Revista Salud y Bienestar

Las lecciones del Caso Agreal para el ¿próximo Caso Primperan?

Por Miguel @MiguelJaraBlog

Os contábamos ayer que la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) alerta ahora sobre las nuevas condiciones de uso de Primperan y otros medicamentos elaborados con metoclopramida. En el último párrafo os adelantaba el asunto del que quiero escribir hoy, las similitudes entre Primperan y el dañino y nunca bien demandado Agreal:

-Ambos son medicamentos, claro, pero además Primperan y Agreal coinciden en que son benzamidas del grupo de los neurolépticos. Primos hermanos vaya, como comentábamos ayer.

-Los dos medicamentos está fabricados por el mismo laboratorio farmacéuticoSanofi Aventis, cuyos investigadores no sabemos si es que andan algo dispersos en los últimos lustros porque la compañía acumula un historial de retiradas -p.j. Myolastan hace unas semanas, alertas, cambios en las condiciones de uso, que es como para mirárselo (menudo trabajo están dando a los profesionales de las agencias reguladoras de medicamentos… y que no paren).

-Uno de los errores más graves que cometieron muchos médicos que recetaron Agreal es que lo hicieron durante muchos meses o años, cuando no podía tomarse más de tres ciclos de veinte días cada uno y con otros diez de descanso (es destacable que, como han publicado los médicos peritos que han participado en la defensa de las afectadas en los juicios, el laboratorio incitó a error a los médicos). Con Primperan (y esto es muy común) ahora se ha decidido, entre otras cosas, que nadie puede tomarlo más de cinco días.

-Como no podía ser de otro modo, al tratarse de la misma familia medicamentosa, las reacciones adversas provocadas por ambos medicamentos coinciden. Sobre todo en los daños neurológicos como discinesia y/o trastorno extrapiramidal.

-La AEMPS tardó 22 años en retirar Agreal y cuando llegó el momento fue porque la relación entre el beneficio del medicamento y los riesgos era insostenible. Lo más grave es que Agreal se recetaba para una NO enfermedad, los sofocos propios de la menopausia. En buena parte de las ocasiones Primperan se indica para los vómitos y las náuseas, que no son enfermedades. Quizá sigamos asistiendo en los próximos años a nuevas alertas sobre este fármaco ¿aprenderemos la lección?: no parece sensato recetar medicamentos peligrosos y menos para NO enfermedades.

Bueno, estas son algunas de las similitudes entre el Caso Agreal y el ¿incipiente Caso Primperan? Las sociedades inteligentes son las que aprenden de su pasado (y hacen Justicia con el mismo) para no repetirlo y avanzar


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Dossier Paperblog