Revista Ciencia

Los dispositivos móviles, un paso más cerca de autorrepararse

Publicado el 27 enero 2012 por Createandshare @CreateShareBlog

cabina-telefono

¿Cuántas veces se le ha caído su celular y ha tenido que enviarlo a reparar para que vuelva a funcionar? O peor aún, ¿alguna vez ha dado por perdido un teléfono que luego de sufrir un golpe dejó de servir? Imagine que estos problemas no existieran o que se pudieran corregir en solo unos segundos.

Un grupo de científicos de la Universidad de Illinois ha presentado la que podría ser la solución perfecta para este tipo de inconvenientes. Se trata de un circuito que tiene la capacidad de autorrepararse cuando se rompe, en fracciones de segundo, gracias a que en su interior cuenta con un líquido metálico que restablece su conductividad.

“En lugar de tener que construir circuitos redundantes o un sistema de diagnóstico y sensores, este material está diseñado para encargarse él mismo del problema”, dijo el profesor de química Jeffrey Moore, uno de los desarrolladores del proyecto. Los científicos aseguran que con su nuevo invento será posible crear dispositivos que duren mucho más.

Cuando una falla en un circuito interrumpe su funcionamiento, en cuestión de microsegundos el metal líquido llena el espacio. Los investigadores demostraron que en el 90% de sus pruebas se restableció el 99% de la conductividad original.

El ingeniero aeroespacial Scott White hizo referencia a las teclas de los celulares que dejan de funcionar por su uso, como uno de los ejemplos en los que los circuitos autorreparables podrían ayudar a extender la durabilidad de un dispositivo. “Creo que cualquier compañía querría proporcionar a sus clientes el producto que mejor funcione, y si no lo hacen, entonces otras compañías entrarán en el mercado ofreciéndolo”, dijo.

Así mismo, una de las grandes ventajas de la tecnología desarrollada por estos científicos es que los aparatos que cuenten con los chips no requieren de la intervención o el diagnóstico previo de una persona para proceder con la reparación, algo que resulta bastante bueno para los casos en que la estructura de los dispositivos sea un impedimento para intentar repararlos. “Actualmente la única forma de reparar algo es extraer el circuito que falla y sustituirlo, no hay manera de hacerlo manualmente y arreglar algo como esto”, dijo White.

Esta tecnología no solo sería útil para aumentar la duración de los dispositivos electrónicos de consumo masivo, sino que también sería aplicable en campos como la industria aeronáutica y espacial –las fallas en las aeronaves, en pleno vuelo, no generarían problemas de seguridad aérea–. Además, ayudaría a que los productos electrónicos fueran más amigables con el planeta, pues su vida útil sería mucho mayor.


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Dossier Paperblog