Revista Coaching

¿Las listas To-Do no funcionan?

Por Jofoba @jordifortunybad

Lo vi, la verdad es que ya no recuerdo el sitio exacto, pero hace unos días, navegando erráticamente por la web a la búsqueda de material interesante, encontré un post del estilo los Top 10 Productivity Hacks donde el primer consejo era que te olvidases de las listas To-Do.

Me llamó la atención, porque quizá sea la primera vez que lo veo escrito de manera tan explícita. Me interesé para saber cómo llegaba el autor a esta conclusión, pero poco pude profundizar, porque en un solo parágrafo decía que las listas To-Do son demasiado inconcretas y sólo sirven para agobiarte y procrastinar. Que lo realmente efectivo, es tener un cuadro/calendario con la planificación concreta en cuanto a la realización de tus tareas, ya que esta es la mejor manera de garantizar que las vas a hacer. Y no era un post de broma.

Me quedé helado, porque si algo me parece haber aprendido en estos últimos años es que planificar cuando realizarás tus tareas sirve de bien poco.

Reconozco que cuesta unas cuantas agendas y gomas de borrar llegar a esta conclusión. Y esto es debido a que cuando empezamos a interesarnos por este mundillo, llegamos con unas creencias influenciadas por la vertiente empresarial/industrial del término productividad. Donde invariablemente va ligado a organización, planificación… y calendarización. Pero no estamos en una fábrica, ni en una cadena de montaje, estamos en un mundo con infinidad de variables. Y estas son las que hacen que cualquier planificación sobre la realización de nuestras tareas dure menos que una chocolatina en la puerta de un colegio.

A pesar de todo esto, el post me hizo reflexionar, soy de los que no cree en verdades absolutas y me gusta cuestionarlo todo. Y probablemente, parte de razón tenga el autor, aunque creo que no acierta con la solución.

Creo que mucha gente hace listas To-Do, pero que realmente son sólo un contenedor de cosas heterogéneas, en otras palabras, vienen a ser lo que en GTD sería la bandeja de entrada. Cosa que me sale, cosa que anoto en la To-Do. Y si, en este caso entiendo que pueda ser desmoralizador y poco efectivo, porque no lo estamos haciendo correctamente.

Supongo también, que lo que gana el autor del post recomendado planificar, es que, si lo haces, quieras o no, tienes que pensar acerca de la cosa y, consecuentemente, procesas y organizas. Porque ahí sí que es donde reside la clave, en pensar y definir antes de hacer. Lo que discuto, es que la garantía para hacer sea planificar cuando lo harás.

Pasar de la bandeja de entrada directamente a la acción es un salto mortal con alto índice de víctimas. Uses GTD o no, es importantísimo no olvidar que una tarea es una acción y esta acción debe estar bien definida. Me atrevo a garantizarte que si tienes una To-Do solo con tareas accionables, ni te vas a agobiar ni vas a procrastinar. Vas a hacer sin ningún problema. Y encima, si utilizas otros recursos que GTD te propone, como por ejemplo las revisiones o los contextos, ya no habrá tarea que se te resista.

Post relacionados:

  1. El farol del ‘estoy muy ocupado’

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revistas