Revista Opinión

Los fuertes pasos del desfile del año

Publicado el 15 julio 2019 por Carlosgu82

Cada año desde hace 7 décadas, Surquillo celebra su aniversario a lo grande. Lo que antes era un lugar lleno de haciendas dedicadas al cultivo alrededor de 1950, capaz de acoger a una cantidad incontable de personas, tanto así que tuvo que otorgarle parte de su territorio a nuevos distritos que hoy en día son espacios muy agradables y que nos ponen al centro de la mirada.

Cuenta la historia que nuestro lugar especial, Surquillo, fue participe de muchos momentos conmemorables o, mejor dicho, sucesos que quedaran en nuestras memorias. Se podrían enumerar todo aquello que resalta a nuestro distrito, pero lo que realmente impulsa a esta joven escritora es su niñez reflejada en cada una de las esquinas de este lugar. La comunidad surquillana ha demostrado sentirse tan identificada no sólo por comprometerse unos a otros y los admirables lazos de amistad que se forman, sino también, por todas aquellas familias que se unen por compartir gritos, alientos, momentos cruciales, circunstancias tenaces y sobre todo por una sola causa que es hacer de este precioso lugar un hogar conjunto, lleno de orgullos.

Como cualquier otro distrito, Surquillo demuestra ser un espacio con todo tipo de atractivos, posee pros y contras, lo más importante es encantar y resaltar cada uno de sus detalles con el único fin de enseñarle a la gente y a nuestros vecinos distritales que también somos material potencial para representar a nuestra capital Limeña. Necesitamos de gente que se mimetice, se ponga la camiseta, se haga cargo de la futura generación con sus nuevas ideas, autoridades que nos proporcionen las herramientas fundamentales para combatir cualquier tipo de riesgo y de confianza.

Hoy 14 de julio del año 2019, fui después de algunos años espectadora de uno de los desfiles más emotivos para mi persona y estoy segura que para muchos otros más, esta vez vi a algunos estudiantes adolescentes que se despedían con su última marcha, profesores que seguirían apoyando pese a los años, nuevos rostros haciendo sonar sus pasos para ganarse el puesto que se les fueron otorgados y escoltas tras escoltas, bandas tras bandas, bailes típicos con trajes alucinantes y niños quisieron verse de la misma manera que sus hermanos mayores con sus uniformes impecables. Que tal satisfacción me gané cuando pude fotografiar cada rostro emocionado por ver a sus colegios participar de este su gran escenario, un desfile impecable con muchos visitantes y me atrevería a decir que con una de las participaciones ciudadanas más notables. Tuve la oportunidad de apreciar distintos desfiles y creo que mi comparación es muy clara y no es porque sea surquillana.

La forma con la que conmemoran esta fecha por sus 70 años podría tomarse como algo rutinario, pero entonces cometeríamos un grave error al hacerlo. El desfile anual es una de las presentaciones más agasajadas y preparadas por todos, desde las personas que salen a vender en las calles o en sus mismos

negocios hasta los colegios, institutos y autoridades de todo tipo de cargo porque como lo mencioné antes la espera trae una gran satisfacción, ya que las recompensas al ver los rostros de las personas, la cara de satisfacción por los logros y el esfuerzo son el mayor premio de honor que estas personas se merecen.

Durante el tiempo que pude ser partícipe de muchas actividades que se dieron en representación por mi institución e incluso a nivel distrital por la UGEL 07, me daba cuenta de que había muchísimas cosas que aún se podían hacer, entre ellas dedicarle este artículo a mi distrito. Quiero hacer una mención especial al colegio Nuestra señora de Lourdes que en sus aulas me acogió con mis primeros escritos y voz.

Así mismo dejo presente que este desfile que se muestra como todo un espectáculo anual, se convierta en el grande merecedor de un sinfín de aplausos y de un comentario a la altura de la ocasión que todo surquillano merece para que donde estén, ellos oigan los fuertes pasos del desfile del año.


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas