Revista Viajes

Los relojes solares del Clementinum en Praga

Por Angelrequena

Los relojes solares del Clementinum en Praga

El Clementinum, el enorme complejo jesuítico del que hemos descrito la Torre Astronómica, suele visitarse para admirar la Antigua Biblioteca barroca y el Salón de los Espejos. Tan admirable, si cabe, puede ser su conjunto de deliciosos relojes solares del siglo XVII que permanecen casi ocultos en dos patios no accesibles.

No hay certeza sobre la autoría pero es muy verosímil que fueran calculados por el astrónomo jesuita Valentin Stansel (1621-1705), nacido en Moravia y fallecido en Brasil, que fue profesor en Praga antes de enseñar en Évora y San Salvador de Bahía. Uno de los relojes está fechado en 1658, época que coincide con el magisterio de Stansel en el Clementinum.

Los relojes solares del Clementinum en Praga

Los relojes dan las horas bohémicas (desde el ocaso, como las itálicas), babilónicas (desde el orto) o las solares convencionales. En algunos se mezclan los tres tipos de horas.

Los muros están orientados según los puntos cardinales, de forma que hay relojes al sur, este y oeste. Salvo el reloj visible situado en la torre astronómica, que es posterior, los otros trece están en dos patios. Cuatro se localizan en el patio que se utiliza de aparcamiento y donde es fácil entrar; los otros nueve en un bonito patio trasero con fuente.

Los relojes solares del Clementinum en Praga

Las horas bohémicas y babilónicas usan las hipérbolas de los solsticios para calcular las marcas adecuadas. Suelen ser relojes de puntero horizontal perpendicular al muro salvo en los convencionales cuyo gnomón  es el paralelo al eje de la Tierra.

La decoración al fresco con distintos motivos los hace muy atractivos. No hay que perdérselos.

En el encabezamiento reproducimos uno con los tres tipos de hora, más abajo el fechado (1658) con la muerte y horas bohémicas, una perspectiva de dos relojes y un último con horas a solis ortv.

Los relojes solares del Clementinum en Praga


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista