Revista Coaching

Las emociones y la adaptación al cambio

Por Jcvalda @grandespymes

Las emociones y la adaptación al cambioNos encontramos inmersos en un cambio de paradigma en administración, y parte de ese nuevo paradigma es la aceptación del capital humano como el recurso estratégico, por excelencia, para el desarrollo organizacional dentro de un marco de vertiginosos cambios y un marcado nivel de incertidumbre.  

Y es precisamente aquí donde podría hacerse un alto para plantear las interrogantes que nos ocupan: ¿qué sucede con el aspecto emocional del ser humano?, y ¿cómo influye éste en el desarrollo de las organizaciones?  

En primer término se puede decir que, efectivamente, la turbulencia del panorama actual origina una serie de emociones en los individuos que se ven reflejadas en las organizaciones y en la sociedad en general.  

En tanto que las emociones son el motor de la acción y ésta puede ser positiva o negativa, y de diferente intensidad, esas emociones y los comportamientos que las pueden suceder imprimen en la organización características diversas, que pueden ser favorables (acompañando o promoviendo el crecimiento) o adversas (frenando o impidiendo el crecimiento).   

La intensidad de una emoción no es un tema menor. Por ejemplo, el estado de alegría puede ser positivo mientras sea el motor motivacional en la realización de proyectos, sin embargo, si éste rebasa los niveles normales hasta convertirse en euforia, puede ocasionar una pérdida de objetividad y caer en imprudencia. (Monroy, 1995).  

Otra de las emociones más comunes y representativas de esta época, por el alto nivel de incertidumbre en el que vivimos, es el miedo, que de manejarse positivamente, genera respuestas inteligentes, pero si se presenta en exceso produce una parálisis parcial o total de las acciones del individuo.  

También se puede tomar el caso de la ira, un sentimiento que experimenta el individuo como resultado de frustraciones y que puede manejarse desde un punto de vista positivo para alcanzar los objetivos de desarrollo personal e incluso organizacional; sin embargo, cuando la ira deja de ser transitoria, o se reprime y se convierte en resentimiento, genera conflictos interpersonales que afectan negativamente el desarrollo de la organización.  

Bajo estas referencias pasemos a revisar el fenómeno de la resistencia al cambio, donde el aspecto emocional se expresa con toda claridad y nos ayuda a entender los cruciales aspectos subjetivos del desarrollo de una organización.  

En este proceso se pueden distinguir cuatro etapas, a saber:  

Etapa 1.- Negación o impacto inicial: en la que el individuo percibe un peligro generado por el cambio, siente ansiedad, se le dificulta dominar la nueva situación y prefiere quedarse en el pasado.

Etapa 2.- Defensa: el individuo se aferra a las costumbres y tradiciones evitando la realidad, reaccionando con apatía o ira y prácticamente se niega a cambiar, sin embargo puede empezar a realizar una valoración de las ventajas y desventajas que ofrece el cambio y comenzar la etapa de aceptación.

Etapa 3.- Aceptación: en esta etapa las respuestas pueden percibirse ineficaces, y la persona se siente impotente para impedir el cambio, sin embargo comienza a buscar soluciones y a desarrollar nuevas habilidades.

Etapa 4.- Adaptación o asimilación: cuando las consecuencias del cambio se hacen evidentes y provocan satisfacciones en el individuo, dando nuevamente sentido a su vida, y en esta etapa los cambios efectuados llegan a la institucionalización.  

En este proceso es muy importante el papel que juega el departamento de recursos humanos, para que entre las etapas de negación y defensa realice un trabajo de sensibilización e información acerca de los cambios organizacionales, así como para que proporcione las herramientas y conocimientos necesarios.  

Aquí es importante reconocer las diferentes causas de la resistencia, las que se pueden agrupar en tres niveles: 

1.- Resistencias ligadas a la personalidad: hábitos, miedo a lo desconocido, preferencia por la estabilidad, percepción selectiva, satisfacción de necesidades identificación con la situación actual y protección de privilegios.

2.- Resistencias ligadas al sistema social: conformidad con las normas, coherencia de un sistema, intereses y derechos adquiridos en el sistema, carácter sagrado de ciertas cosas, rechazo a lo extraño.

3.- Resistencias ligadas al modo de implementación del cambio, el tiempo y los medios proporcionados para integrar el cambio, así como la credibilidad del agente de cambio.  

En suma, los elementos anteriores permiten señalar que en tanto el ser humano es el factor fundamental de la organización, sus emociones, particularmente sus resistencias al cambio, se reflejarán y terminarán dando características específicas a ésta.

Por: Abel Cortese
www.inteligencia-emocional.org
info@inteligencia-emocional.org


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

  • Resistencia al cambio y algunas variantes perversas

    Resistencia cambio algunas variantes perversas

    La resistencia al cambio es natural en las organizaciones, y el consultor debe estar preparado para manejarlas con transparencia. Leer el resto

    Por  Jcvalda
    COACHING, EMPRESA
  • Gestión del Cambio Organizacional

    Gestión Cambio Organizacional

    ¨Suena la alarma del celular, se viste con un pantalón cómodo y una chomba, chequea ¨online¨ la cotización del dólar y decide que es buen momento para comprar... Leer el resto

    Por  Jcvalda
    COACHING, EMPRESA
  • La resistencia al cambio

    resistencia cambio

    Cuanto más complicado es un problema, más sencilla es la solución. Si algo es muy sofisticado, seguramente estará equivocado  ¿Por qué estamos tan preocupados... Leer el resto

    Por  Jcvalda
    COACHING, EMPRESA
  • Cómo mantenerse flexible frente al cambio

    Cómo mantenerse flexible frente cambio

    Dale Carnegie Training nos acerca algunas pautas para mantenerse flexible. Imagínese como una persona flexible, expandible y capaz de adaptarse a cualquier... Leer el resto

    Por  Jcvalda
    COACHING, EMPRESA
  • Las fases del cambio

    El cambio organizacional es un tema típico de la literatura empresarial. Muchos autores han tratado de definir el proceso típico por el que una organización... Leer el resto

    Por  Jcvalda
    COACHING, EMPRESA
  • Cultura de cambio

    Cultura cambio

    La psicología del cambio no es un proceso de fijación; es un proceso individual que se asemeja a cuando vamos abordar para salir de viaje, cada uno toma unos... Leer el resto

    Por  Jcvalda
    COACHING, EMPRESA
  • ¿De qué color son tus decisiones al afrontar el cambio?

    color decisiones afrontar cambio?

    Todas las personas y organizaciones que deciden iniciar un proceso de cambio tienen una cosa en común: quieren cambiar su estatus quo, conocen sus... Leer el resto

    Por  Sanpecas
    COACHING, EMPRESA, RECURSOS HUMANOS

Revistas