Revista Viajes

Los 10 pueblos más bonitos de la Sierra de Francia

Por Rutasporespana @RutasporEspana

Los 10 pueblos más bonitos de la Sierra de Francia

La Sierra de Francia es uno de los entornos naturales más bonitos de la provincia de Salamanca. Además cuenta con pueblos preciosos que conservan sus tradiciones y una particular arquitectura, que a punto estuvo de desaparecer, pero que poco a poco ha vuelto a recuperarse.

Siendo de uno de estos pueblos serranos, he podido visitar cada uno de ellos en multitud de ocasiones, por lo que os voy a mostrar cuales son mis lugares favoritos.

1. La Alberca

Si hay un pueblo que simboliza la Sierra de Francia, sin duda es La Alberca, fue el primero en mantener la arquitectura serrana en sus casas, y establecer normativas para mantenerla. Gracias a eso se ha convertido en uno de los referentes turísticos en la zona. Son miles los viajeros que vienen a recorrer sus calles, realizar alguna de las rutas de senderismo que parten del pueblo como la del Camino de las Raíces o disfrutar de su gastronomía y fiestas.

2. Mogarraz

La Alberca supo aprovechar ser el escenario de varias películas, como Marcelino, pan y vino o el Lazarillo de Tormes, para dar a conocer su particular entorno. Mogarraz en cambio no tuvo esa suerte por lo que manteniendo la misma arquitectura tradicional, era una completa desconocida. Incluyo yo, hacía años que no la visitaba. Por suerte las cosas van cambiando y en los últimos años ha empezado a haber cada vez más turistas, que llegan al pueblo para ver los curiosos retratos que pueblan las fachadas de sus casas.

Otro de los alicientes para visitar la villa es la senda del Camino del Agua, una ruta sencilla que recorre los arroyos que discurren cerca de Mogarraz, donde podremos ver algunas representaciones artísticas al aire libre.

3. Sotoserrano

No podía dejar fuera de esta lista a mi pueblo, Sotoserrano, aunque ya queda poco de esa arquitectura tradicional, que ha sido sustituida por casas de nueva construcción. Todavía junto a su plaza Mayor, podemos ver algunas de ella y su torre del reloj. Pero si hay un motivo que justifica su visita además del dicho, es que en su término municipal, se encuentra uno de los monumentos naturales más bonitos de de la Sierra de Francia y de las Hurdes, el Melero .

El Melero es un meandro del río Alagón que se encuentra tan cerrado que está a punto de convertirse en una isla. El río Alagón hace de frontera natural entre las provincias de Salamanca y Cáceres, es por eso que aunque el Melero se encuentra en tierras salmantinas, una de las mejores formas de verlo es desde el otro lado, desde el mirador de la Antigua que se encuentra en la población de Riomalo de Abajo en la provincia de Cáceres.

4. San Martin del Castañar

San Martín también es otro de los pueblos de la Sierra de Francia que conserva intacta su arquitectura serrana, muy parecido a La Alberca no es conocida por el turismo por lo que se puede pasear tranquilamente por sus calles. Tiene además dos monumentos que marcan su diferencia por un lado una plaza de toros en piedra (una de las más antiguas de España) y un castillo medieval (convertido en cementerio de la villa).

5. Miranda del Castañar

Pero si hablamos de castillos, Miranda es uno de los pueblos que dispone del castillo más impresionante. Aunque sigue en manos privadas sin que parezca que el dueño y el ayuntamiento lleguen a un acuerdo para restaurar uno de los símbolos de la población.

Aquí la arquitectura serrana pasa a segundo plano, ya que conserva parte de sus murallas, sus casas blasonadas en piedra y su plaza mayor que hace las funciones de plaza de toros durante las fiestas patronales. Justo desde esta plaza es el comienzo de otra de las rutas del arte de la Sierra de Francia, el Camino de los Prodigios.

6. Cepeda

Muy cerca de mi pueblo se encuentra Cepeda, siempre lo recuerdo por su plaza presidida por un enorme árbol. Hace poco pasee por sus calles, y me sorprendió que había recuperado gran parte de las fachadas tradicionales, y que habían embellecido las calles con macetas y flores. Algo que les diferencia a otros pueblos de la zona, es que sus calles son estrechas y empinadas, por lo que están siempre en sombra. Podemos dar un paseo a las tres de la tarde en verano que no pasarás calor. Su iglesia con una torre exenta, es una de las maravillas de la villa.

7. San Esteban de la Sierra

Hace poco descubrí una ruta bastante interesante que desconocía, siempre es interesante descubrir cosas nuevas de un lugar que se supone que conoces. Resulta que en los alrededores de San Esteban existen una serie de lagares rupestres donde se hacía el vino. Muchos de ellos datan del Imperio Romano e incluso anteriores.

A la salida del pueblo podemos realizar esta ruta tan original, además esta ruta conecta con otra también interesante, la de los olivos centenarios. El movimiento de gente por el pueblo, ha hecho que proliferen muchos alojamientos rurales al estilo tradicional, que le ha vuelto a dar un nuevo encanto al pueblo, por ahora las obras en la plaza mayor, le quitan belleza, pero cuando terminen seguro que será un lugar ideal para pasar el fin de semana y realizar alguna de las rutas.

8. Villanueva del Conde

Este pequeño pueblo situado frente a Miranda del Castañar es por donde discurre la ruta del Camino de los Prodigios, una de las rutas más bonitas y más duras, debido a la pendiente del ascenso. Aunque tenemos el aliciente de visitar este pequeño pueblo, de tipismo serrano y con alguna de las esculturas al aire libre del Camino de los Prodigios que forman parte del casco urbano, como el estanque de la entrada o la fachada pintada como si fuera un bosque en una de las plazas. Junto a esta plaza podemos disfrutar de la gastronomía serrana en la Posada del Hidalgo.

9. Sequeros

Esta pequeña población de 230 habitantes esconde uno de los monumentos más curiosos de la Sierra de Francia, el Teatro León Felipe (en el cual vi alguna obra de pequeña con el colegio). Este teatro burgués más típico de grandes ciudades en el siglo XIX, es el legado de una clase burguesa que llego a la villa cuando durante el siglo XVIII Sequeros se convirtió en la capital administrativa de toda la Sierra de Francia. Su iglesia parroquial, situada a las afueras del pueblo, es también una de sus joyas, ya que contiene las reliquias de dos santos nacidos en la villa.

10. Las Casas del Conde

Esta pequeña población forma parte de la ruta del Bosque de los Espejos que comienza en San Martín del Castañar. El artista José Antonio Juárez, decidió crear unos curiosos elementos llamados "Efímeras magentas", que se encargan de guiarnos a través de las calles del pueblo para poder continuar con nuestra ruta. A la salida nos espera una curiosa casa, la de Amador, un artesano-artista local, autor de las tallas de madera que decoran su fachada y las que podremos ver a lo largo del recorrido de camino a San Martín.

10+1 Monsagro

Si bien, Monsagro no forma parte de la Sierra de Francia, se encuentra en una de las laderas de la Peña de Francia. La peña es un lugar de romería para la comarca, y un rincón donde sus piedras nos muestra que toda esta zona estuvo hace millones de años bajo el mar. Los vecinos de Mosagro, han encontrado piedras ricas en fósiles, y han decidido decorar con ellas, las fuentes y fachadas de sus casas, convirtiendo el pueblo en un curioso museo de fósiles al aire libre.

¿Te gustó el artículo? Puedes hacer algo por nosotros que no te costará nada y nos ayudará para seguir escribiendo en el blog, dame un like o un +1 en Google y te estaremos eternamente agradecidos.

Los 10 pueblos más bonitos de la Sierra de Francia


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revista