Revista Opinión

Lo que la crisis se llevó

Publicado el 13 mayo 2010 por Albertorm

Lo que la crisis se llevó Parece que aquellos a los que elegimos para representarnos y velar por nuestros derechos e intereses han olvidado que, no hace mucho, salieron en tromba a rescatar a quienes, en lugar de dedicarse a proteger el ahorro de sus clientes y dar crédito a quién podía devolverlo, jugaron a especular con el dinero ajeno, a conceder préstamos indiscriminadamente y a venderse paquetes hipotecarios repletos de basura como si fueran cromos. Parece que nuestros gobernantes han olvidado quiénes provocaron la crisis y que los ciudadanos asistimos, asombrados e impotentes, a un rescate financiero sufragado con el dinero de todos, pero con una promesa: regular un sistema corrompido y especulativo, un sistema en el que los mercados, y no nuestros dirigentes, son quienes establecen qué medidas ha de aplicar un gobierno o qué país sale adelante y cuál se hunde en la miseria. A veces se nos olvida que España no es la única que vive inmersa en la crisis económica, aunque haya quien se empeñe en decir lo contrario. No se trata de "mal de muchos, consuelo de tontos", sino de ser conscientes de lo que está sucediendo.
Tomando consciencia de ello, nuestro Gobierno se empeña en desilusionar a todo español viviente, especialmente a su electorado, afirmando un día una cosa y haciendo la contraria antes de que finalice la semana (cuando no lo hace en cuestión de horas), generando desconfianza con su incapacidad para comunicar qué han hecho, hacen o van a hacer, por qué han tomado, toman o tomarán esta o aquella medida, al menos para que podamos vislumbrar algo de luz en ese túnel en el que cada país tiene su vía en propiedad. Y, para nuestra desgracia, no tenemos alternancia posible en un Partido Popular que practica una oposición tan destructiva como incoherente, ofreciendo una mano tendida al ejecutivo si decide aprobar determinadas medidas y negándole el apoyo cuando decide hacerlo, con o sin retraso. Parece que, en medio de esta crisis, hasta nos hemos olvidado todavía más de todos aquellos que sí luchan por sobrevivir, a diario, porque no tienen nada que llevarse a la boca. Produce hasta náuseas saber que con solo un 1% de lo que se entregó a esos bancos que nos han metido en este atolladero, que no inyectan liquidez en los mercados, presumen de cuentas de resultados y pagan millonarias indemnizaciones y pensiones a sus ejecutivos, se habría erradicado el hambre en el mundo. Estamos en crisis, sí, pero no solo económica, aunque parece que se nos ha olvidado.

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revista