Revista África

Las mil y una noches de smara

Por Bubisher
LAS MIL Y UNA NOCHES DE SMARA Foto: Inés G. Aparicio
El tiempo se detuvo en la hammada el primer jueves de enero. El silencio arropaba la voz serena de Kabara En el exterior, como cada noche, una cita con las estrellas. Dentro de la jaima, un encuentro con la literatura. Once personas unidas alrededor de un té, escucharon, como si de la propia Sherezade se tratara, un primer cuento escrito en el aire por autores anónimos y desgranado palabra a palabra en una atmósfera de ensueño.
Mohaimidi Fakala, poeta saharaui perteneciente a la Generación de la Amistad, tomó el relevo. Y de su mano, unos versos, y de la poesía a las leyendas, los cuentos y las fábulas de un pueblo rico en historias transmitidas de padres a hijos, de bocas a oídos, en miles de noches tan hermosas como la que estaban viviendo.
La emoción se sentó con ellos y se vio reflejada en cada mirada. Estaban naciendo las Noches del Bubisher.
Nadie quería irse, pero el reloj volvió a marcar las horas. El encuentro llegaba a su fin. Y como le ocurriera al sultán Shahriar, la fascinación les hizo prometerse otro encuentro el próximo jueves. Y en él hablarán de Los Gigantes de la Luna. Una lectura individual del libro durante la semana dará paso a una nueva tertulia literaria, que volverá a llenarse de nuevas ideas, de nuevas presencias, de muchos recuerdos.
Candi y Socorro no estarán físicamente, han regresado ya. Pero, sin duda, permanecerán aún allí, en el recuerdo de los que se quedaron, en su mirada vuelta hacia los días que vivieron en Smara, trabajando en el Bubi, sintiendo el sentido del proyecto, la sensibilidad de nuestras monitoras saharauis, la vida vivida desde una dimensión profundamente humana.
Hoy mismo decía Socorro: “Ha sido una experiencia difícil de explicar, demasiado intensa, llena de matices, de momentos inolvidables, de mucho trabajo, pero, sobre todo, de aprendizaje, de recuperación de valores que nuestra sociedad olvida”
Y es que, en el medio del desierto, aún se siente la ternura. Y la magia escondida entre las páginas de un cuento, de una fábula, de un poema…De las mil y una historias que aún quedan por contar.

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revistas