Revista Opinión

Letras, Palabras y Caminos

Publicado el 27 febrero 2020 por Carlosgu82

“Letras”, se encontraba formando parte de mundos abstractos, eran un poco complicados de entender, ya que letras se disponía en forma irregular, desalineada, alborotada, desorganizada. Letras quería que todos pudieran comprenderlo algún día, pero en la forma que él más deseaba, porque no quería un simple entendimiento superficial, él quería dejar huella en aquellos que le prestaran su tiempo y su atención, así como su dedicación.

En otro extremo se encontraba “palabras”, palabras era más sabia que “letras”, porque ella ya había experimentado muchas situaciones a lo largo de su existencia que le habían permitido aprender la forma de ser tranquilo, había aprendido a llegar a la calma y la serenidad, a no perderse, a encontrar distintos patrones, combinaciones y formas de organización; las cuales, habían resultado en una gran inmensidad de significados y formaciones distintas.

A pesar de ser más sabia y de tener más conocimiento, palabras no estaba del todo feliz y contenta con su existencia. Ella sentía la necesidad de transitar a lo largo de muchos caminos en los cuales pudiera dejar su esencia, y que la misma fuera valorada. Quería que cada camino que la adoptara también adoptara sus infinitas formas y combinaciones, que las abrigaran, que fueran más allá de lo que ofrecía una simple forma de palabras. Quería representar un significado distinto en cada camino que fuera a recorrer.

“Caminos”, era el más inconforme de los tres o, mejor dicho, el más triste. Él conocía todo lo que se encontraba contenido a lo largo de sus largos y cortos trayectos; era un conocimiento abrumador, pero el problema radicaba en que no conocía más allá de lo que albergaba y tampoco tenía mucha compañía. Por todo esto, él se sentía muy solo e insuficiente, quería que muchos transitaran por sus terrenos y recorrieran sus trayectos, quería que otros le enseñaran lo que no sabía, quería aprender a ser más sabio e inteligente, también quería compañía y experiencias nuevas.

¿El resultado al cabo de la reflexión de éstos tres?

Llegaron a la conclusión de que letras podría aprender de palabras, ella podría enseñarle la manera de organizar su esencialidad, su valor, y que, de esta forma letras pueda adquirir muchas formas con otros muchos significados que palabras aún no posee. Se complementarán los dos, porque letras también tiene conocimiento que transmitir a palabras, él le enseñará a ella la gran variedad que posee, los tipos, sus formas en distintos lenguajes e idiomas. Ahora ya está arreglado el asunto de estos dos, pero quedan algunas cosas sin resolver; la importancia de significar algo más profundo que sólo conceptos y que quieren dejar sus huellas en muchos caminos, por lo que esto se arregló fácilmente. Caminos les ofreció adoptar toda su gran variabilidad y diversidad siempre y cuando ellos estuvieran revolucionando su contenido, que le proveyeran conocimiento, aprendizaje, placer, confortabilidad. Esto para que caminos fuera extendiéndose, que se hiciera más largo, más retorcido, más amplio, que pudiera ir por donde nunca se creyó que iría; y esto cargando con letras y palabras, las cuales estarían siempre alimentando cada rincón al que caminos llegara, en cada lugar podrían impregnar su esencia y dejar huella.

De esta forma se concluyeron los hechos, y ahora se dice que van como el viento, a todos lados y siempre susurrando algunos que otros sonidos, así como historias que son asombrosas, cuentan que son fantásticas y han servido de pilares para la razón, el conocimiento, la diversión y la curiosidad de unos individuos llamados humanos. Ellos han adoptado a estos tres personajes, pero no lo han hecho todos. Dicen los personajes que no se cansarán hasta haberse infiltrado en cada individuo humano y hasta que les hayan contado, por lo menos, una historia que atrape su atención, una historia que recuerden por muchos años.


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas