Revista Salud y Bienestar

Las heridas del cerebro

Por Palomap3
Hoy he encontrado esta noticia en numerosos e-diarios. Me alegra que los medios de comunicación dediquen espacio a la "epidemia silenciosa". Copio directamente de uno de ellos.
El Ceadac-Imserso, inaugurado hace nueve años, es la referencia nacional en daño cerebral adquirido: busca la manera de fomentar la autonomía personal de quienes sufren lesiones, ni congénitas ni degenerativas, en el órgano que rige nuestro cuerpo. Y hay que recordar que una herida en el cerebro puede inutilizar otras partes de nuestra compleja maquinaria: «Ves con tu lóbulo occipital: no vale con tener los ojos bien. Caminas con tu cerebro. Hablas con tu cerebro», resume la directora del centro, Inmaculada Gómez Pastor. 

En un principio, se pensó que los pacientes del Ceadac iban a ser, principalmente, jóvenes víctimas de accidentes de moto, pero la realidad está corrigiendo sus previsiones: del centenar de usuarios que atienden ahora mismo, sólo una cuarta parte sufre traumatismo craneoencefálico, mientras que el resto se reparte entre otras causas, como ictus -«ha subido mucho entre la gente joven: ahora mismo tenemos aquí una media de 37 años»-, tumoraciones, encefalopatías, secuelas de operaciones...
El centro, dependiente del Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad, enfoca la rehabilitación de estas personas de manera integral, aunque siempre con la idea clara de que «la persona nunca va a ser la misma de antes». Y su planteamiento es por fuerza personalizado: «Cada cerebro humano es distinto a todos los demás, refleja la historia de su vida, los aprendizajes que ha tenido -explica el neuropsicólogo Álvaro Bilbao-. La lesión cerebral se manifiesta de manera distinta en cada persona». Entre los casos que ha atendido el Ceadac-Imserso hay algunos tan llamativos como terribles: un hombre que quedó amnésico a raíz de un accidente en el que murieron su mujer y su hija, y que preguntaba por ellas constantemente; personas que salen del coma y no reconocen a sus hijos; pacientes que no identifican ninguna cara o que creen identificarlas todas... «El cerebro es inescrutable, sigue siendo un misterio del que sabemos muy poco. Pero, si lo trabajamos, conseguimos mejorías», apunta la directora.
En España no existen estadísticas oficiales sobre la incidencia de este problema, pero la Federación Española del Daño Cerebral, extrapolando datos de otros países, estima una cifra de 100.000 casos nuevos cada año. La Organización Mundial del Ictus, por su parte, hace hincapié en que una de cada seis personas acabará sufriendo un accidente cerebrovascular en algún momento de su vida. «Lugares como este son muy importantes -apunta José Carlos Arranz, recién salido de su sesión de terapia ocupacional-. Aquí hay casos de todo tipo, desde el 'erasmus' en Finlandia al que le empujaron y le atropelló un tranvía hasta el paciente al que una bajada de azúcar le ha dejado sin oxígeno en una operación. Viene gente de toda España: de Galicia, de Andalucía... Hasta de Portugal. Hacen falta más centros así».
Fuente: http://www.eldiariomontanes.esPaloma Peña

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Dossier Paperblog