Revista Coaching

Los errores que cometes cuando te pones objetivos (y te impiden conseguirlos)

Por Nataliacalvetwellnesscoach @NatCalvetWCoach

Estamos llegando al final de año. Época en la que hacemos balance y nos proponemos nuevas cosas para el año que entra.

Lo de perder peso y ponerse en forma está en el orden del día. No tengo datos , pero diría que debe estar entre los propósitos de año nuevo de más de la mitad de los españoles y parte del mundo.

Lo más triste, es que seguro que el 95% de estas personas ya tenían este propósito el año pasado. Y lo seguirán teniendo el año que viene. O sea, no lo han conseguido y es muy probable que este año tampoco lo consigan.

¿Porqué?

Uno de los motivos es que no sabemos marcarnos bien nuestros objetivos y eso no nos ayuda a la hora de alcanzarlos.

Estos son los errores que más comunes:

Defines mal el objetivo

Aquí puede haber varios problemas. Uno es proponerte muchos objetivos (perder peso, ponerte en forma, dejar de fumar y aprender inglés). O querer alcanzar cosas poco realistas (perder 20 kilos en 3 semanas).

Para ponerte un objetivo, éste tiene que ser importante para ti y tiene que ser medible y específico. El objetivo es la meta, lo que quieres conseguir.

Por ejemplo, en el tema del peso, un objetivo podría ser alcanzar mi peso sano en 6 meses.

No trazas el camino

Los objetivos no sirven de nada si no te marcas un plan para conseguirlo. Por ejemplo, ¿qué vas a hacer para perder peso? Tienes que hacerte una lista de todo lo que necesitas hacer para conseguirlo.

  • Comer el 50% de verduras en todas mis comidas
  • No comer productos ultraprocesados
  • Entrenar 5 días a la semana 30 minutos…
  • Dormir cada día 7 horas

Si la lista es muy grande, márcate etapas. O sea, empieza por algo y cuando lo tengas integrado, continua con lo siguiente.

Si tenemos demasiadas cosas en nuestro plan, es muy fácil de disipemos nuestra energía y nos agobiemos. Mejor pocas cosas y bien hecho. Idealmente de 3 a 5.

Quieres hacerlo perfecto

O sea, tu mentalidad es de TODO O NADA. O lo hago perfecto o paso de todo y tiro la toalla. Es algo que trabajo mucho con todas mis maravillosas clientas ya que es un error muy habitual.

Es imprescindible aprender a dar importancia a todas y cada una de las decisiones que tomamos. Todas cuentan.

Es esencial hacer seguimiento de tu plan y no abandonar aunque no alcances la perfección. Mejorando paso a paso, con el tiempo, vas a conseguirlo. Abandonando seguro que NO.

No celebras tus logros

Otro tema de mentalidad que no te ayuda. Tenemos una creencia muy arraigada que solo se consiguen las cosas con exigencias y mano dura y eso no es así.

Poner conciencia en las pequeñas cosas que haces bien y celebrarlas, te da fuerza e impulso para seguir trabajando y mejorando.

Eso sí, ¡celebra bien! No se vale celebrar que toda la semana has comido verduras en todas las comidas, con un pastel…

Lo más importante de celebrar es sentirte orgullosa y contenta por lo que estás haciendo y consiguiendo. Y está bien establecerse premios sanos para las metas intermedias.

Huyes de la responsabilidad

Tu vida, tu salud y tu bienestar está en tus manos. No tiene sentido quejarse y lamentarse sobre tu metabolismo, tus ocupaciones, tu genética, tu familia, el entorno…

Sean cuáles sean las circunstancias, TÚ eres la responsable de cuidar de tu cuerpo y tu mente. TÚ eres la que toma cada una de las decisiones y las ejecuta.

Lo importante de perder peso y estar en forma no es tu aspecto externo, no es el reflejo en el espejo. Lo importante de estar en tu peso sano, fuerte y ágil es que te estás tomando en serio A TI MISMA, te estás poniendo la primera de la lista y le estás dando a tu cuerpo lo que necesita.

Ahora cuéntame tú, ¿qué objetivos te has marcado para este año?


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas