Revista Humor

Los autos locos

Por Jerjes Ascanio
Me encantaba esta serie de pequeño. Disfrutaba viendo los coches y todos sus artilugios. Me divertía viendo las trampas que planeaba el Nodoyuna con tal de poder ganar la carrera (¿por qué si lograba adelantarse tanto, no aprovechaba para seguir haciéndolo en lugar de hacer tantas trampas, sabiendo que continuamente fallaban?). 
La risa del perro era mítica, a veces me río igual que él. Me encantaba el coche rústico de aquel campesino con el oso que, aunque pareciese bobo, ganó más carreras que nadie. 
Antes hasta controlaban los que más ganaban. Siempre todos ganaron 3 veces menos 4 que llegaron a ganar 4. Nodoyuna no ganó ninguna. 
Lo mejor de todo era la gran variedad de personajes que había en la serie, cada uno con sus características e incluso muy destacada ( los cavernícolas, los militares, los monstruos, la chica glamour, el chico atractivo, el científico loco, el leñador, etc). 
Aunque se sabía siempre el final, siempre cambiaban el contexto y las trampas y atraía para ver las novedades. 
Recomendada para que todos se diviertan y echen un rato viendo la tele y evitando cualquier guarrada o violencia. 
Me gustaba hasta el opening y la música. Cabe destacar que algunos de estas personajes luego tuvieron serie propia...

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista