Revista Infancia

La risa para desarrollar la inteligencia emocional

Por Pasa La Risa Pasa La Risa C.b. @PasaLaRisa

La risa para desarrollar la inteligencia emocional

Recuerdo que mi madre de pequeña siempre me decía que la risa podía curar todas las desgracias del mundo. Según fui creciendo me di cuenta lo necesario que es reírse para sentirse bien. Un buen sentido del humor puede mejorar la reacciones ante las dificultades de la vida cotidiana siendo una herramienta positiva para una vida colmada de felicidad y bienestar.

Para poder utilizar la risa en la evolución de nuestra inteligencia emocional, hay que preguntarse:

¿Que es esto de la inteligencia emocional? ¿que beneficios me puede dar?

Aprender a saber que sentimientos nos produce ciertas situaciones de la vida y como los gestionamos forma parte de una inteligencia emocional positiva; conocer nuestros propios sentimientos nos ayuda a empatizar y entender los sentimientos ajenos, consiguiendo una gran mejora en nuestras relaciones sociales....pero, ¿Cómo puedo fusionar esto con el sentido del humor?

"Todos sonreímos en el mismo idioma"

Os dejo algunos consejos divertidos y entretenidos para utilizar con vuestros peques:

La risa: el alimento del alma.

La risoterapia nos puede ayudar muchísimo a crear un ambiente divertido donde el sentido del humor y la carcajada juegen un papel clave.

Mirarse al espejo y obervar tu sonrisa, quizás suene muy básico, pero vernos sonreir nos produce una sensación bienestar, de alegría y ganas de salir a la calle y comerte el mundo; sin olvidar que sube la autestima a nivel más alto, una sonrisa sincera abré las puertas a muchas oportunidades.

La cadena de la risa forma parte de una dinámica para ver como la emociones nos contagían mucha veces, como sucede cuando alguien bozteza, con la risa pasa igual.

Colocar las cabezas en los estomagos creando una cadena, y comenzar a reírse pensando en todas aquellas cosas divertidas que ha hecho que te partas la caja hasta el punto de llorar. Esa risa será como un zumbido de energía que llegará a todos y a todas, contagiando tu risa por toda la habitación.

Los peques, tiene una facilidad maravillosa para empatizar y contagiarse de las emociones ajenas, y que mejor emoción que la alegría para pasar un buen momento.

El cine y el humor.

Cómo una fiel fan del cine dramático, nunca hay que dejar de ver pelis de risa para despertar tu carcajada.

Utilizar la comedia con nuestros peques, películas que les hagan reír y pasar un tiempo divertido a nuestro lado no solo ayudará a desarrollar más su creatividad (la risa tiene ese poder màgico) si no también a crear buenos recuerdos y de calidad junto a nuestras familias y amigos.

Chistes sencillos, risa a gran escala.

Los chiste más fáciles son los que más hacen reír a los mas pequeños. Quizás puede ser una buena herramienta para sacar una sonrisilla tímida aquel niño/a que tiene un mal día o una rabieta sin importancia.

Reírse de uno mismo.

Aprender a tomarse algunas situaciones o fallos propios que sean más triviales, y mostrar esas mismas reacciones a los más peques nos puede ayudar a subir su autestima y salir de nuestra zona de confort.

Aprender a gestionar la vergüenza con el humor y la mente positiva no solo nos sirve para nosotros los adultos, personajes a veces saturados por las responsabilidades de la vida, si no para enseñar a nuestros niño/as a ver la vida desde el buen humor y el bienestar que nos produce sonreír de vez en cuando antes las adversidades de nuestro camino.

Una película que siempre recomiendo para entender como el humor y la risa puede ayudarnos a soportar los momentos para duros que podamos tener es "la vida es bella", una película no recomendaba para menores de 16 años. Si no la habéis visto, os la recomiendo encarecidamente, os dejará con un sabor en el alma que nunca olvidaréis.

"A veces, sonrie, alguien lo puede necesitar"


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista