Revista Cine

Las obras maestras de la palomita: Amadeus

Publicado el 25 julio 2010 por Lapalomitamecanica
  
"Mediocres del mundo... yo os absuelvo"
Las obras maestras de la palomita: Amadeus¿Qué es una obra maestra en el mundo del cine? Es una pregunta difícil de responder ya que como todo en la vida es muy subjetivo. Hay muy pocas películas a las que les añadiría la etiqueta de obra maestra y si intento explicar cuál es la diferencia entre una de estas pocas películas y otrasque no llegan al olimpo del cine no podría usar adjetivos o argumentos, en esas ocasiones siempre me dejado llevar por sensaciones.
De mi pequeña lista destaca una sobre todas Amadeus de Milos Forman. Esta película ganadora de 8 oscars trata acerca de uno de los mayores genios que ha visto el mundo, Wolfgang Amadeus Mozart. A través de esta cautivadora película, nos cuenta la vida de Mozart y de su incomprendida música. Pero sobretodo, el gran protagonismo lo ocupa la gran rivalidad que existía entre el maestro Salieri, el mayor enemigo y a la vez el mayor amante de la música de Mozart, genialmente interpretado por F. Murray Abraham en el papel más importante de su carrera.
Salieri representa uno de los personajes más atractivos que he tenido el placer de ver en la gran pantalla. Un gran músico de la época, con gran prestigio. Sin embargo, todo su mundo se viene abajo al comprender su propia mediocridad al deleitarse acudiendo una y otra vez en secreto a la nuevas operas de Mozart, demasiado complejas para la época, ya que los argumentos distaban mucho de los tradicionales de antaño, además de que mencionaban que usaba demasiadas notas. Salieri, un gran devoto de Dios, otorgó su castidad a cambio del don de la música y por ello, no podía evitar sentirse traicionado al oír la música celestial de las composiciones de un hombre que distaba mucho de ser un ferviente seguidor del señor.
Las obras maestras de la palomita: AmadeusYa como anciano, nos muestran a un Salieri acabado, castigado según él por Dios, manteniéndole vivo para ver como su música se extinguía sin remedio, mientras que la de su encarnizado rival resurgía cada vez con más fuerza. El hecho de ver como su música se perdía en el olvido y el remordimiento de haber destruido al instrumento musical de Dios en la tierra, consume totalmente la mente del anciano compositor, aceptando su papel en el mundo como un mediocre más, de hecho como el mismo dice, es el rey de todos los mediocres.
Mozart, en cambio, interpretado con gran acierto por el poco conocido Tom Hulce es totalmente lo opuesto a Salieri. A pesar de que históricamente no está retratado de este modo, Milos Forman caracteriza a este personaje como un joven inmaduro inconsciente del don que se le ha otorgado, malgastando el dinero en fiestas libertinas y teniendo siempre dificultades para llegar a fin de mes. Sin embargo, hay un personaje que influye en Wolfgang, su propio padre. La muerte de éste le influyó en su música, dando lugar a sus operas más oscuras, de lo cuál Salieri se percató, usando el fantasma de su padre para urdir su plan para destruir a Amadeus.
Las obras maestras de la palomita: AmadeusMilos Forman, director de Alguien voló sobre el nido del cuco o Man on the Moon, logra cautivar al espectador desde el primer minuto hasta el último. Con gran habilidad intercala muchas de las grandes óperas de Mozart, lo que nos permite disfrutar de su música, al mismo tiempo que nos muestra una gran puesta en escena impresionante. Forman se arriesgó con un Mozart infantil, que en ocasiones rozaba la estupidez, sin embargo era en su música donde podíamos ver su verdadera personalidad, su imaginación y su pasión. El director nos cuenta una historia que va más allá del clásico “biopic” estadounidense, nos habla de la envidia, de la enemistad, la traición y de la genialidad.
Pero hay que destacar que una de las piedras angulares de esta película es la música y evidentemente, si uno cuenta con la banda sonora del mayor genio de la historia, ya se tiene muchos enteros para sacar de ahí una gran película. Don Juan, La flauta mágica o Las bodas de Fígaro son una pequeña muestra de la capacidad de este genio, que a la edad de 5 años ya era capaz de componer óperas. Si eres de los que todavía no han visto esta maravilla de película, por favor escucha la música, siéntela y disfrútala, porque de lo contrario jamás comprenderás hasta que punto es una genialidad esta película.
Como ya he mencionado al principio de esta entrada, no puedo explicar con argumentos porque está película es un auténtica obra maestra. Sólo sé que cuando la acabé de ver por primera vez, me sentí igual de estupefacto que el cura que escucha la confesión de Saliere en el psiquiátrico. Fue una sensación que pocas veces he tenido, una de esas que cuando acabas de ver una película te quedas unos instantes pensativo, recapacitando sobre lo que has visto. Sin duda, Amadeus de Milos Forman, es una maravilla, un monumento para los sentidos y una de las mejores piezas del séptimo arte.

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista