Revista Ajedrez

Lasker, Capablanca y Alekhine o ganar en tiempos revueltos (221)

Por Aarteaga61

Capablanca, The New York Times, 13 de Febrero de 1927, en la previa al Gran Torneo Internacional de Nueva York de aquel mítico año del ajedrez:

"Trabajador, con ideas originales, Frank Marshall ha contribuido con muchos movimientos estelares a la técnica de las aperturas. Durante años, en diferentes planteos jugó variante tras variante no aceptadas como correctas por la mayoría de los principales expertos de la época. Incluso muchos, tildaron aquellas jugadas del estadounidense con absoluto desprecio, mientras Marshall provocaba brillantes y sorprendentes derrotas a sus oponentes. (N.d.l.r.: El Ajedrez es "infinito como el número" y todas las posibilidades en los planteos no se pueden controlar por mucha computadora que haya. Por todo ello, a los maestros de la super-élite cuando hablamos de los campeonatos mundiales en la actualidad y sus variadas fases clasificatorias, hoy penosamente enterradas por la F.I.D.E. - Federación Internacional de Ajedrez - no estaría nada mal forzarlos, minutos antes del comienzo de los combates, con "Reglas de Sofía" para evitar vagas tablas cortas, a que jueguen tras sorteo, una determinada variante de una determinada apertura, que posiblemente no haya sido antes analizada concienzudamente por los mismos - !?).

La verdad es que, aunque Marshall no siempre está blindado ante las respuestas más precisas, sus novedades de apertura dieron de sí mucho más de lo que la mayoría de sus oponentes creían. Incluso hoy en día es propenso a encontrar algo nuevo en cualquier momento y hay que decir aquí mismo que algunos de sus descubrimientos en los planteos son aceptados hoy por la mayoría de los protagonistas principales, al ser los que producen los mejores resultados en determinadas contingencias.

En el medio juego, Marshall sobresale en posiciones abiertas. Algunas de sus actuaciones en este tipo de juego son tan buenas como las mejores de los demás. Por temperamento, un jugador de ataque, es capaz, cuando se le pide, de oponer una defensa muy obstinada.

En los finales, contrariamente a la idea de mucha gente, Marshall está dentro del grupo A1. Para ser sincero, no es como el Dr. Lasker o Rubinstein, cuando este último está en su mejor momento, pero sólo uno o dos de sus competidores en el próximo torneo tendrán la más mínima ventaja sobre él en este aspecto del juego.

Lasker, Capablanca y Alekhine o ganar en tiempos revueltos (221)Lasker, Capablanca y Alekhine o ganar en tiempos revueltos (221)

Las debilidades de Marshall son: inexactitudes algo frecuentes en las combinaciones, así como en el juicio del verdadero valor de una posición dada; demasiada tendencia a atacar cuando la situación realmente no lo amerita y una cierta falta de comprensión del verdadero valor de las cualidades de sus oponentes.

Por supuesto, que cuando hablamos de debilidades, el lector debe considerar que estamos tratando el tema con un estándar muy alto como base de comparación y que lo que un maestro de élite considera una fuente de <debilidad>, muy a menudo se podría considerar como una fuente de <fuerza> para un jugador de club de primera categoría. (N.d.l.r.: Por eso mismo a este cronista, simple aficionado de club, jamás se le ocurriría, por ejemplo, suprimir el blitz entre nosotros, porque el ajedrez, antes que nada se convierte en nuestro "hobby" sujeto a todo tipo de vicisitudes).

Debido a la edad de Marshall (n.d.l.r.: 49 años en tiempo del torneo) y a la naturaleza de matches individuales a cuatro partidas de la lucha venidera, no esperamos que termine mejor que 3º ó 4º (n.d.l.r.: de seis ajedrecistas participantes), pero una calificación más alta no sería imposible. A sus muchos amigos y al propio escritor, les gustaría bastante ver al veterano peleando una vez más por los principales honores del torneo.

De todos modos, Marshall se ha estado preparando para la batalla en Atlantic City (n.d.l.r.: ciudad de Nueva Jersey a 212 kms. del centro de Manhattan y que en aquella época era un lugar de recreo de ricos y famosos que se iban allí de vacaciones), donde ha permanecido durante algunas semanas y, por lo tanto, debería estar en buena forma para cuando comience el torneo. (N.d.l.r.: Torneo que se disputaría del 19 de Febrero al 23 de Marzo de 1927, más de un mes de duración frente a menos de un mes que durará el oscuro y ridículo "mundialito del azar", que se celebrará a partir del próximo 24 de noviembre en una "feria local" de Dubái - Emiratos Arabes Unidos - ).

En el próximo artículo hablaremos de Spielmann, Dr. Vidmar y Nimzowitsch. También intentaremos responder y explicar una serie de cosas que generalmente desconciertan al jugador de fuerza media".

Queridos amigos, Caissa, la "reina del ajedrez", es muy selecta con quiere estar y sabe que cuando lo llama a su suerte, a pares o nones ("azar"), ella siempre pierde, ¡salga lo que salga!:


Angel Jiménez [email protected]

Volver a la Portada de Logo Paperblog