Revista América Latina

La soga al cuello: el ojete

Publicado el 15 agosto 2022 por Pukko @MetropoliSLP

La soga al cuello: el ojeteAsí son los cobardes fanfarrones, que se hacen en los puestos ventajosos, más valentones cuanto más medrosos… Félix María Samaniego.

Según afirma el licenciado Juan Ramiro Robledo Ruíz, actual diputado federal plurinominal y decano de la grilla potosina, “Leonel Serrato Sánchez es un excelente polemista”. Podría coincidir incluso con el legislador, de no ser porque para mí, hacer polémica requiere un mínimo de argumentación y debate, desde mi óptica al secretario de comunicaciones y transportes del gobierno estatal, le encanta el chisme. El cotilleo es su forma de vida, alegar como pelandusca y reír a carcajadas de falacias y majaderías.

Es difícil tomar en serio a Leonel Serrato después de tanta incongruencia en su carrera política, su historia reciente incluye, haber ladrado con enjundia infinita, al personaje al que ahora lame los botines. Es de sobra conocido ese video que circula en la red donde hace algunos años “despotricó” casi hasta el llanto contra la gallardía, sin imaginar que algún día estaría echado a sus pies, meneando la cola y suplicando una palmada en el lomo.

Pero no hay que subestimar al personaje, una cosa es que a ratos se comporte como un pelele y otra muy distinta que lo sea, su abulia es tan falsa como su discurso. En su pajillera historia reciente se le conoce de trepadora, cada personaje al que se le acurruca, es un medio para llegar a otro, mal para él, su actual jefe no lo tiene por culto, útil o necesario, solo es un trofeo. Su zalamería es la prueba fehaciente de que el gobernador puede obtener todo lo que desea, hasta la dignidad de un “jilguerillo”.

De verdad que la política ha cambiado, en otros tiempos no hubiera sido posible que un funcionario público llamase al rector de la máxima casa de estudios, “ojete”. En senda entrevista banquetera “calentose” el hocico al funcionario, recordó que habiéndole solicitado el padrón de estudiantes al doctor Zermeño, el muy endino se lo ha negado. Según que porque la ley de protección a datos personales se lo impedía. Lo dijo con gallardía el rector que se fue a buscar a otra que le debía. Andaba de vacaciones visitando las europas.

Dijese el moralista y sabio judío barcelonés del siglo XIII Bonsenyor Jahuda en su libro Paraules e dits de savis e filosofs (Palabras y dichos de sabios y filósofos) : si te quiere mal el mayordomo, no confíes en el amo del señor. Está claro, la servidumbre conoce de la estima o encono de sus amos, y se comportan en consecuencia. Si el gobernador no fue para reconvenir públicamente a su mascota, significa que no le es tan ajena la molestia.

En su breve pero sustanciosa alocución, (olvidaba mencionar) el protervo funcionario público estatal hizo alusión al salario del rector, a su viaje por el viejo continente, a la obra pública de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí y a lo distante que (según su percepción) se encuentra de la problemática de su base social, de los que le dan de tragar, de los estudiantes pues. Lo curioso viene a continuación, Leonel dijo: pero esto nos va dar mucha oportunidad para los jóvenes, ¿son más de 3 500 millones de pesos?, ¿a cuantos rechazó diciendo que no tenía espacio?, es más, tuvo el atrevimiento majadero y fifí de de decir que los muchachos eran unos burros.

Amarrando navajas es malísimo el camandulero Leonel, pero a veces le pega, la intriga suele encontrar tierra fértil hasta entre las piedras, como Yago poniendo en mal a la ingenua Desdémona con el infausto Otelo. En una entusiasta entrevista con el gobernador transmitida por Facebook live Leonel le dio la queja al jefe, que si se había retrasado la integración de los estudiantes de la UASLP a la plataforma de registro para el padrón de beneficiarios del programa de transporte público gratuito, era porque el rector no quería enviar el padrón de estudiantes inscritos. Fruncido el entrecejo, podría decirse que la semilla está sembrada.

Lo que el secretario de comunicación y transportes no considera es que podría haber uno o varios estudiantes que no necesiten (ni tengan interés) que les regalen el pasaje del camión urbano, y menos quieren tortillas baratas y agua purificada gratuita. Pero tampoco quieren que su información ande rodando de una entidad a otra habiendo una ley que protege sus datos personales, bien podría inconformarse o hasta solicitar un juicio de responsabilidad contra el descuidado rector Zermeño.

Seguramente ahora que el secretario de comunicaciones se ha reunido con líderes estudiantiles recordó sus andanzas en la política universitaria. El personaje no es tan iluso como para no darse cuenta que el rector Zermeño no pasa por su mejor momento, para lograr afianzarse en el poder debió aliarse con lo más podrido de los grupos que permanecen enquistados en los altos cargos burocráticos. Sobre todo con el grupo de Mario García Valdez, quizás el ex rector más caro de la historia, es un dato público que la pensión de los últimos tres rectores sobrepasa el medio millón de pesos mensuales. ¿Ni cómo defender a la siempre autónoma por mi patria educaré?

Pensándolo bien, no es correcto lo que dice el notario público con licencia Leonel Serrato, pero si es verdad, el doctor Alejandro Javier Zermeño Guerra es un ojete, porque no tiene conciencia social y porque ni siquiera tiene la lealtad de los corsarios que habiendo asaltado un barco se repartían el botín. Lejos quedaron los días en que se reunía en su casa de Colinas del Parque con los conspiradores que lo ayudarían a darle forma a su aspiración legítima de ser rector.

Fue gracias al embrollo que armaron los colaboradores cercanos del rector Fermín Villar que se abrió la posibilidad de arrebatarle el poder a la nomenclatura, pero en el proceso se transformó, el discurso original era terminar con los privilegios y obvio, los privilegiados. Rápido se olvidó de los que le abrieron brecha, a esos ya no les contesta el saludo y los deja en visto en el whats. Así son los ojetes cuando llegan al poder.

La UASLP es ahora un chiste, el rector Zermeño se deja manejar por su secretario particular, el “buchi” Mascareñas, el secretario de la universidad es el ex fiscal Federico Arturo Garza Herrera, parte de la herencia maldita contra la que a cada rato trinan en el palacio grande. El “pachón” Marco Antonio Aranda se mantiene en la nómina en condición de “consiguiere”, pero ya en condiciones deplorables por las secuelas del COVID, en la tienda de la universidad lo deben soportar porque ya no había donde más colocarlo.

El grupo político de Zermeño es una pulga en la oreja, un conejo asustado y un viejo gato de angora casi desahuciado. Cuando suenen los tambores, pocos quedarán a su lado, un poder superior ha puesto los ojos en el nada despreciable presupuesto de la autónoma universidad y tomarla por la fuerza no será necesario. Los judas han comenzado a desfilar al palacio buscando un guiño, incluso, ese patoso arlequín Leonel Serrato Sánchez sueña con ser rector.

Dentro de poco, los aspirantes a suceder al rector Zermeño tendrán que pasar por la aprobación del gobernador el estado, y llegará una nueva era a la UASLP que acabará con el dominio de los grupos tradicionales, quién sabe si eso será mejor o peor, pero bien le viene a la universidad un manotazo en la mesa. De Zermeño nadie se acordará en el futuro, simplemente será un ojete más que algún día fue rector.

@gandhiantipatro


Volver a la Portada de Logo Paperblog