Revista Libros

Los bandidos de Río Frío

Publicado el 26 julio 2019 por Caronte
Los bandidos de Río FríoAutor (es): Manuel PaynoISMB: -Género: Novela HistóricaEditorial: PorrúaNúmero de páginas: 759 páginasSaga: Está dividido en dos tomosSinopsis: Esta novela constituye el estudio costumbrista más amplio que existe en la literatura mexicana, abarca completamente en un libro la sociedad entera de una época: México de mediados del siglo XIX desfila por las páginas de este libro. En "Los bandidos de río frío", después de una descripción del ambiente y escenario, y de los antecedentes de los personajes, el autor combina y agrupa alrededor del asunto principal una colección de personajes que había conocido y una serie de incidentes y sucesos de que había tenido noticia o había intervenido personalmente. Esta obra es digna de ser conocida y estudiada como reseña fiel de la vida mexicana de otro tiempo,porque "Los bandidos de río frío" son en realidad, las memorias de su autor en forma de novela.

Mis queridos seres míticos. Yo por aquí de nuevo para traerles lo mejor de lo mejor en libros. Como pueden ver, en este me extendí un poquito más de lo requerido, y es que, vamos, es un libro largo. Pero bueno, dejando de lado las formalidades y los saludos cordiales, vayamos directo a lo que debemos: la reseña.

Los Bandidos de Río Frío es un libro que se escribió allá por el 1880, con variantes en años un tanto hacia arriba o hacia abajo. Es un texto meramente narrativo aunque cuenta, por momentos, con pequeñas interferencias de poesía. Aquí debo hacer una aclaración particular porque pocos toman esto en cuenta: Los Bandidos de Río Frío originalmente no era un libro. No sé si el autor lo planeaba así desde el inicio -por la manera en que está contado no parece el caso-, pero es un hecho que no comenzó de esa forma. Les daré un pequeño curso de historia literaria mexicana.
Resulta que hace mucho tiempo, muchísimo, las personas eran en su mayoría analfabetas, así que lo lógico es que no leyeran demasiado. Por si fuera poco, econoómicamente no estaban en los mejores términos, de manera que aquello que tenían no lo iban a invertir en libros. Sin embargo, las personas que escribían se preguntaron cómo podían llegar a esos vagos lectores y a las pocas personas que leían medianamente sin abrumarlos con un escrito así de voluminoso. La respuesta llegó en las entregas periódicas. Como lo leen. Los Bandidos de Río Frío es una compliación de "capítulos" que fueron esparcidos en diferentes tomos de periódicos o en las "entregas por folletín". Así la gente lo comía a pedazos pequeños y no se tenían que preocupar por terminar un libro larguísimo en determinada cantidad de tiempo. Y con todo esto se han de preguntar "¿por qué Caronte nos cuenta todo este chisme? Bueno, porque aquí aparece la característica principal: el misterio. Lo defino de esa manera pero no sé si deba catalogarse particularmente de esa forma. A lo que me refiero con esto, claro, es a la capacidad que tuvo Payno para enganchar al lector y hacer que se mantuviera siempre esperando por la siguiente entrega. Si esto les parece poco, pondré otra cosa sobre la mesa: Payno supo perfectamente cómo hacer cada capítulo independiente del otro y a la vez integrado a un todo, de manera que las personas podían, perfectamente, saltarse uno u otro capítulo y retomar la historia luego. Esto lo logran pocos autores, y mucho menos en la forma sencilla que él lo hizo. No digo, con esto, que todos los capítulos sean irrelevantes, sólo digo que, pensando como en la época, si se te pasaba un folletín, bien podías seguir la historia en el siguiente gracias a los constantes retrocesos que hace para explicar lo que "ocurrió en el capítulo anterior".
Esto, sin embargo, también puede llegar a ser cansado. De ahí su voluminosa apariencia. Al ser un libro que se formó de varias entregas de folletín, Los Bandidos de Río Frío puede llegar a ser repetitivo, o eso nos parece a nosotros ahora. Y no es una cosa exagerada, sólo que el autor nos repasa a veces, en capítulos posteriores, lo que pudimos haber olvidado de los anteriores. La historia que él describe no es lineal en términos generales, se trata de un desface de personajes que van de uno a otro, de un sitio al que sigue y de una situación a la otra. Muchas veces nos quedamos esperando por el desenlace de alguna cosa de un personaje y Payno lo corta para retomarlo 10 o 15 capítulos después. Es en esas situaciones cuando él recuerda al lector vagamente la historia que se había visto y que se retomará en tal o cual capítulo. A veces, incluso, este tipo de actitudes ayuda. El texto cuenta con tantos personajes que muchas veces uno puede terminar olvidándolos. Aquí es donde llega Payno y nos rescata, recordándonos esas cosas de las que debemos estar al pendiente. 
Ahora que los menciono, creo que es necesario hablar de los personajes, aunque a grandes rasgos porque son tantos que la reseña sería todavía más larga si los desgloso uno por uno. Creo que, en términos generales, todos los personajes son muy humanos. Muchos a veces terminan yendo a los extremos del bien y del mal, que son principalmente los que maneja Payno; pero por lo demás, los personajes se mantienen siempre en el filo, siendo humanos, echando a perder cosas e intentando rescatarlas. Su principal guía son las pasiones. No por esto, desde luego, significa que se dejan llevar a cada momento. Existen personajes que se sientan a pensar en más de una ocasión cuál deberá ser su siguiente movimiento para no estropear todo. Esto es una situación que me ha gustado. No son súper héroes que lo pueden todo, son personas que lo echan a perder, que afectan a terceros e incluso pueden significar su ruina o su muerte. 
Ya para terminar y no hacer la reseña más larga -tan terriblemente larga como el título de la anterior- les diré que van a necesitar un diccionario, y no precisamente por palabras complicadas, sino por palabras poco conocidas de mi cultura. Para todos aquellos que no son de México, este libro les muestra de dónde venimos y eso contra lo que hemos estado luchando por 200 años. Para los paisanos, se darán cuenta que no hemos cambiado demasiado. A grandes rasgos, creo que sirve para percatarnos de las cosas que podemos o no estar haciendo mal. En conclusión, es un libro que le recomiendo a todo el que tenga la paciencia de leerlo. Se trata de un buenísimo escrito que nos abrirá los ojos. ¿Pensaron que sólo Orwell con su Rebelión en la granja o su 1984 podrían demostrar que la sociedad está mal? Quizá debamos fijarnos un poco más en lo que tenemos cerca, en nuestro propio origen y estudiar qué es lo que pasa. En fin, se lo recomiendo a todos los que estén dispuestos a vivir una GRAN aventura digna de ser reconocida en el mundo entero.
Saludos enormes,
Los bandidos de Río FríoLos bandidos de Río Frío

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Sobre el autor


Caronte 1652 veces
compartido
ver su perfil
ver su blog

El autor no ha compartido todavía su cuenta El autor no ha compartido todavía su cuenta

Revista