Revista Opinión

Lo Primero Que Aprendes En Clase De Karate: El Saludo

Publicado el 25 febrero 2019 por Carlosgu82

Como les conté en mi anterior post (cuyo link agrego abajo) empecé a los 30 años a entrenar Kyokushin Karate y aunque tienen el mismo nombre (recuerden que en japonés se escribe primero el apellido y después el nombre) existen diferencias fundamentales que me han permitido permanecer en este “camino de la verdad” (ese es el significado de Kyokushin). Y una de ellas es que no es suficiente una o dos veces para aprender, en realidad se requieren 1000 días de práctica y 10.000 horas más después, no es un camino fácil la verdad, especialmente si estás rodeado de múltiples distracciones y actividades que te están diciendo al unísono “ven, esto es más fácil”.
Para muchos es claro que el karate nace en una isla de Japón llamada Okinawa, por lo cual los saludos de lo más básico a los más respetuosos se hacen en japonés, por eso escuchas hablar a los practicantes, sin importar su origen, con palabras “chinas” como muchas veces dicen (en realidad es japonés) y esto ha trascendido, precisamente, porque el karate aun cuando su difusión es mundial, no pierde la esencia de su origen, o al menos eso es lo que queremos creer los más furibundos amigos de la marcialidad en el arte.
En fin, sin más preámbulos, la primera palabra que aprenderás es: ¡Osu! El kanji que está en el inicio corresponde a esta palabra, y tiene un montón de significados, pero básicamente describe una disposición de estar atento, de seguir adelante, de querer continuar y de no desistir, lo cual coincide con la traducción literal de empujar, perseverar, adelante que tiene la combinación de los dos ideogramas que forman el kanji. En clase de kyokushin karate, es lo primero que aprendes, pues con el Osu (se lee Oss, generalmente la u no suena, o casi no suena en japonés) tu instructor se entera que estás vivo, que aun tienes aliento para contestar, y de una u otra manera te aterriza te pone presente en la clase, pues muchas veces el cansancio o el dolor te llevan a olvidar todo lo demás y un osu! En mitad de ese recorrido, te devuelve al planeta.
Osu! No es solo una palabra que se dice, tu actitud debe ser coherente con ella, como ya conocemos el significado, no solo contestaré ¡osu! Cuando entienda la instrucción que me den, también lo haré cuando llego al Dojo y saludo al altar en posición joy (firme) con una leve inclinación del cuerpo hacia adelante, saludaré a mis compañeros estrechando con las dos manos las de mi compañero, diciendo osu, y también me despediré de la misma manera, incluso cuando no has entendido lo que hay que hacer (lo cual es muy factible que nos pase) deberás levantar la mano diciendo “osu”, no entendí!, en realidad la palabra tiene una multitud de usos, pero su espina dorsal es que tu intención sigue en firme.
De modo pues que la próxima vez que vayas a un dojo de karate, especialmente de kyokushin karate, sea en Pakistan, Australia, Canadá, Chile o cualquier parte del mundo, después de un ¡Osu! Te recibirán calurosamente, pues como te podrás imaginar es una de las palabras más usadas por todos los practicantes y seguramente pensarán que ya eres un practicante.

#osu! #kyokushinKarate #SaludosKarate #clase


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas