Revista Humor

La triste balada del pagafantas

Por Jimalegrias

LA TRISTE BALADA DEL PAGAFANTAS

"Ellos no eligen convertirse en el mejor amigo de las chicas, pero a partir de ese momento pierden todo atractivo sexual".
Abordamos ahora en El Bazar de Jim un tema dramático que afecta, según el último estudio llevado a cabo por el Profesor Gunnar Lärsson, de la Universidad de Göteborg, a uno de cada tres varones españoles menores de 35 años: el Pagafantismo.


¿ QUÉ ES UN PAGAFANTAS?

Borja Cobeaga, el director de la necesaria película o film que narra en clave de humor esta terrible realidad sociólogica por vez primera, lo explica muy acertadamente: " El Pagafantas se basa en una figura que ha existido toda la vida pero que hasta ahora no había tenido un nombre tan claro. Nos referimos al amigo de la chica. Al chico que está todo el día pegado a una muchacha y que la consuela, la acompaña, la mima pero no tiene ninguna posibilidad sentimental y/o sexual con ella. Él quiere algo, pero ella le ve como un amigo, como un hermano... Todos hemos sido pagafantas alguna vez en nuestra vida. Hombres y mujeres. Hemos chocado contra un muro de comprensión y amistad cuando nosotros queríamos algo más. Ése es el argumento de mi película: hasta dónde nos humillamos para ver si cae algo. Es un tema interesante. Es dramático si lo vive uno mismo, pero visto desde fuera tiene mucha gracia".

TODOS HEMOS SIDO PAGAFANTAS ALGUNA VEZ

Aunque a simple vista lo parezca, éste no es un tema baladí. Muchos de nuestros desvelos, afanes y aflicciones sentimentales de la adolescencia- o madurez- han tenido o tienen que ver con esta situación de dependencia emocional.La condición de pagafantas puede menoscabar la autoestima de la persona e, incluso, trastornar su equilibrio mental y sumirlo en una suerte de perenne melancolía otoñal.¿A quién no le han hecho nunca una "cobra", cuando todas las señales e indicios parecían indicar que el contacto con el tentador hocico de la susodicha era viable?¿ Qué varón no ha recibido, con todo el pesar de su alma, un "abrazo de koala con palmaditas" después de invitar a la chica de sus sueños a cenar en un caro restaurante romántico con sus últimos dineros? ¿ O que levante la mano aquél que no se ha sentido desecho por dentro tras observar que la inversión de tanto tiempo, cafés y esfuerzo en el cometido de conquistar su cuerpo, mente y corazón no han tenido ningún efecto reseñable... mientras que el patán engreído por el que ella bebe los vientos, con un solo gesto o un par de frases ridículas la tiene a sus pies?Y es que, claro, estas cosas de la atracción y la tensión sexual no son nunca negociables.
LA TRISTE BALADA DEL PAGAFANTAS
CÓMO SABER QUE ERES UN PAGAFANTAS


Señales, pistas, síntomas evidentes para ser consciente de tu condición de Pagafantas y pañuelo de lágrimas de la chica:

- Cuando quedáis para tomar café o fanta, ella se pasa horas hablándote de lo mucho que le gusta fulanito o menganito, de sus desengaños, de su ajetreado itinerario sentimental, de sus ex y sus futuros candidatos... mientras tú, Pagafantas ya autoasumido y avezado en estas lides, te limitas a integrar de la mejor forma posible ese flujo emisor-receptor y a soltarle de vez en cuando tópicos y muletillas como ¡Qué cabronazo! ¡Te mereces algo mejor! ¡Ese tío no es para ti!...(Técnica del Consolador)... y casi siempre acabas pagando las consumiciones.

- Te dice cosas como: "Estoy muy a gusto contigo", "Tenemos tantas cosas en común", "Tú sí que me respetas", "Contigo es tan fácil hablar"... pero una cosa es esto, lo racional y sensato, y otra la dictadura caprichosa del furor uterino y las secreciones químicas, contra lo que ella tampoco tiene mucho que hacer. Somos maniquíes en manos de nuestra determinista biología.

- Pasas días y horas escuchándola, hasta que estáis en un pub o discoboite o fiesta y aparece el patán que le gusta y de repente, por arte de magia, ¡ te vuelves invisible para ella!! Toda su conversación, atención, sentidos, están reconcentrados ahora sobre el objeto de sus desvelos y tú pasas a formar parte del decorado, como una holografía. Se puede marchar con él, que ni se despide de ti, pues ya no recuerda ni que la fuiste a buscar a su casa con el coche que le escaqueaste a tu padre, ni que lleva seis cubalibres pagados por ti, ni que le prestaste, ilusionado, dinero para comprar una caja de 24 preservativos para el fin de semana... ¿Humillante? Pues claro, pero un buen pagafantas nunca se rinde y quiere más.


- Te llama cuando está "depre", cuando quiere hablar con alguien, cuando discutió con el chico alfa, cuando quiere que le arregles algo, cuando se aburre, cuando todos sus [email protected] están ocupados o trabajando, etcétera. Es triste descubrir que para ella siempre figurarás en el banquillo de suplentes en último puesto de salida, pero si sigues ahí será por algo, ¿no? Esa pequeña lucecita de esperanza que de vez en cuando crees haber visto en la más profunda oscuridad de ese amor no correspondido, coño. No eres más ingenuo porque no entrenas, chaval.


LA TRISTE BALADA DEL PAGAFANTAS


LA COBRA, EL ABRAZO DEL KOALA...
LA COBRA: Hacer una "cobra" es ese movimiento retráctil, como el de la serpiente, que la hembra lleva a cabo cuando el pagafantas intenta contactar con sus labios. Un movimiento reflejo y espontáneo de la hembra que rechaza ese roce. Pocas cosas hay más humillantes que ser el sujeto al que le efectúan una "cobra"... y a medida que los años pasan, resulta todavía mucho más vergonzante. A mí, personalmente, me han hecho alguna, pero era más joven y lo encajaba mejor.
Si vais a dar el paso, os aconsejo una completa seguridad en la maniobra de aproximación del 100%.
EL ABRAZO DEL KOALA: Un abrazo de la mujer como el del afectuoso e inofensivo koala es demoledor. Y si te lo da con palmaditas en la espalda ya ni hablamos. Mejor tírate al río con un flotador de pedruscos.
Abrazo de tequieroperocomoamigoohermano o de yasabesquetodavíanoestoypreparadaparadarelpasocontigo o tequieroparahablarperonomeatraescomohombre.
Achuchón terrorífico e inhumano para el que todavía conservaba algún resquicio de esperanza y confianza en sí mismo y sus posibilidades.
LÉMUR: Situación extrema que no he tenido el disgusto de vivir. La chica te invita a pasar la noche con ella, en su cama, pero sin sexo(recuerda que está super a gusto contigo y te quiere... pero como amigo), y tú pasas la noche sin dormir, pendiente de no tocarla o incomodarla con tus reacciones fisiólogicas a cuestas, mirando al techo, con los ojos abiertos como los de un lémur.
Uno, que aunque no lo parezca tiene su pizca de dignidad y amor propio, pudo haber sido un pagafantas aprendiz a lo largo de su vida en una o dos ocasiones, máxime, pero a esto del Lémur puedo asegurar que nunca he llegado.
Y espero no llegar.

LA TRISTE BALADA DEL PAGAFANTAS


EL PAGAFANTAS, ¿NACE O SE HACE? ÉTICA Y ESTÉTICA. ESPINILLO Y BIGOTILLO.
Aquí las opiniones son dispares y están enfrentadas.
Hay quien asegura que los que con quince años son los "espinillo" y "bigotillo"- suelen ser los más frikis, tímidos, pero a la vez los más inteligentes, sensibles y sibilinos- y no se comían nada, pasan a los treinta años a ser los de mayores recursos con las féminas y los más seductores. Y, viceversa, los machos alfa aparentes, macarrillas y gritones de la clase que se las llevaban de calle, frecuentemente acostumbran a quedarse en nada.
Una inversión de valores en las demandas de la hembra sobre los machos, a medida que cumplen años, que moderan sus apetencias y buscan la fidelidad, estabilidad y afecto de los machos beta en vez de la montaña rusa de estímulos que les proporcionan los ardorosos e inestables machos alfa.
Cosas, parece, de la estabilización de las hormonas y de la curiosidad, ya satisfecha, de experiencias complicadas de las hembras, que ya piensan más en un posible candidato para la prole y el nido que en ser las apasionadas protagonistas de un folletín cutre de Corín Tellado.
Recordemos también que algunos Pagafantas nacen con el handicap de gustar siempre más a las madres que a las hijas( a mí, en el barrio, cuando era niño, siempre me decían lo mismo las señoras cuando le iba a hacer la compra a mi madre: ¡Qué chico más callado y mono es Luis! ¿ No te gusta para novio, Anita?- le decían a la hija. Pero la hija siempre me miraba con cara de asco y nada, que no había tu tía)
Hay que señalar que los Pagafantas tienen una ética y una estética determinada. Su ética les prohíbe aprovecharse de la chica si está de bajón o si ha bebido unos Malibús de más. Suelen buscar relaciones estables y serias. Respetan a las novias de sus amigos aunque éstas se muestren receptivas a sus encantos cuando se quedan solos en casa y les aparecen en el sofá con una batita entreabierta, recién salidas de la ducha.
La fidelidad y lealtad a la mujer a la que pagan las fantas o cafés es sólida y encomiable.
Estéticamente dejan mucho que desear. No van a la moda. Visten siempre con playeros, vaqueros, alguna camiseta de la Guerra de las Galaxias o con algún lema graciosete tipo "Soy Donante de Orgasmos" y jerseys de cuello redondo del siglo pasado con alguna zamarra deportiva, tipo Karhú, por encima.
Cuando pasan de los treinta acaban saliendo varios juntos, en pandilla, jugando al rol o a la Playstation los sábados en casa de alguno, pero también se les puede ver en corrillo, con Malibús con piña en la mano, en los pubs esos del Orzán mirando con ojos golosos y desesperados a las féminas que se contonean con sus vestidos cortos por el local mientras suena algún truño tipo Chayanne, Jennifer López o la madre que los parió a todos.
Eso sí, los días de semana asisten con rigurosa puntualidad a la llamada de la mujer que los colma con su desaire y desinterés. Los días lectivos del Pagafantas, que se llaman.
Se merecen, os merecéis, nos merecemos, una canción como ésta, porque se puede salir del agujero, chicos... cantad conmigo!!!!:

SE PUEDE SALIR

Pues claro que se puede salir del pozo, pero debéis de ser fuertes y saber decir NO! a tiempo, sin titubeos ni vuelta atrás.
Primero tenéis que quitaros el sambenito de "buenos chicos" y comenzar a entender que a una chica no se la liga sólo hablando, ni siendo cortés y educado y cariñoso... no, amigos míos, aquí entran otros factores irracionales y aleatorios en juego y que nada o muy poco tienen que ver con esos principios y valores.
Resulta muy complejo y fatigoso tratar de inducir la atracción de una hembra hacia uno a base de perseverancia y horas de escucha y gestos comprensivos delante de cinco cafés . Se han dado casos, sí, pero la mayor parte de estas cosas tienen ciertas inercias y automatismos que nos desbordan y que tienen que ver más con la confianza y seguridad en uno mismo, con nuestra capacidad de marketing(saber vendernos), con la imagen que nos hayamos construido y transmitamos a los demás, etcétera.
¿Camisa o camiseta?¿ Dejarla salir a ella primero del local o salir nosotros? ¿ Tratarla como a una reina o como a un trapo?
Al final dará igual, porque esto del misterio de la atracción y tensión sexual entre hombre y mujer es algo tan caprichoso que todo el empeño que pongamos será en vano y ya le podéis poner una alfombra roja en los pies con pétalos de rosa, que si no hay nada, se irá encantada con el primer metrosexual o gañán con pintas que la ningunee.


Así que recomiendo ver este excelente cortometraje mexicano para ampliar vuestros horizontes de pagafantas profesionales y tomar perspectiva( por cierto, eso que dice el protagonista en un momento dado de "un chico moreno, bajito, sin pintas y que se llame Luis" es pura casualidad... o mala leche también)... " TE QUIERO... PERO COMO AMIGO":

Saludos de Jim.


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista