Revista Libros

Las olas

Publicado el 21 abril 2010 por Santosdominguez
Las olas
Virginia Woolf.
Las olas.
Traducción de Andrés Bosch.
Lumen. Barcelona, 2010.
Es la novela más experimental y arriesgada de Virginia Woolf y probablemente su cima creativa, su obra más acabada. Las olas, que publicó en 1931, era su séptima novela y en ella alcanzaba su prosa un nivel irrepetible de belleza y perfección.
Su trama es muy sencilla: es la sucesión de monólogos interiores de seis personajes -Bernard, Susan, Rhoda, Neville, Jinny y Louis- que repasan su vida al ritmo de las olas en la playa, en un constante ir y venir por el tiempo y la memoria.
A ellos se suma un séptimo personaje, Percival, probable trasunto de su hermano, al que los lectores no le oyen hablar, pero al que se refieren los otros seis personajes, tras quienes se ha querido ver a T.S. Eliot, Lytton Strachey y otros miembros del grupo de Bloomsbury.
Como hilo conductor, enmarcan los monólogos nueve intermedios escritos en tercera persona que van fijando el paso del tiempo sobre un cambiante paisaje costero a lo largo de un día. Entre el amanecer y el ocaso, ese marco temporal simboliza el tránsito de la infancia a la plenitud juvenil, a la madurez y a la vejez de los personajes.
Este es comienzo de la novela, cuando aún no ha amanecido:
Aún no había salido el sol. El mar no se distinguía del cielo, salvo por unos ligeros pliegues, como un paño arrugado. Poco a poco, a medida que el cielo clareaba, una raya oscura se iba formando en el horizonte dividiendo el cielo y el mar, y en el paño gris se formaban gruesas líneas que avanzaban bajo la superficie, una tras otra, cada una siguiendo a a anterior, persiguiéndose en un movimiento perpetuo.
Más próximos en su tensión lingüística al poema en prosa que a la narrativa, esos interludios y los monólogos interiores desarrollan un flujo de conciencia similar al oleaje en su ritmo ininterrumpido, en una sucesión que construye la imagen de la vida que pasa, de la sangre que fluye, la metáfora del tiempo imparable.
Toda la realidad exterior se filtra a través de la conciencia de los personajes, que hablan de sus sensaciones, expresan sus pensamientos y sus recuerdos, sus percepciones del mundo. A través de uno de ellos, Rhoda, se expresa la propia autora.
En su diario, Virginia Woolf anotó el complejo proceso de escritura de Las olas, sus dudas y su satisfacción final ante un libro que consideró el primero en el que conseguía un estilo propio.
Lumen lo publica ahora en su Biblioteca Virginia Woolf con traducción de Andrés Bosch.
Santos Domínguez

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

  • Saltando las olas y otros titulos de interés.

    Saltando olas otros titulos interés.

    Esta entrada va para quienes me habeis pedido mi opinión sobre Saltando las Olas:Me ha costado ponerme a ello porque habría preferido acabar de leerlo antes de... Leer el resto

    Por  Anaperezllinares
    LIBROS, MATERNIDAD
  • 29-s

    Silencio.Fue la primera impresión, a las 7:00 horas, cuando me levanto.Poco después, a las 8:00, y ya instalada en mi galería -que da al patio de manzana que... Leer el resto

    Por  Anarod
    LIBROS
  • Olas de frío y caza

    Olas frío caza

    Bando de avefrías levantadas por los disparos de los cazadoresDurante las últimas semanas todo el norte de la Península Ibérica se ha visto sorprendido por una... Leer el resto

    Por  Davidalvarez
    MUNDO ANIMAL
  • Las olas gallegas son las mejores para producir energía

    Las mejores zonas costeras de la Península Ibérica para aprovechar la energía de las olas son la Costa da Morte y Estaca de Bares, en A Coruña Leer el resto

    Por  Energiaeficiente
    CIENCIA, ECONOMÍA, MEDIO AMBIENTE
  • Annie Leibovitz para Louis Vuitton

    Annie Leibovitz para Louis Vuitton

    Sí, sí, así es, por extraño que pueda parecer ahora los papeles se han cambiado y la famosa fotógrafa se pasa al otro lado de la cámara para formar parte de la... Leer el resto

    Por  Victoriaglam
    MODA, TENDENCIAS
  • Virginia Woolf y el toro del autobús

    Virginia Woolf toro autobús

    Los hombres no son bien recibidos en el local-café-restaurante de Entredós, una fundación feminista en el centro de Madrid creada a partir de la Librería... Leer el resto

    Por  Nmartincantero
    DIARIO, EN FEMENINO
  • Cuando un santo despotrica de otro santo.

    Cuando santo despotrica otro santo.

    San Calixto I, papa y mártir. 14 de octubre.Antiguos martirologios sitúan su memoria a 12 ó 14 de octubre, indistintamente, aunque la fecha de hoy es la más... Leer el resto

    Por  Santos1
    CULTURA Y OCIO, HISTORIA

Revista