Revista Viajes

Las playas de Andamán, un paraíso... en ocasiones demasiado compartido

Por Gracia Gracia Rodriguez @viajarcongrace

Rumbo a las Playas de Andamán



Desde Malasia continuábamos nuestra ruta por tierra hacia el sur de Tailandia, lo que en nuestras mentes se traducía en playas, playas y más playas, y en ese momento no había otra cosa que nos apeteciera más!!!
Las playas del mar de Andamán, situadas en la costa oeste del sur de Tailandia, están consideradas como algunas de las más bonitas del mundo. Muchas de ellas han servido de escenario de películas, y sirven de gancho en portada de muchas revistas que venden destinos paradisíacos y exóticos.
Y nosotros íbamos directos allí!!! Yuhuuu!!!

Las playas de Andamán, un paraíso... en ocasiones demasiado compartido

Ao Nang, nuestro punto de operaciones


Habíamos salido a las 6 am desde George Town en Malasia, y después de casi 10 h por fin llegábamos a Ao Nang! Menuda reventada que llevábamos, y aún quedaba lo mejor...encontrar un sitio donde dormir, pero nuestra "suerte" con las vacaciones de los malayos continuaba y nos perseguía!!! Ilusos llegábamos pensando que no tendríamos problemas de alojamiento y que incluso tendríamos hasta mejores precios, ya que siendo primeros de mayo, la temporada baja estaría comenzando por la época de monzones. Ninguna de las tres cosas se cumplió. Todo estaba lleno porque los malayos, que seguían de vacaciones, habían decidido también venirse para acá, los precios no nos parecían tan baratos sino más en la línea de Malasia, y por suerte, eso sí, el buen tiempo hizo que quisiéramos alargar nuestros días en estas playas de la costa de Andamán.

Las playas de Andamán, un paraíso... en ocasiones demasiado compartido

Longtail boats en Ao Nang


No sé cuantas veces recorrimos calle arriba, calle abajo preguntando en todos los alojamientos. Algunos no nos dejaban ni preguntar, "Full" contestaban. Los que con suerte te decían que tenían, era con unos precios desorbitados para nuestro ajustado presupuesto, 50-60 euros la habitación doble!!! Nuestra única opción era en dormitorios de 16 ó 20 personas por 500 baths cada uno, lo que tampoco era como para tirar cohetes. Por un momento pensamos en volver a Krabi, que estaba a media hora, una ciudad más grande en el interior con precios probablemente mejores, pero todos los días si queríamos hacer algo tenernos que acercar hasta aquí era perder tiempo y dinero en autobuses...
Entonces alguien se apiadó de nosotros... En Ao Nang Guesthouse nos propusieron que como tenían una sala de masajes (como la gran mayoría de los sitios) podrían arreglarnos unas camillas de masaje con unas sábanas y almohadas, y dormir ahí. Sería sólo una noche porque al día siguiente la cosa mejoraba y quedan algunas habitaciones libres. Al principio pensamos que era broma, pero viendo que iba en serio y que no eran muchas las opciones después de estar casi 2 horas con el tema del alojamiento, aceptamos. La primera noche pagamos 250 baths cada uno, que aunque para el sitio donde íbamos a dormir igualmente puede parecer caro, era lo más barato que podíamos encontrar en ese momento, y al menos no nos quedábamos tirados. En cualquier caso no estábamos en condiciones de regatear más, o lo tomábamos o lo dejábamos...
Las playas de Andamán, un paraíso... en ocasiones demasiado compartido

La noche la tomamos con humor, y al día siguiente, como nos habían prometido, pudimos pasar a primera hora a una habitación como tocaba, limpia, espaciosa con aire acondicionado, por unos 700 baths.
Ao Nang no es muy grande, y todo esta enfocado para el turista. Las dos calles principales están llenas de chiringuitos, tiendas de souvenirs y un millón de agencias con tours por las islas, casi que a uno le puede dar la sensación de estar en uno de los típicos sitios de veraneo de levante para guiris, tipo Benidorm o Salou.
Las playas de Andamán, un paraíso... en ocasiones demasiado compartido
Ao Nang, a diferencia de Krabi sí que tiene playa y aunque realmente no vale mucha la pena, hay otra no muy lejos, Railay Beach, que es una maravilla. Además Ao Nang es un sitio bueno para poder moverse desde allí a cualquiera de las islas con playas paradisíacas, así que nosotros lo tomamos como nuestro punto de operaciones.La idea de un tour no nos motivaba nada. Miramos y remiramos la manera de hacerlo por libre pero imposible, quizás contratando un longtail boat, pero sólo para nosotros salía carísimo... Parecía que acercarnos a Railay Beach era la única excursión de un día que podíamos hacer barata y fácilmente desde Ao Nang.

Railay Beach


Uno de los grandes atractivos de Railay Beach es su paisaje kárstico. Playas de aguas transparentes y arena blanca, rodeadas de impresionantes montañas de roca caliza. Sin duda una de las mejores! Un paraíso no sólo para los que nos encantan las playas sino también para los que escalan.
Las playas de Andamán, un paraíso... en ocasiones demasiado compartido


¿Cómo ir hasta Railay Beach desde Ao Nang?
Al final de la calle principal de Ao Nang, junto al paseo de la playa, hay un pequeño puesto desde el que venden billetes en longtail boat a las islas. El precio de i/v son 200 baths, aproximadamente 5 euros. Los horarios son desde las 8 am hasta las 4 pm, y van saliendo a medida que se llenan. Suelen tardar unos 15 minutos. Cuidado los que van con equipaje porque a veces no acercan demasiado las barcas a la orilla, y el agua puede llegarte casi hasta el culete o un poco más, así que prepárate para mojarte! Hay varios sitios donde te pueden dejar y desde dónde puedes volver en Raiay Bay, sólo has de decirles donde quieres que te dejen y ya decidirás una vez allí donde te viene mejor coger el longboat de vuelta.
Las playas de Andamán, un paraíso... en ocasiones demasiado compartido

¿Qué ver en Railay Bay?



Las playas de Andamán, un paraíso... en ocasiones demasiado compartido

  • Railay West Beach

El barco nos dejó en esta playa al oeste de Railay, y ya durante el trayecto estábamos tan emocionados con el paisaje que nos rodeaba que en cuanto desembarcamos nos faltó tiempo para darnos un buen baño en aquellas aguas de azul turquesa.
Las playas de Andamán, un paraíso... en ocasiones demasiado compartido

  • Cueva de Phranang

Desde Raylay West Beach hay un sendero que te lleva a través de jungla hasta una zona de manglares. Siguiendo este camino que no tiene perdida, vas bordeando toda la montaña de caliza llena de pequeñas cuevas, hasta llegar por fin a la gran Cueva de Phranang, situada también en otra playa preciosa que no debes perderte. De hecho, no sabría decir que playa de las dos que vimos me gustó más.
Las playas de Andamán, un paraíso... en ocasiones demasiado compartido

Aquí además de playa y cuevas vimos muchas pollas, de todos los tamaños y de todos los grosores!!! jajajja No te creas que estoy salida, es que estos tailandeses llevan aquí ofrendas y rezan, y como todo lo que tiene ver con el rollo hinduísta tiene forma de falo, pues aquí para todos los gustos jajajjaj A saber que es lo que piden cuando rezan?...

Las playas de Andamán, un paraíso... en ocasiones demasiado compartido

mmm...todas las comparaciones son odiosas!


En esta zona entre los que escalaban, los que rezaban o los que se pegaban el baño en la cueva había bastante más gente. Nosotros después de ver todo esto nos alejamos un poquito más para disfrutar de esta playa donde ahí mismo, en los longtail boats de la playa, comimos los mejores pinchos de pollo satay que jamás hayamos probado!!!

Las playas de Andamán, un paraíso... en ocasiones demasiado compartido

Pero...qué más se puede pedir!!!


Frente a la playa, a pocos metros de la orilla, está una de esas rocas que emergen del mar, y algunos se acercaban nadando, aunque sí te esperas un poco cuando la marea baja se puede llagar andando.
Nuestra vuelta la hicimos desde este punto de la isla, de Phra Nang Beach.
Las playas de Andamán, un paraíso... en ocasiones demasiado compartido

  • Mirador de la isla (View point)

He de decir que nosotros no estuvimos porque queríamos disfrutar de playa, pero parece ser un excelente punto para apreciar la costa. Se rumorea, se dice que el trayecto de subida no es fácil, así que imprescindible un buen calzado.
Este fue un día muy completo, que nos encantó tanto, que hasta nos dio pena tener que coger el barco de vuelta. Hay mucha gente que en vez de alojarse en Ao Nang decide hacerlo en Railay Beach, y sin duda nosotros la escogeríamos si volviéramos a ir, aunque probablemente los precios sean un poquito más altos que en Ao Nang.
Las playas de Andamán, un paraíso... en ocasiones demasiado compartido

 Tours a las Islas


Hay un sinfín de agencias que ofertan todas los mismos tours con diferentes compañías, así que todo consiste en comparar quien te da el mejor precio para el tour. Generalmente todas piden precios bastantes altos que después de regatear, dependiendo d la excursión, quedan por los 800- 1000 baths, es decir, en torno a los 25- 30 euros, en las que el día entero de excursión incluye transporte y comida.
Desde luego no son baratas y plantearse hacer varias rompe el presupuesto de cualquier mochilero! Llegados a este punto, qué hacer? Porqué lo de llegar a un sitio, toco y me voy, y no veo nada como que no mola. Cuantas veces voy a estar allí? Me voy a la próxima que venga ahora que estoy cumpliendo el sueño de viajar, después de haber estado ahorrando? Pues no!!! Al menos habrá que ir a una, no? Pero entonces, a cuál?
Los tours más populares son:
- Las 4 islas : Phra Nang Beach, Tup Island, Chicken Island and Poda Island.- Hong Island- Phang Nga Sea, también conocido como el de la isla de James Bond.- Circuito por la famosa Phi Phi Island

Las playas de Andamán, un paraíso... en ocasiones demasiado compartido

La verdad que estaba difícil porque una vez ves las excursiones y las fotos de la islas, te apetecen todas. Por un lado queríamos conocer Phi Phi pero no sabíamos si hacer otra o no. Los primeros días los tours para ir a Phi Phi estaban completos y la de Hong Island nos dijeron que como había sido ese fin de semana luna llena la marea subía tanto que apenas había playa, así que finalmente decidimos la de esa imagen que aparece en la película de James Bond y que ignorantes de nosotros pensamos que era playa! 
Nos gustó tan poco y quedamos tan desencantados, que como al menos el tiempo era bueno yy decidimos quedarnos unos días más en Ao Nang, arriesgamos también con la Phi Phi Island.

El paraíso no está en las playas de películas


Los paisajes y playas que vimos en los tours eran indiscutiblemente una maravilla, pero que se alejaba de lo que nosotros entendemos por "paraiso".
Aquí los tours que escogimos, y nuestra valoración sobre ellos...
  • Tour a Phang Nga Sea (James Bond)

Te adelanto que sí como nosotros no te gustan los tours, este concretamente te hará recordar el motivo!
El día comienza bien temprano, porque el sitio está bastante lejos. Antes de llegar un par de paradas de las que a todos los que estamos ahí nos la trae al pairo, porque lo que queremos ver es Phang Nga.
Las playas de Andamán, un paraíso... en ocasiones demasiado compartido
Primera parada en Suwannakuha Temple (Monkey Cave) para ver una cueva por la que merodean monos y que supuestamente entra dentro del tour, pero que nos quieren hacer pagar por entrar. La cueva en sí no vale mucho y se ve desde fuera su buda reclinado. El precio que piden es ridículo pero como no nos gustan que nos tomen el pelo y tenemos miedo que todo el tour sea así, las 4 parejas de europeos nos negamos a pagar.
Segunda parada, un parque-jardín de frutas que nos valió de piscolabis. Aquí he de reconocer que como tenía ganas en cuanto llegué a Tailandia de probar toda esa fruta exótica y rara para mí, pues ya que era gratis, a disfrutar la degustación. Se supone que la bebida también estaba incluida, pero mientras que a otros tours les ofrecen, a nosotros ni agua... Estábamos más secos que la mojama con el calor que hacía!
Las playas de Andamán, un paraíso... en ocasiones demasiado compartido
Después de casi toda la mañana en carretera por fin llegamos y vemos la entrada del parque, turistada total! Nos reparten como sí fuéramos ganado para montarnos en el longtail boat, y nos toca el "más simpático" de los guías. Nos dice que nos quedemos con su cara y estemos pendientes de él porque hay mucha gente, y si se larga sin alguien cuando lleguemos al parque nacional que ya es problema nuestro como volvemos... Vaya empezamos haciendo amigos y cayendo bien a todos!
El paisaje en el barco es bonito, y transcurre principalmente por manglares. Tras 45 min. llegamos a la zona donde se encuentra la "famosa roca" que nos decepciona por su tamaño, y porque todo esta cercado y lleno de tiendas. Por supuesto ni en los folletos ni en tus fotos se verá un millón de barcos ni personas porque nadie se va a bañar en esas aguas verdosas del manglar que dan bastante asquete.
Las playas de Andamán, un paraíso... en ocasiones demasiado compartido

Te dan 20 minutos lo justo para ir hacer una foto, entrar en la cueva que hay, y darte un garbeo por todas las tiendas de souvenir que han colocado en el poco terreno que queda, y lleno de un centenar de personas.Tremendo!
Las playas de Andamán, un paraíso... en ocasiones demasiado compartido

Desde allí nos llevan hacer kayaking y esto acabó de rematarlo. Llegamos de nuevo a un sitio cuyo entorno merece la pena pero tienen tal circo montado que es increíble y apetece hasta marcharse. De nuevo nos tratan de malas formas, metiéndonos prisa y empujándonos para que nos pongamos hacer cola para el kayak que ni sí quieras llevas tú! El paseito consiste en un corto recorrido en el que entras y sales de una cueva, en la que hay tanta gente que echamos los 10 minutos que dura la actividad allí. Nuestra sorpresa es que ahí se acaba el paseo, porque vuelves de regreso y encima te piden propina!!!
Las playas de Andamán, un paraíso... en ocasiones demasiado compartido

Después de tan "estenuante" actividad nos vamos a comer y fue quizás lo más normalito del tour, pero tampoco para tirar cohetes... Finalmente, de nuevo casi tres horas entre barco y bus para volver. Un rollazo que hasta Guillermo se durmió en la vuelta...
Las playas de Andamán, un paraíso... en ocasiones demasiado compartido

No recomendaríamos este tour y menos con la compañía de Island Safari . El sitio está bastante lejos y pasas más de la mitad del tour en furgoneta, y luego realmente lo que es el tour de "James Bond Island" no llega ni a 1h1/2 ... Desde luego de hacerlo, hay uno con la empresa que hicimos después el tour de Phi Phi Island que quizás merezca más la pena, que va directamente a este sitio y luego te llevan a darte un baño a una playa en Hong Island, algo que echamos mucho de menos con el calor que hacía.
Precio: 800 baths
  • Tour Phi Phi Island

Sobre la isla de Phi Phi habíamos escuchado tantos comentarios buenos como malos y por eso tampoco nos atrevimos a ir directamente allí y alojarnos. Pensamos que lo mejor era ir un día y opinar, podíamos bordear la isla, viendo sus playas y snorkeleando, y si nos gustaba la próxima vez ya sabíamos. He de decir que ir por libre i/v en ferry costaba 700 baths, prácticamente lo que costaba el tour, pero este incluía comida y bebida, más la excursión en barco alrededor de la isla, por lo que pensamos que era la mejor forma de ver si nos gustaba o no.
Este tour no tuvo nada que ver con el del día anterior, lo hicimos con la empresa de Chok Paisan Andaman. El trato fue excelente, siempre preocupados y atentos de que todos estuviéramos contentos. La bebida con el calor que hacia no faltó en ningún momento y la comida tipo buffet muy bien, cada uno podía ponerse lo que quería y cuanto quería.
Las playas de Andamán, un paraíso... en ocasiones demasiado compartido

El tour empieza parando en la famosa playa de Leonardo di Caprio que aparece en la película de "La Playa", Maya Beach. El sitio puede parecer idílico, el agua es de un azul turquesa que te deja sin palabras pero... Si hay un "pero" y es que Leonardo di Caprio ha hecho mucha pupa a un paraíso como este, y los tailandeses han querido sobre-explotar el sitio. El paraíso deja de serlo en cuanto se ve que la orilla está colapsada de barcos y no hay sitio casi en el agua para darse un chapuzón. Oooohhh!!! 
Las playas de Andamán, un paraíso... en ocasiones demasiado compartido

El ser humano se carga estos paraísos. Sitios así, deberían al menos en época de tanto turismo ,restringir el número de gente que va al día, al menos así lo disfrutaríamos en su modo más natural y tendríamos un poquito de paraíso por un ratito.
Desde esta parada nuestras desilusiones decayeron, porque sí bien es cierto que el crucero fue una maravilla, tanta gente no nos gustaba nada.
Seguimos navegando y pasamos por uno de los sitios más bonitos que vimos desde el barco, Pileh Bay. Después vinieron Monkey Bay, Viking Cave... y no muy lejos de allí intentamos hacer snorkelling pero estaba tan lleno de medusas que fue imposible.

Las playas de Andamán, un paraíso... en ocasiones demasiado compartido

Pileh Bay


La comida la hicimos en Phi Phi Don, otro sitio con una playa de agua cristalina, pero está ya era más turistica y artificial...
Las playas de Andamán, un paraíso... en ocasiones demasiado compartido

Para terminar el tour y poder hacer un poco de snorkelling, nos llevan hasta Bamboo Beach. Había gente, pero como era grande creo que estábamos todos más esparcidos jejejjeje El agua era totalmente transparente, hacer snorkelling era una pasada porque la claridad llegaba a un montón de metros de profundidad, no quiero imaginarme en esas aguas como será el buceo! De despedida y para dejarnos buen sabor de boca, fue lo mejor.
Las playas de Andamán, un paraíso... en ocasiones demasiado compartido

Precio: 1000 baths
Las valoraciones de estos tours, así como de los lugares son totalmente subjetivas. Las playas, el agua y el paisaje fue una verdadera maravilla, pero el hecho de ser lugares tan compartidos hacían que se perdiera gran parte del encanto. Quizás en otro momento del año, si hay poca gente esto sea totalmente diferente.
Después de estos tour nosotros ponemos un "no" a las playas de películas y de famosos. En esta zona hay un sinfín de islas con playas no tan conocidas que apostamos que serán igual o más bonitas de lo que puedan ser estas. Curiosamente el día que más disfrutamos en esta zona fue el que fuimos por nuestra cuenta y menos dinero nos costó, el de Railay Beach!

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revista