Revista Empresa

Ley de Startups: el Gobierno responde a las críticas del anteproyecto

Publicado el 26 julio 2021 por Aprodelclm
Ley de Startups: el Gobierno responde a las críticas del anteproyecto

"Sabíamos que se nos pediría más ambición": la secretaria de Estado de Digitalización explica los puntos más polémicos de la Ley de Startups y se abre a modificaciones.

El Consejo de Ministros presentó a principios de mes el anteproyecto de Ley de Startups que pasó a período de consulta pública. A pesar de que ahora el documento se puede consultar y enmendar, y todavía falta para que pase a tramitación parlamentaria —donde los grupos políticos también podrán lanzar sus propuestas y matices—, la reacción del ecosistema emprendedor en España ha denotado un leve desencanto: se celebra la llegada de la norma pero con reservas.

La definición de startup como empresa de menos de 5 años o que facture menos de 5 millones de euros o la reducción de impuesto de Sociedades del 15% al 25% en un momento en el que las compañías no están registrando beneficios fueron tildados de "medidas cosméticas", sin efectos "reales", a juicio de especialistas consultados por Business Insider España el mismo día en el que se presentó el anteproyecto.

Un par de días después, otros expertos del ecosistema, como Aquilino Peña, socio fundador de Kibo Ventures; Blanca de Santos, responsable de Finanzas y Operaciones de Clarity; y Laura Urquizu, CEO de Red Points, pusieron sobre la mesa otros problemas que arrojaba el anteproyecto. Lamentaron su falta de ambición en determinados aspectos y plantearon los riesgos que abordaban ciertos puntos del articulado, como la posibilidad de que se penalice a los "emprendedores en serie"

Tal como está redactado, el anteproyecto no consideraría a una empresa como emergente si su fundador ha creado con anterioridad una sociedad que se haya beneficiado de esta la Ley. Urquizu reivindicó que esos emprendedores en serie "tienen muchas posibilidades de tener éxito porque ya saben qué funciona y qué no".

En una entrevista con Business Insider España, Carme Artigas, secretaria de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial, ha respondido y explicado los puntos más polémicos de una esperada norma que, como ella misma ha recordado, no elabora solo el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital: en ella intervienen hasta 11 carteras del Gobierno.

La reacción que esperaban

"Es la recepción que esperábamos. Sabíamos que el sector nos pediría cierto nivel de mayor ambición. Lo sabíamos. Es una ley que ha sido muy compleja de coordinar porque involucra a 11 ministerios y tiene impacto en 14", recuerda. "Heredé el primer borrador de la ley y ha sido muy complejo de articular desde el punto de vista legal. Está lo que queríamos que estuviese y ahora, con ciertos avances conseguidos y garantizados, toca que el sector nos diga ahora qué hace falta quizá modificar para que tenga el impacto que pretendemos".

A pesar de que algunas de las críticas sobre el anteproyecto de Ley planteaban que la norma no fuese lo suficientemente transformadora, Carme Artigas no está de acuerdo. "Es tremendamente transformadora. Hay cosas a las que no se les está dando relevancia. Por ejemplo: se puede crear una empresa con un euro. Se puede generar autocartera en las sociedades limitadas, que es la clave para las stock options".

También pone de ejemplo las exenciones a los business angels, tras elevarse la base máxima de deducción por inversión en empresas de nueva o reciente creación de los 60.000 a los 100.000 euros anuales y por el tipo de deducción, que pasa del 30% al 40%. 

Lo que el anteproyecto de Ley y la futura norma persiguen es que sea "fácil" emprender. "Que un emprendedor en España no tenga que ser un héroe", zanja la secretaria de Estado. "Que el país genere el entorno adecuado para que sus ideas se desarrollen". Por eso, Artigas defiende que en el Ejecutivo están "muy atentos al feedback" que les pueda llegar desde el ecosistema emprendedor.

"Sabíamos que algunos aspectos quizá se quedaban cortos a las expectativas del sector. Veremos hasta qué punto se pueden elevar: no depende solo de este Ministerio", recuerda Artigas. "Luego quedará otro trámite, el parlamentario, donde habrá posibilidades de enmiendas. Espero sinceramente que este no sea un foco de batalla política, que sea un foco de consenso político. Que el resto de partidos entiendan que es importante agilizar este trámite para que la Ley se pueda aplicar ya en el primer semestre del año que viene".

La vicepresidenta primera del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, también participó en el evento de este lunes que presentó el nuevo fondo Next Tech. En su comparecencia anunció que este mismo mes se elevaría a consulta pública la nueva ley Crea y Crece para poner en marca empresas, así como una reforma del marco concursal. Por ello, Artigas recuerda que algunas puntualizaciones no tan genéricas no podían incluirse en la Ley de Startups, pero sí estarán en esta otra norma tan esperada. Esa Ley Crea y Crece afectará a empresas de todos los sectores. 

El choque por las 'stock options'

Con el anteproyecto de Ley de Startups, lo que la Secretaria de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial (SEDIA) planteaba evitar era "crear una categoría de empresas que no paguen impuestos nunca".

"Nos van a pedir, y lo sabemos, un tratamiento fiscal preferente a las stock options", asume la secretaria de Estado. El anteproyecto contempla que, en la tributación de estas opciones sobre acciones, se eleve el mínimo exento anual de 12.000 a 45.000 euros para las compañías sean clasificadas como emergentes. "Tienen un tratamiento como rendimientos del trabajo. Hay gente que quiere que sean rendimientos del capital. Ahí chocamos sobre el equilibro de las finanzas públicas".

Concebidas como una forma de atraer a trabajadores cualificados y hacerles partícipes del crecimiento de la compañía, las startups están dejando de utilizarlas por el impacto fiscal que supone para sus empleados, optando por otros mecanismos, como las phantom shares, que generan otras dificultades.

Las phantom shares se diferencian de las opciones sobre acciones en que no otorgan el derecho de adquirir acciones en el futuro, pero sí reconocen derechos económicos equivalentes al trabajador. Son un pacto entre empresa y trabajador para el pago de un determinado porcentaje de la diferencia del valor de la compañía en el momento en el que se pacta y el valor cuando transcurre el período establecido. Es decir, una especie de bonus. 

"Al final queremos un país con un equilibrio entre servicios públicos que permitan que se creen empresas, lo que no queremos son empresas que no paguen nunca dinero", resume Artigas.

No penaliza a los emprendedores en serie: persigue el fraude

Sobre los emprendedores en serie, Artigas considera que ha habido "una confusión" por un tema más "técnico". "Si vas al preámbulo de la Ley, esta plantea simplificar la disolución de empresas. Pero hay una cláusula que se arrastró. Es como cuando estás pintando y ves una mancha en la pared, te obcecas y ,al cabo de dos horas, la dejas de ver. La Ley lleva tanto tiempo dando vueltas que al final te centras en puntos y te olvidas de otras cosas que se arrastraban", lamenta Artigas.

"No es que no queramos que haya emprendedores en serie. Lo que no queremos es que haya fraude. Lo que queremos evitar es que, como la definición de startup es una empresa que tiene como mucho 5 años, que cuando pasen esos 5 años y 1 día una firma cierre y el empresario la vuelva abrir, con la misma gente, con el mismo objetivo, cambiándole el nombre y vuelva a ser considerada una startup 5 años más".

Carme Artigas reivindica en todo momento los avances que también supone lo que se esboza en el anteproyecto de Ley de Startups. "Hemos pasado de considerar en un principio startup a una empresa de menos de 3 años a que sea de 5. Y de 5 años a 7 en sectores de alta cualificación. Pero lo ganado ya está descontado", sonríe. "Lo que hemos conseguido ya no nos lo quita nadie".

"¿Que se puede mejorar en muchos aspectos más? Para eso está la audiencia pública. Pero creo que solo queda un 10% por afinar", resume. Sobre la definición de startup, la secretaria de Estado considera imprescindible que sea Enisa quien juegue un rol esencial. "¿Qué es una startup? ¿Qué es una pyme digital? ¿Dónde se marca la barrera?. Creo que es un gran paso el reconocer qué es una startup, porque sus mecanismos de diferenciación en sus primeras etapas son muy distintos a los de otros sectores".

Fuente: Alberto R. Aguiar - businessinsider.es


Volver a la Portada de Logo Paperblog