Revista Deportes

Lo que necesitas para montar tu propio gimnasio en casa

Publicado el 20 octubre 2017 por Alimentatubienestar @alimentatubiene

Más de una vez habrás pensado en construir tu propio gimnasio en casa por muchas razones: entre ellas la que más destaca es la de compartir más tiempo con la familia, permaneciendo en casa y haciendo ejercicio a la vez, dados los beneficios del ejercicio físico para la salud.

Lo que necesitas para montar tu propio gimnasio en casa

Quizás, la idea de pagar una mensualidad al centro deportivo en el que quieras pulir tu físico tampoco te convenza; Puede que el plan de ir a un sitio donde puedas sentirte intimidado y aprensivo no te resulte factible.

Contar con un gimnasio casero puede ayudarte a mejorar el potencial de tus sesiones y a optimizar el tiempo en tu día a día.

Habitissimo, la guía donde encontrar información detallada y opiniones sobre profesionales, empresas y marcas de arquitectura, interiorismo, obras y reformas, nos ofrece en este artículo de invitado, algunos consejos decorativos para que puedas montar tu gimnasio en casa desde ya.

Elige el espacio perfecto para tu gimnasio casero

En función del tamaño que tenga tu hogar, tu nuevo gimnasio puede que tenga poco o mucho espacio. Si tienes cochera, una opción puede ser ocupar parte de su espacio para crear tu gimnasio. También pueden ser metros válidos los de la esquina de la sala de estar o los de la habitación de invitados.

Trata de medir bien el espacio, busca las máquinas que son necesarias para tu entrenamiento, asegúrate de que haya hueco para estas dentro de la habitación y trata de que los metros sean los suficientes para que puedan cambiar de ubicación.

Tipo de suelo adecuado para un gimnasio

También es importante que el suelo sea el adecuado. Dependiendo de las actividades que vayas a realizar en tu gimnasio, será mejor instalar un suelo de azulejos o de madera.

Éste último, el suelo de madera, es el que más conviene para cualquier tipo de entrenamiento gracias al agarre que ofrece y la seguridad de poder realizar los movimientos sin que se produzcan daños. No obstante, como puede rayarse o rasparse fácilmente, sólo es aconsejable instalarlo en gimnasios donde no se disponga de equipamiento pesado.

Otro tipo de suelos que son tendencia en los gimnasios son los suelos de goma, instalados con azulejos de esterilla acoplados o esterillas alargadas.

Las esterillas que se usan en los parques de juego infantiles pueden ser una perfecta y barata opción para absorber los golpes, además pueden adquirirse en diferentes tamaños permitiendo una fácil adaptación a espacios de cualquier dimensión.

Iluminación y ventilación para tu gimnasio casero

Es esencial que el espacio tenga buena iluminación. No podrás llevar a cabo tus sesiones de entrenamiento sin una luz que te permita ejecutar los ejercicios de forma correcta y que te transmita algo de calidez.

La ventilación es un factor importante a tener en cuenta. Si no dispones de aire acondicionado, construye tu gimnasio en un espacio con ventanas que permita la entrada y salida de aire fresco y que al mismo tiempo traspase la luz natural. Aplica colores claros en las paredes para que el espacio parezca más grandes y no parezca oscuros.

A la hora de ejercitarte sentirse comodo es esencial.

Color de paredes y techo

Como cualquier otro espacio de tu hogar, los colores de las paredes de tu gimnasio doméstico dependerán en gran medida de tus preferencias personales, aunque hay algunos que se ajustan mejor a esto tipos de espacios.

Mientras que en el salón los colores cálidos son perfectos para ofrecer acogimiento, en el gimnasio son más apropiados los colores que transmitan seguridad, motivación y productividad. Por ejemplo, los rosas pasteles o los azules pálidos convierten el espacio en un habitáculo que se percibe siempre fresco, lo que permite entrenar durante más tiempo, favoreciendo la concentración.

Por su parte, el color amarillo pastel es ideal para gimnasios sin ventanas, ya que transmite buenas vibraciones en espacios donde no entra la luz natural.

Una mención importante merece el techo del gimnasio, ten en cuenta que harán muchos ejercicios que te obliguen a estar mirándolo, por lo que una buena idea puede ser pintarlo de un color gris o azul oscuro, colores que ofrecen un punto adicional de fuerza.

Elementos fundamentales de un gimnasio en casa

Asegúrate de guardar unos metros para colocar un espejo de cuerpo entero que te permita verte a ti mismo al realizar los ejercicios. Siempre te ayudará para afinar los movimientos y hacerlos correctamente. El espejo conseguirá que la habitación parezca más espaciosa y otorgue más luz gracias a los reflejos, algo que siempre es positivo, especialmente si vas a instalar tu gimnasio en habitaciones sin entradas de luz, como puede ser el sótano.

Incluir una televisión puede ser una perfecta idea para realizar algunas clases de pilates, yoga, zumba o aeróbic que puedas ver en DVD. El plasma puedes colocarlo en una esquina de la habitación colgado en un soporte o instalarlo directamente en la pared.

Intenta elegir un diseño para tu gimnasio doméstico que no solamente sea práctico, sino que se ajuste a tus gustos personales.

Existen muchos factores que influyen especialmente en el aspecto del espacio, desde la distribución del equipamiento hasta los colores. Por ello, es importante que tengas claro el estilo que estás buscando cuando vayas a diseñar tu gimnasio en casa, pero ten en cuenta que puedes mezclar estilos y crear un espacio realmente único.


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revista