Revista Baloncesto

Los 35 puntos y el efecto escarabajo

Publicado el 22 diciembre 2009 por Pirrimarzon
No, no me he vuelto erudito de la biología de la noche a la mañana, ni pienso dar una lección de algo que desconozco. Pero todos hemos visto alguna vez un escarabajo patas arriba, agitando sus extremidades sin conseguir darse la vuelta, incapaz de retomar su camino a menos que ocurra un milagro que le devuelva a su posición de partida. Millones de años de evolución, y no han sido capaces de solventar el problema de su centro de gravedad.

 

¿Qué tiene que ver esto con el baloncesto? A veces se me ocurren estas paranoias mentales, ya lo sabéis. Intento ver en cuestiones muy simples la respuesta a situaciones más complejas. Si metemos en un saco los 35 puntos de diferencia que Chicago le llevaba ayer a Sacramento en el tercer cuarto del partido del United Center, y lo echamos a la espalda del equipo de Del Negro, cualquier inestabilidad voltea la situación del escarabajo. Centro de gravedad muy desplazado de la zona articulada, desequilibrio de fuerzas y al carajo. ¿No me creéis? Explicadme entonces como puede un equipo dejarse comer la tostada en apenas 20 minutos cuando el marcador es tan aplastante a su favor. ¿Virtud del rival? ¿Sólo? Ni de coña. No hace falta hablar ni de tendencias, inercias, leyes de Newton o pensamiento metafísico. Como escribió Shakespeare en Hamlet, "algo huele a podrido en Dinamarca".

 

Desgraciadamente para Del Negro, veo su futuro más negro que el escarabajo pelotero.

 

 


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas