Revista Cultura y Ocio

Los escritores y el spam en la literatura juvenil, ¿debemos permitirlo?

Publicado el 08 diciembre 2014 por Danimaciaslit
Seguro que desde que empezasteis una nueva etapa en vuestra vida al crearos un blog literario os habéis topado con una de las mayores desesperaciones que hay en la blogosfera: los escritores noveles spameadores. Es un tema muy tabú en estos rincones pero desde que hace poco ha salido a la luz el descontento general, todos mostramos nuestro rechazo hasta este tipo de práctica abusiva.
Escritores spameadores, ¿cuál es la mejor forma de llamarlos? Gente que nos considera a los bloggeros, como bien se dijo en su día, una ONG a la que explotar para obtener beneficios. Escritores resignados que no venden, o simplemente que quieren aumentar la venta de sus obras, hacen llegar a los cientos de bloggeros correos a partir de un copia y pega. No importa si el blog ha cerrado, que no sepan tu nombre, te cambien el sexo de manera radical, te confundan con otro blog o no existas: sólo importa hacer llegar ese correo repetitivo al mayor número de reseñadores literarios. ¿Que no llega? Se envía otra vez. ¿Que llega? Lea mi libro, le regalo un ejemplar en formato ebook, que puedes encontrar en Amazon por 0,99€/unidad. Es el mejor libro que has leído nunca y seguro que te gusta. Ya muchos bloggeros se han quedado satisfechos.
Nos contaba una vez una escritora principiante indignada por twitter 'Si no contamos con el apoyo de los bloggeros, ¿qué vamos a hacer?' Podríamos haber respondido, 'escribir mejor y esmerarte en lo que pretendes hacer como trabajo', pero sería una respuesta un tanto agresiva, y creo que todos nos ahorramos el comentario. Voy a razonar desde mi punto de vista lo que creo más conveniente que se debería hacer. Se me han ocurrido un par de cosas que quiero compartir hoy con vosotros.
La primera: hacer entender a todos los que abusan de esta práctica que no estamos aquí como un método de publicidad. Cuando decidimos abrir un blog fue por la única razón que existe: compartir lecturas. Simplemente no queremos leer libros que no son de nuestro interés. Ahora mismo, y hablando en mi caso personal, en mi lista de próximas lecturas tengo más de 50 libros, y aumentando cada día, y no puedo leer este tipo de libros sólo porque me lo pidan. Y esta razón se repite una y otra vez: nos gusta leer lo que queremos, y no lo que nos piden. Por supuesto que si me ofrecen leer un libro que me interesa, aceptaré, pero no porque me lo envíen por email sin antes avisar.
La segunda: analizar tu obra de arriba a abajo. ¿Realmente le gustará a un público juvenil? ¿Cuánto tiempo le he dedicado a ella? ¿Merece ser vendida mundialmente y convertirse en bestseller? ¿Quiero venderlo como el mejor libro del mundo cuando sé que no es verdad? Y, si la obra está escrita para un público adulto, ¿por qué recurro a los blogs de literatura juvenil escritos por gente joven?
Tercero: no abusar de la autopublicación. Esta es la mayor verdad que hay, y que mucha gente se reserva decirla por miedo: si una editorial no te acepta una obra, será porquealgo falla. ¿Cuántas veces hemos oído los lectores el famosísimo 'si autopublico es porque las editoriales me rechazan'? La autopublicación no es la solución a esto. Si una obra no es consideraba lo suficientemente buena por una editorial hay soluciones: puedes autopublicarla en papel, colgarla en la red, recurrir a editoriales de pago, y un largo etcétera. ¡Incluso puedes reescribirla, puedes mejorarla! Ahora bien, si optas por estas alternativas no spamees, precisamente porque no hay ánimo de lucro, no pretendas que lo haya. Autopublicación = escribir por afición. Hay excepciones, por supuesto. Hasta puedes escribir más libros. Qué locura, ¿verdad?. Quizás hasta guste. Quizás hasta sea el próximo Harry Potter. La diferencia es que los propósitos de una autopublicación no deben de ser lucrativos, ya que falta el editor, que es un papel fundamental en todas las obras. Si ves que no aceptan un libro, revísalo, piensa qué puedes cambiar de la obra, y si persiste el rechazo, escribe más. Tus primeros libros no van a ser los mejores, practica, escribe más y disfruta haciéndolo.
Yo tengo claro que en cuanto escriba un libro lo autopublicaré si no lo considero lo suficientemente bueno, por el simple hecho de que quiero tener ese libro en papel, en mis manos, y publicado, y no porque quiero que sea el próximo bestseller interestelar.
Y cuarta razón, y la más importante: HUMILDAD Y RESPETO. Si quiere que reseñe una obra tuya, debería de tener la decencia de leer mi blog, de saber que no soy una mujer, de haber leído el formulario de contacto y saber que su obra no es apta para mi blog. Agradezco que me trate de usted, pero tengo 15 años. No me exija que lo reseñe, y dedíquese a comentar UNO POR UNO cada correo que redacte. ¿De verdad lee mi blog, me conoce y le gustaría que reseñara una obra? Por favor, envíeme un correo sólo para mí, donde lo mínimo es que me trate por mi nombre personal (Daniel, Dani para los amigos) para que yo sepa con quién está hablando, donde me cuente con sinceridad por qué quiere que su obra sea reseñada —a parte de para aumentar visitas— y no me exija nada que no quiera hacer.
Como lector, reseñador y aspirante a escritor nunca diría que no a fomentar la lectura, pero esta no es la manera apropiada. Solicitar a una persona a la que no conoces que lee y reseña por gusto que reseñe una obra, que hable de ella y de ti y que ni sabes si es de su gusto solo para aprovecharte de su blog hecho como diversión no es la manera de fomentar una obra. No es ético. Te aseguro, querido escritor, que si tu libro gusta se dará a conocer él solo, sin necesidad de ahorrarte el trabajo sucio. Y no solo se dará a conocer, sino que hablaremos de ella, nos gustará, disfrutaremos de él y será tema de conversación. Hablaremos de él entre nuestros grupos de amigos lectores y comentaremos sus pros y sus contras. Porque es así como me gusta enterarme de los libros.
Soy bloggero porque quiero dar a conocer mi punto de vista sobre las lecturas. Soy bloggero porque quiero conocer otros libros que me gusten. Soy bloggero, porque quiero conocer a gente que comparta mi mayor afición. Y soy bloggero, porque me gusta. Porque disfruto con cada publicación, porque me alegra cada nuevo seguidor, y cada comentario me saca una sonrisa. No soy un medio de publicidad, y ni yo ni la mayoría permitimos que se nos trate como tal, ni por autores ni por editoriales.
¿Cuántos caraduras te has encontrado? ¿Te han cambiado de sexo? ¿O quizás el nombre? ¿Te has encontrado burradas como las mías de este tipo? ¿O quizás como este? Cuenta tus experiencias a la blogosfera a través del hashtag en Twitter #CrónicasBloggeras y saquemos algo positivo de estos correos. Y, mientras tanto, disfrutad de los libros que os gustan, leed mucho, hablad de vuestras lecturas y decidle al mundo que estáis orgullosos de disfrutar con cada libro que cae en vuestras manos.
¿Recibís estos correos habitualmente? ¿Qué opináis de este tema? ¿Estáis de acuerdo con lo dicho en la entrada o tenéis otro punto de vista diferente? Quiero conocer vuestra opinión.

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :