gratificantes para la paciente ya que restaura su imagen corporal y mejora su calidad de vida, facilitando una mayor estabilidad emocional, permitiendo enfrentarse de una forma más positiva a la enfermedad y llevando una vida social más activa. Las nuevas técnicas han hecho posible crear una mama de un aspecto natural, muy similar en forma, textura y características a la no operada. Además, en la mayoría de los casos es posible hacer la reconstrucción a la vez que se extirpa la mama, evitando a la paciente la experiencia de verse mastectomizada. Una reconstrucción mamaria es definitiva y permite llevar una vida absolutamente normal.

La reconstrucción mamaria
Foto: Eurosilicone/Nagor

Actualmente hay varias técnicas para reconstruir la mama y además la reconstrucción puede realizarse de forma inmediata tras la extirpación de la mama, o bien pasado un tiempo, meses o incluso años después. Desde el punto de vista médico la mayoría de las mujeres con cáncer de mama pueden considerarse candidatas para reconstruirse la mama y una gran parte podría hacerlo de manera simultánea a la extirpación de la mama. La reconstrucción mamaria inmediata no interfiere ni retrasa la administración del tratamiento del cáncer de mama (quimioterapia o radioterapia), pero hay que tener en cuenta que algunas técnicas de reconstrucción no deben emplearse si la paciente ha recibido o va a recibir radioterapia.

Entre las técnicas de reconstrucción mamaria hay técnicas autólogas (aquellas en las que se emplean tejidos de la propia paciente) o técnicas con distintos tipos de implantes (expansores, prótesis o prótesis-expansores). Las técnicas con implantes son menos complejas, pero a cambio son más rápidas de realizar que las autólogas y por eso su uso está más extendido.

La reconstrucción mamaria
Foto: Eurosilicone/NagorCuando existe piel suficiente en la mama a reconstruir, se puede emplear directamente una prótesis, sin necesidad de colocar antes un expansor. Las prótesis actuales están formadas por una cubierta de silicona y pueden estar rellenas de gel de silicona o de suero fisiológico (pero éstas se emplean fundamentalmente en Estados Unidos). Los implantes de silicona pueden tener forma anatómica (en forma de una lágrima) o forma redonda. La silicona médica empleada en las prótesis, no ha demostrado ninguna relación con la aparición del cáncer de mama u otros tumores ni con enfermedades autoinmunes y reumatológicas. Su utilización está aprobada en prácticamente todos los países europeos. La silicona contenida dentro de las prótesis se encuentra en forma de gel (no en forma líquida), de modo que ante una rotura su contenido no se dispersará hacia el resto del organismo. Entre los fabricantes de las prótesis de silicona destacan Eurosilicone, el mayor fabricante europeo de implantes de silicona y Nagor, el único fabricante de implantes de silicona del Reino Unido. La fabricación de los implantes de ambas marcas cumple todas las exigencias de la ISO y la UE, y cuenta con la certificación del Marcado CE. Ambas marcas las comercializa en EspañGC Aesthetics que pone a disposición de las mujeres que quieran operarse el pecho, un servicio gratuito llamado "El Showroom de GS Aesthetics", donde podrán informarse sin ningún compromiso con las marcas ni los cirujanos sobre la operación y preguntar todas las dudas que tengan. En cuanto a las complicaciones de los implantes, una de ellas es su rotura. Según un estudio realizado por GC Aesthetics, la tasa de rotura de los productos de Eurosilicone y Nagor es tranquilizadoramente baja. Entre los 1.010 implantes analizados, únicamente se detectó un caso de rotura y se determinó que el riesgo total de rotura era de sólo el 0,4% por paciente.El otro problema más común relacionado con los implantes, es la contractura capsular, que  consiste en la formación por el organismo de una cápsula cicatrizal interna alrededor del implante que puede hacer que la mama reconstruida tenga una consistencia más dura de lo normal. Esto no es más que una respuesta fisiológica exagerada del organismo a un cuerpo que no reconoce como propio. En el caso de los implantes de Eurosilicone y Nagor la tasa de contractura capsular es sólo del 1,9%.
La reconstrucción mamaria
Foto: Eurosilicone/Nagor

Las prótesis no precisan ser recambiadas con una periodicidad fija. Sólo deberán ser sustituidas si se detecta una rotura, si existe una infección del implante o si se produce una contractura capsular severa alrededor de la prótesis.

No podemos olvidar que antes de tomar la decisión sobre la reconstrucción mamaria cada mujer debería consultarlo con su cirujano y con su oncólogo para elegir la técnica más apropiada para su caso concreto y para hablar sobre las indicaciones y contraindicaciones de cada una de ellas. Es recomendable además consultar la página de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC), donde podemos encontrar mucha información útil e interesante.


*Post patrocinado 

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revistas