Revista América Latina

La república de Florida y un Marco Rubio ilegítimo

Publicado el 12 mayo 2019 por Jmartoranoster

Carolina Villegas

El ejercicio de justificar la invasión a Venezuela se debate entre lo peligroso y lo risible. La última tendencia de los diputados que liderizan la Asamblea Nacional en desacato, luego de la desastrosa demostración de fuerza camburera en el Distribuidor Altamira, ha sido la de hacer gala de la historia diplomática de Venezuela, proponiendo invocar el Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR), firmado en Rio de Janeiro en 1947, aunque Venezuela se retiró de este Tratado en el año 2012, junto a otros países del ALBA. Entre otras razones, las diferencias con el TIAR se debían al incumplimiento de facto de la obligación de asistencia a países americanos agredidos, verbigracia, el caso de la guerra de Las Malvinas: EEUU, que también es miembro de la OTAN, decidió proteger a Inglaterra y agredir a la Argentina, argumentando que esta última nación había sido la agresora (y el mismo principio de cooperación mutua actúa sobre los estados miembros de la OTAN). Podríamos imaginar (porque parece que actualmente todo es obra de la imaginación) que la invocación de este tratado sería posible gracias a suscribirlo nuevamente de manos de WhiteDog y la Asamblea Nacional en desacato, y justificar sus efectos debido a una supuesta “invasión” de tropas cubanas o rusas, o de grupos paramilitares colombianos. Tal vez sería más fácil para los diputados de la Asamblea Nacional en desacato, argumentar que la proclamación de la República de La Florida, acurrida en 1817, estaría vigente, por lo que, siendo un estado aliado en propósitos e ideología, así como en el origen histórico bolivariano de su proclamación, podrían suscribir sus tierras como parte de la nuestra, y por lo tanto establecer allí “legalmente” una sede de gobierno “legítimo”. Nada más agarrado de los pelos, pero ellos son así. Como se sabe, la proclamación de la República de La Florida se debió al genio militar de Bolívar, quien buscó neutralizar la capacidad de acción de España en el Caribe mientras se encontrara abrumada por las guerras napoleónicas. La posición de la avanzada bolivariana en el Caribe bloqueaba a EEUU, que había dejado de ser neutral para apoyar a España a cambio de recibir la entrega de las tierras de la Florida, con lo cual esta nación sería más poderosa en el Caribe que ninguna otra. España prefería entregar la Florida a Estados Unidos antes que a Inglaterra. Tal vez la anterior idea daría más lustre a la oposición, siendo que sigue líneas irreales, pero admitir que tropas de Simón Bolívar invadieron esas tierras norteamericanas en 1817, iría contra la cobardía y disposición de entrega al gobierno de Estados Unidos que tienen los diputados asambleístas en desacato. Pero no deja de ser una idea susceptible de ser manejada por estos “cabecita-loca”. La única y presumible desventaja de reconocer esta República, sería para WhiteDog y Yopoldo perder al gran aliado que tienen, Marco Rubio; el cual dejaría de ser un señorito senador de los Estados Unidos y pasaría a ser un ciudadano común y corriente de la República de Florida que se cree blanco. Pero, si hubo un imbécil que se autoproclamó Presidente, por qué no habría quien desproclamara a un senador de EEUU? De imaginar viven muchos. ¡Venceremos! [email protected] Investigadora. Especialista en educación universitaria   [email protected] Carolina Villegas

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista