Revista Viajes

Las vitaminas en el ciclismo

Por Rafael @merkabici
Las vitaminas en el ciclismo

Mucho se ha hablado de que deben o no comer los deportistas para mantenerse saludables, desde carbohidratos, proteínas, minerales hasta una cantidad enorme de compuestos necesarios para su salud y forma, no obstante, otra de las fórmulas que deben estar presentes en el régimen alimenticio de un ciclista, por ejemplo, son las vitaminas. Las vitaminas son consideradas como nutrientes de suma importancia en la vida de un deportista, ya que a pesar de no ser un medio de suministro de energía son las que participan en el metabolismo energético de los mismos, por lo que su no consumo puede traer graves consecuencias ( como enfermedades) para quienes practican un determinado deporte.Las vitaminas en el ciclismo

Entre todas las vitaminas que un ciclista debe consumir por ejemplo, se encuentra la B12 (conocida también como cobalamina) cuyo papel fundamental es el de la síntesis de proteínas que a su vez, será un medio de apoyo para el metabolismo energético, de igual forma, la vitamina B12 resulta enormemente indispensable para la regeneración muscular (al igual que las proteínas) y el crecimiento corporal por lo que además de consumirla de forma natural, es decir, a través de los alimentos, es suministrada por médicos a quienes no mantienen un nivel estable de ella o no reciben una cantidad considerable para su organismo, sin duda, es una de las vitaminas más importantes para quienes practican el ciclismo.

Por otro lado, la vitamina C posee un rol importante en la nutrición de un ciclista ya que es la encarga del mantenimiento y crecimiento de los huesos a través de la síntesis del colágeno, otro de sus beneficios es que sirve de apoyo en el tratamiento de lesiones ocurridas durante algún entrenamiento o competición ya que permite acelerar la regeneración de las mismas, es por esto que es recomendable consumir esta vitamina de manera constante para evitar muchas complicaciones. La vitamina C puede ser encontrada principalmente en cítricos (limón, naranja, etc) y en verduras.

Las vitaminas en el ciclismo

Así mismo, las vitaminas B2, B3, y B9 (Riboflavina, Niacina y ácido fólico respectivamente) son también parte fundamental en la dieta de un ciclista ya que por una parte, intervienen en el metabolismo y síntesis de los carbohidratos y proteínas, y por otra, en la formación de sangre y células nerviosas. Para consumir estas vitaminas es necesario incluir en nuestro régimen de alimentación: leche, cereales, carne de ave, legumbres y por supuesto, vegetales.

No cabe duda de los grandes beneficios que nos otorgan las vitaminas si son incluidas en la dieta de un ciclista, no obstante, es importante señalar que su no consumo puede traer grandes consecuencias, por ejemplo, debilidad, anemia, la pérdida del equilibrio u hormigueo en los brazos, siendo estos dos últimos grandes problemas para un deportista que depende en un 100% de su fuerza para mantenerse sobre una bicicleta.


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista