Revista Infancia

Las edades lectoras: creciendo entre libros

Por Babytribu @babytribu

¡Hola querida tribu! En esta ocasión, gracias a un taller que he impartido el pasado 18 de mayo sobre literatura infantil para familias, [email protected] y acompañantes de infancia y teniendo los conocimientos recientes, descubriremos las edades lectoras por las que pasan nuestros niños y niñas. Hasta los seis años demandan la presencia del adulto para que les cuenten las historias más fantásticas y es que un libro compartido duplica su gozo (Emilio Pascual). ¡Espero que te guste y te aporte!

Las edades lectoras: creciendo entre libros

LAS EDADES LECTORAS: CRECIENDO ENTRE LIBROS

Desde la más temprana edad, el niño y la niña encuentran en el libro todo un mundo lleno de interés, de color, de palabras y de imágenes. Todo un mundo lleno de conocimiento que despierta su imaginación, su pensamiento y su amor hacia la lectura. Gianni Rodari enuncio firmemente que: El cuento tiene para el niñ@ la misma seriedad y verdad del juego”.

Sabiendo, entonces, que la literatura infantil posee tanta importancia, instaurar buenos hábitos lectores es muy sencillo cuando los niños y niñas están inmersos en entornos vivos y con contacto directo y actitudes positivas hacia los cuentos y los libros. Lo más importante (y enriquecedor) es que los momentos lectores formen parte de la vida cotidiana y que leer sea algo natural, placentero y divertido.

Las edades lectoras: creciendo entre libros

Es interesante tener en cuenta que existen diversas edades lectoras por las que van pasando las criaturas, las cuales se van adecuando a su edad, a su desarrollo evolutivo, a su nivel de compresión y a sus gustos:

De los cero a los dos años, se encuentran en la edad sorpresiva. Todo es novedoso para ellos y ellas, aprenden las primeras palabras y, descubren y experimentan lo que les rodea a través de los sentidos, las sensaciones y el movimiento. Los libros adecuados a esta edad son de tela, cartón o plástico, con imágenes de trazo simple, sin historia, con acciones de interacción, texturas, solapas que hay que levantar o sonidos incorporados.

Los cuentos que podemos poner a su disposición son: Luna, Cocodrilo, Limón, etc. de la Colección de la Cuna a la Luna (Kalandraka) y que, como dijo su autor Antonio Rubio son poegramas “para educar el ojo y endulzar el oído”, la colección de Cucu-tras (SM),  los cuentos de la gata Lupe (SM) o el famoso Pollo Pepe (SM).

Las edades lectoras: creciendo entre libros

De los dos a los cuatro años, vivencian la edad simbólica, porque comienzan a construir los símbolos, las palabras se asocian con imágenes y existe un enorme desarrollo del lenguaje. El albúm ilustrado con texto e ilustraciones les apasiona y se pueden introducir historias simples que son capaces de seguir.

Los libros que podemos poner a su disposición son: La pequeña Oruga Glotona (Kókinos) que narra el ciclo de vida de la mariposa, Un libro (Kókinos), la fábula El Grúfalo (Bruño) o Un elefante se balanceaba, Las diez gallinas o ¡Que llega el lobo! de la Colección Luciérnaga (Edelvives).

De los cuatro a los seis años, atraviesan la edad rítmica. Son los años de reconocimiento y lectura de letras y palabras. Al igual que la etapa anterior les sigue gustando el albúm ilustrado, con historias de fantasía y cosas que les descubran cosas lejanas a su entorno. Comienzan a desarrollar su capacidad de sentido de la narración.  Es bueno que, los libros que tengan la letra grande y clara para que puedan reconocerla.

Podemos poner a su disposición cuentos como: Un día de nieve de la Colección Vintage (Lata de Sal), Frederick, (Kalandraka) el ratoncito que es un poeta, Orejas de Mariposa (Kalandraka),  el Pez arcoiris (Beascoa) o El cazo de Lorenzo (Juventud), un cuento para hablar de las diferencias y recomendado por Feaps.

Las edades lectoras: creciendo entre libros

En estas primeras edades, es el adulto que tiene cerca el que irá desvelando las mágicas historias. Es el mejor intermediario y acompañante para disfrutar del cuento y, el niño demandará su presencia, porque: “La narracción y la lectura de cuentos por parte del adulto, la manipulación de textos, los poemas, canciones y relatos fantásticos favorecen la libertad creadora, fomentan el interés por la lectura y ponen al niño en contacto con el lenguaje culto y las formas estéticas de la literatura”.

A partir de los seis años, comienza la lectura comprensiva autónoma, a los niños y niñas les gusta leer solos y van perfeccionando el mecanismo lector.

Los adultos que leen delante de los niños y niñas, que les leen cuentos, que tienen estanterías llenas de libros en casa, que diseñan rincones infantiles de lectura para ellos y que les llevan a la biblioteca y a las librerías para que elijan los cuentos que quieren que les lean y que habiten en su rincón, están cultivando experiencias literarias muy ricas y valiosas que repercutirán positivamente en su desarrollo social, afectivo y psíquico, pero sobre todo, en su pensamiento libre, creativo e imaginativo. ¡Si amas la lectura, tu peque también lo hará!

Las edades lectoras: creciendo entre libros

“Yo quiero una historia que nos haga viajar a la selva, nos transporte al futuro viajando en una nave espacial, o nos convierta en piratas de un barco con coraza de hojalata. Una historia que verdaderamente nos enamore”.

A Ana por su empuje.

Paloma Nuria Gonzalo García

Bibliografía:

Rodari, Gianni (2006). Gramática de la fantasía. Booket. Planeta. (Barcelona)

La entrada Las edades lectoras: creciendo entre libros se publicó primero en Babytribu.com.


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista