Revista Educación

Los apuntes

Por Elcocteldeloscuentos

Los apuntes, ¿amigos o enemigos?

 

Todos o casi todos los que estamos aquí, pasamos nuestro día a día en clase cogiendo apuntes. Estos apuntes nos sirven para quedarnos con lo que se da en clase, saber a lo que el profesor da más importancia y nos sirven para estudiar en casa, sin necesidad de recurrir a extensísimos manuales que nos llevan a más de uno por la calle de la amargura.
Hay gente que dice 'soy malísimo cogiendo apuntes', pues aquí os muestro algunos consejos a la hora de plantarnos a escuchar una clase y vernos en la obligación de, a la vez que prestamos atención, tomar unos apuntes decentes que nos permitan estudiar con facilidad de cara a los exámenes.
Según me parece (y según he aprendido con la experiencia de vivir por y para los apuntes), hay tres errores que los estudiantes cometemos casi siempre a la hora de coger apuntes:
1. Intentar copiar al pie de la letra todo lo que dice el profesor. Esto es poco recomendable porque exige una rapidez y una soltura a la hora de escribir que, si lo hacemos a mano, se traduce en una letra ilegible, pérdida de atención en clase (más pendiente de cómo se dice que de lo que se dice) y un barullo de ideas muy considerable.

Si puedes asistir con un ordenador a clase y tienes suficiente velocidad a la hora de escribir en el teclado, puede que este error, sea una ventaja.

2. No repasar los apuntes a diario o cada dos o tres días. Cuando cogemos apuntes y por la tarde, al día siguiente o cuando tengamos un hueco, no nos preocupamos de pasarlos a limpio, llegaremos a los días anteriores al examen con una torre de apuntes ilegibles y nos entrará el agobio. No es obligatorio pasar los apuntes a limpio, pero si lo hacemos, ya estamos repasando lo visto en clase para tenerlo fresco.
3. Fotocopiar los apuntes de otro. Sí, aunque a veces sea un buen recurso (porque nos fiamos de a quién se lo pedimos o porque es la única manera de enterarnos de qué se ha dado en clase si no hemos podido asistir), es un error depender de los apuntes ajenos. ¿Por qué? Porque lo que para otros puede ser la panacea, para nosotros puede representar obstáculos. Cada persona tiene su manera propia de coger sus apuntes y como mejor nos enteraremos a la hora de estudiar es si nos estudiamos nuestros propios apuntes. La utilidad de los apuntes será mayor si son tuyos  (tú con tus esquemitas y tus colorines, suena a chorrada, pero te enteras mejor que con las fotocopias del compañero).
Consejos a la hora de coger apuntes:
1. Tener todo el material a mano. Si solemos coger apuntes con colores, todos los colores. Si sólo usamos un boli, el boli.
2. Escuchar con atención. Antes de ponernos como locos a escribir, conviene prestar atención al profesor, saber de qué está hablando y luego apuntar las ideas generales de lo que está diciendo. Unos apuntes concisos que tengan todas las ideas, son mucho más útiles que unos densos.
3. Enumerar las hojas.Sobre todo si los coges en folios sueltos y, además, escribes por las dos caras.
4. Empezar cada tema en una nueva hoja. Eacilita el tenerlos ordenados.
5. Dejar márgenes amplios. Para apuntar cosas que se dicen en clase, anotaciones, etc.
6. Prestar atención a los subtítulos. No siempre un profesor marcará que ha empezado un nuevo punto o epígrafe del tema, pero tenemos que estar avispados de saber cuándo lo hace y marcarlo en un color distinto en nuestros apuntes o con otro tipo de letra. Si están bien estructurados, serán más fáciles de estudiar.
Trucos a la hora de coger apuntes
1. Agilizar la escritura utilizando abreviaturas. (información = inf)
2. Sustituyendo palabras por símbolos o letras (por = x; que = q)
3. Sustituyendo terminaciones por letras o números (separados = separa2)
¿Y a vosotros? ¿Qué tal se os da coger apuntes? ¿Os aclaráis con los apuntes ajenos? ¿Soléis pasarlos a limpio?


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista